Jueves, 16 enero 2020

Atención a la diversidad en el aula de Primaria: un reto para el profesorado

La atención a la diversidad en primaria es un reto para el equipo docente. En UNIR abordamos algunas medidas para trabajar este aspecto en el aula.

El desarrollo y crecimiento personal es un largo viaje que arranca en la infancia y despega en la escuela. Un viaje distinto para cada niño. Y de cada diferencia, de cada necesidad de los pequeños viajeros, surge el mayor reto para el profesorado de Primaria: atender a la diversidad de los alumnos ofreciéndoles las mismas oportunidades de aprendizaje.

Atención a la diversidad en Primaria

El ciclo de Primaria es una etapa decisiva para el desarrollo y la adquisición de los aprendizajes instrumentales básicos del alumno. Por lo tanto, es en esta etapa donde la atención a la diversidad toma especial relevancia. Así lo recoge la legislación sobre el currículo básico de Educación Primaria que, además, señala como pautas generales:

  • – La atención personalizada del alumno.
  • – Realizar diagnósticos precoces de las dificultades del desarrollo y el aprendizaje en alumnos.
  • – El uso de refuerzos para garantizar el éxito académico de todo el alumnado.
  • – La toma de medidas de intervención educativa y curriculares, tan pronto como se detecten dificultades del aprendizaje en el alumno. Estas medidas serían tres: el apoyo en el aula ordinaria, los agrupamientos flexibles y las adaptaciones curriculares.

Cada centro debe elaborar un proyecto curricular (PCC) que recoja las acciones y pautas de intervención en la atención a la diversidad de su alumnado, así como la respuesta educativa personalizada a aquellos niños con necesidades educativas especiales (NEE) que, entre otros, engloba a:

  • – Los niños que muestran dificultades en el aprendizaje y/o conductuales, ya sean puntuales o permanentes.
  • – Los alumnos con altas capacidades, comúnmente conocidos como “niños superdotados”.
  • – Aquellos con problemas de déficit de atención e hiperactividad.
  • – Los diagnosticados con trastornos del neurodesarrollo.

 El equipo docente es el encargado de diseñar las adaptaciones curriculares individuales. Estas medidas básicamente consisten en cambios en el contenido del currículo, en la metodología de enseñanza y los criterios de evaluación. El fin último de estas adaptaciones es facilitar a los alumnos con NEE los aprendizajes y trabajar sus potenciales.

Orientaciones para trabajar la diversidad en el aula

Durante el viaje de los niños a lo largo de la etapa de Primaria, el profesor se convierte en un guía para ellos. Es el adulto que camina a su lado, el encargado de atender la diversidad a pie de pista… En definitiva: el que perfilará las mejores rutas y estrategias didácticas para alcanzar los objetivos marcados por el programa curricular. ¿Cómo puede orientar su labor en la atención de la diversidad? Algunas ideas y sugerencias:

1.Conociendo a sus alumnos a fondo. Todo profesor necesita un cuaderno de viaje donde pueda recoger el historial académico de cada alumno, su personalidad, estilo de aprendizaje y situación familiar.

2.Adaptación de los contenidos. El programa de aula no puede estructurarse de una manera cerrada, si pretendemos atender los distintos ritmos de aprendizaje de los alumnos. Es mucho más factible y motivador para ellos si el profesor prioriza y secuencia los contenidos en función de las peculiaridades del grupo. Por ende, los criterios y pruebas de evaluación posterior también deben ser flexibles.

3.Utilizar métodos didácticos y actividades que promuevan la experiencia directa y la reflexión en el alumno, dos procesos básicos para interiorizar mejor los aprendizajes. En este mismo sentido, es beneficioso y enriquecedor alentar la participación y cooperación de los alumnos en el trabajo de aula.

4.Comunicación fluida, cercana y directa con el alumno; y, sobre todo, adaptada al nivel de comprensión del niño. A la hora de explicar un contenido, es mucho más enriquecedor para todo el alumnado el uso de otros canales —vídeos, dibujos, juegos— además de la típica exposición oral del tema. Algunos niños son más visuales que otros a la hora de adquirir aprendizajes o, sencillamente, la variedad de recursos y materiales didácticos les ayuda a centrar mejor su atención.

5.En el caso de los niños con NEE, es indispensable que el docente trabaje en coordinación continua con el equipo de orientación y el profesor de apoyo para un desarrollo óptimo de los programas de refuerzo y adaptaciones curriculares individuales.

 Como vemos, la labor del docente es clave en el contexto de una educación inclusiva. Una tarea que refiere un conocimiento profuso en necesidades educativas especiales, el diseño de programas de intervención educativa y la creación de recursos y materiales didácticos.

El Máster en Educación Especial online de UNIR ofrece esta formación de las competencias necesarias para la atención a la diversidad: un postgrado de especialización completo y práctico para docentes y profesionales que desean optimizar su labor y cubrir las demandas de la escuela actual.