Miércoles, 01 marzo 2017

Finlandia como referente internacional en educación

Que Finlandia disfruta de una buena educación no es una novedad, ya sabemos que se sitúa, año tras año, en los primeros lugares en los diferentes rankings educativos a nivel mundial.

Lo que parece que no sabemos es qué hace de Finlandia un lugar con una educación tan exquisita y, lo que es más importante, lo que no podemos contestar es si ese sistema educativo es traducible al nuestro, si sus estrategias funcionarían en nuestra sociedad y si es adaptable a nuestro entorno. Estas preguntas quedan en el aire, así como las básicas de qué sería lo que tendríamos que imitar, cómo, mediante qué pasos, de dónde tendría que proceder el cambio, y cómo llevarlo a cabo.

No siempre ha sido así en Finlandia, hace unos años, su nivel educativo era similar al de Estados Unidos. El director de cine Michael Moore preguntó a profesores y a alumnos en Finlandia sobre el cambio educativo y su sistema, en comparación con el de Estados Unidos, y estos son algunos de los aspectos más llamativos:

-Alumnos en Primaria con tres o cuatro horas al día de clase, con un total de 20 horas a la semana, incluido el almuerzo.

-Deberes en secundaria de unos diez a veinte minutos máximo, que algunos alumnos deciden hacer y otros no.

-Alumnos que hablan entre dos y cuatro lenguas.

-Los profesores hablan de que los alumnos deben ser críticos con lo que se les enseña.

-Los profesores destacan como finalidad principal de la escuela que los niños sean felices.

Todas las escuelas son iguales, sea en ciudad o en afueras, sin diferencias en recursos o metodologías.

-Los profesores hablan de que todo lo que se hace fuera del aula también es aprendizaje (trepar a un árbol, hacer deporte, tocar un instrumento o “estar juntos”).

-Alumnos y docentes, en sus intercambios con EEUU, se sorprenden de los exámenes de respuestas múltiples o estandarizados, modelo que ellos no contemplan en prácticamente ningún caso.

Estos aspectos, mostrados en un vídeo de unos 10 minutos, se muestran y desarrollan en documentales más extensos que nos pueden dar una idea más clara de cómo es la educación en el país nórdico, por ejemplo en el documental The Finland Phenomenon. Inside the World´s Most Surprising School System. Además de este documental, más de doscientos vídeos pueden ser visionados en YouTube para completar, hasta cierto punto, una visión global de su sistema educativo.

books-985954__340

En nuestra universidad, este fenómeno no ha pasado desapercibido, contando, en diferentes ocasiones, con la presencia, en primera persona, de una docente de Finlandia, la pedagoga e hispanista Inger Enkvist:

-Ha colaborado en la OpenClass: Los secretos del milagro de sistema educativo finlandés

-Ha participado en la serie de entrevistas Diálogos sobre Talento, Educación y Tecnología

-Ha asisitido a una Charla coloquio sobre temas educativos

Sin embargo, en los últimos años, PISA ha relegado a Finlandia a la sexta posición de una lista que llevaba liderando mucho tiempo y, parece ser, que esto no se debe a una disminución de su calidad educativa, sino a una creciente emergencia de diferentes países asiáticos. En 2015, siguiendo la lista PISA, los 10 países que la lideraban eran los siguientes:

1. Singapur

2. Hong Kong

3. Corea del Sur

4. Japón

5. Taiwán

6. Finlandia

7. Estonia

8. Suiza

9. Holanda

10. Canadá

En todo caso, analizar los aspectos positivos en estos sistemas educativos, ya sería otro tema diferente. De ellos, de forma genérica, se destaca la importancia y prestigio otorgados a sus docentes, pero cabría preguntarse si todos estos países han llegado a esos puestos por decisiones similares o por procedimientos y caminos diferentes. Probablemente no haya un único sistema exitoso.

baby-921808__340

Volviendo al tema que nos ocupa, en España encontramos ejemplos de intentos de cambios metodológicos, o como Alfredo Hernando, en su libro Viaje a la Escuela del Siglo XXI, nos indica, también en España hay innovación. Siempre miramos hacia fuera, pero en nuestro país están surgiendo propuestas arriesgadas, creativas y novedosas que se deben tomar en consideración, como base de posibles cambios ulteriores.

En todo caso, una vez más, como en charlas anteriores, espero que podamos reflexionar sobre el tema, para ello se puede contactar a través de mi Twitter @imgende, con la finalidad de poder debatir sobre el tema y sobre las preguntas planteadas, tanto en Twitter como en este mismo espacio, en forma de comentario, ya que intercambiando ideas, todos aprendemos. Las preguntas propuestas son las siguientes:

-¿Sería posible en España tener 20 horas de colegio a la semana?

-¿Sería posible en nuestro país que todas las escuelas fueran iguales independientemente de su emplazamiento y su tipología?

-¿Sería posible reducir los deberes a veinte minutos en secundaria?

-¿Es factible que nuestros alumnos de secundaria hablen una media de tres idiomas?

-¿Es factible cambiar la metodología docente?

-¿Es posible cambiar los métodos de evaluación?

-Y todas las preguntas anteriores ¿son necesarios esos cambios? ¿algunos ya existen? ¿podrían ser negativos en nuestro sistema?

-¿Cómo deben llevarse a cabo los cambios y de dónde deben partir? ¿son realistas y alcanzables? ¿en cuánto tiempo?

-¿La evaluación PISA es adecuada? ¿mide competencias?

-¿Hay algún otro sistema educativo que podamos tomar como referencia o modelo porque se ajuste más al nuestro?

Quizás, estudiando más a fondo otros sistemas educativos que triunfan, podamos observar otras metodologías que puedan adaptarse mejor a nuestro sistema y que supongan menos cambios, o de un modo menos radical o costoso, por eso pienso que debemos seguir investigando. Independientemente de todo lo anterior, no debemos olvidar, que algunos de los mejores profesores del mundo, están en España. Algo estaremos haciendo bien. Queda analizar qué es exactamente.