Solicita información
InternacionalAcceso estudiantes

Día Mundial de las Redes Sociales: ¿por qué se ha asignado este día en el calendario?

El 30 de junio conmemoramos la existencia de las redes que nos conectan diariamente y que han logrado producir un gran impacto en la sociedad al revolucionar la forma en que interactuamos, nos comunicamos y compartimos información en la era digital.

El 96,9% de los adolescentes entre 14 y 19 años usa internet a diario.

El acceso a internet y las redes sociales han modificado la forma en que los niños y adolescentes se relacionan con los demás. Hoy en día, estas herramientas digitales se han convertido en una parte fundamental de la vida de los jóvenes, permitiéndoles estar conectados con amigos y familiares de una manera inmediata y constante. Sin embargo, el uso excesivo de estas plataformas puede generar problemas en el desarrollo social y emocional de los jóvenes, así como una mayor vulnerabilidad a riesgos como el acoso cibernético o la exposición a contenidos inapropiados.

¿Qué datos tenemos?

Cada vez se presta más atención a esta realidad y se van generando más datos que alarman sobre la situación. La Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) publica anualmente desde hace dos décadas un informe que presenta los resultados sobre el uso de internet en España. Los datos del informe actual exponen que el 96,9% de los adolescentes entre 14 y 19 años usa internet a diario. Respecto a la preferencia de redes sociales, Instagram (67%) es la más utilizada y se sitúa por primera vez por delante de Facebook (66,1%), mientras que Twitter (46,8%) ocupa el tercer lugar.

Según un estudio reciente, los estudiantes de educación secundaria pasan cuatro horas más conectados a internet que el tiempo que dedican a sus estudios. El informe titulado “Familias hiperconectadas: el nuevo panorama de aprendices y nativos digitales” (2021) concluye que los jóvenes se conectan a internet de forma excesiva, lo que puede afectar negativamente a su rendimiento académico y su desarrollo personal.

Por otro lado, el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud y la Fundación MAPFRE realizaron el estudio “Jóvenes en el mundo virtual: usos, prácticas y riesgos” (2019), que revela que la información que se encuentra en internet puede ser dañina, especialmente para los jóvenes que aún se encuentran en proceso de maduración y no tienen la capacidad para filtrarla. El estudio indica que un alto porcentaje de jóvenes ha tenido acceso a contenido inapropiado, como mensajes de odio hacia ciertos individuos o colectivos, páginas que promueven el consumo de drogas y la extrema delgadez, así como contenidos explícitamente violentos o sexuales. Esto destaca la necesidad de una supervisión adulta y un mayor control en el acceso a internet por parte de los jóvenes.

Las redes sociales y la adicción a internet

La adicción a internet y a las redes sociales se ha convertido en un problema cada vez más frecuente entre los niños y adolescentes. La facilidad de acceso a estas plataformas y la sensación de inmediatez y gratificación que ofrecen pueden llevar a algunos jóvenes a un uso excesivo y descontrolado. Esta adicción puede afectar negativamente al desarrollo cognitivo, social y emocional de los jóvenes, aumentando el riesgo de aislamiento, problemas de conducta, ansiedad y depresión.

adicción a internet

Cuando los adolescentes que padecen adicción a las redes sociales se ven imposibilitados para conectarse, experimentan un síndrome de abstinencia que se manifiesta en forma de malestar emocional, disforia, dificultades para conciliar el sueño, irritabilidad e inquietud.

¿Qué indicadores conocemos de adicción a internet?

A grandes rasgos podemos ver algunos indicadores de alerta:

  • El aumento del uso del teléfono móvil se convierte en un obstáculo significativo en la vida cotidiana de un menor y pierde interés en otras actividades.
  • Puede comenzar a afectar su rendimiento académico y su participación en actividades extracurriculares o sociales.
  • Este comportamiento puede generar conflictos entre el menor y sus padres.
  • El niño niega la existencia de un problema.
  • También puede mentir y manipular para poder dedicar más tiempo a dispositivos electrónicos, como ordenadores, consolas de videojuegos o teléfonos móviles, ya que los usa para aliviar su malestar emocional.

Además, la adicción puede generar problemas en distintas áreas de la vida del menor, como la familiar, escolar o relacional, así como en la higiene personal, el sueño y la alimentación. Los niños adictos al móvil pueden aislarse de su familia y amigos, mostrarse irritables, ansiosos y enojados, especialmente cuando no tienen acceso al dispositivo. Asimismo, suelen negarse a dialogar y recurrir a autoengaños, negaciones de la realidad y justificaciones para seguir utilizando el móvil.

¿Qué pautas de uso debemos seguir?

Resulta necesario que los padres y educadores guíen a los jóvenes en el uso responsable y seguro de internet y de las redes sociales, y fomenten una relación equilibrada y consciente. Deben estar alerta a los posibles signos de adicción, ofrecer estrategias necesarias para el uso adecuado de estas herramientas, y establecer límites claros en su uso, impulsando la actividad física y social fuera del mundo digital. A continuación, se enumeran algunas pautas que pueden seguir padres y educadores para evitar la adicción a internet de los menores:

  • Establecer límites de tiempo claros para el uso de dispositivos electrónicos.
  • Fomentar actividades físicas, deportivas, creativas y sociales fuera del ámbito digital.
  • Educar a los menores en el uso responsable y seguro de internet y las redes sociales.
  • Enseñar a los niños a ser críticos con la información que encuentran en internet.
  • Establecer un lugar común en casa para los dispositivos electrónicos y evitar su uso en las habitaciones de los menores.
  • Fomentar la comunicación abierta y sincera con los hijos sobre su uso de dispositivos electrónicos y los peligros potenciales de la adicción a internet.
  • Limitar el acceso a ciertas aplicaciones o juegos que pueden ser más adictivos.
  • Monitorear el uso de internet de los menores y estar atentos a los signos de adicción.
  • Proporcionar a los niños y adolescentes alternativas saludables para aliviar el estrés y la ansiedad, como la meditación o la lectura.
  • Buscar ayuda profesional si se sospecha que el niño tiene un problema de adicción.

Debemos recordar que las redes sociales surgieron como una herramienta que promueve una comunicación más efectiva y eficiente entre la población mundial, permitiéndonos estar conectados y bien informados en todo momento, aprovechando para ello las ventajas que nos ofrece internet, una plataforma globalizada. La educación en el uso responsable de la tecnología es crucial para evitar la adicción y otros problemas asociados. En última instancia, se trata de fomentar un uso consciente y crítico de la tecnología, para que los menores puedan beneficiarse de sus ventajas y evitar sus peligros.

*Patricia Solís García es docente de UNIR. Nominada a mejor docente en los Premios Educa Abanca 2022.

Referencias

Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación.

Megías, I. y Rodríguez, E. (2018). Jóvenes en el mundo virtual: usos, prácticas y riesgos. Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud. Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Qustodio (2019). Familias hiperconectadas: el nuevo panorama de aprendices digitales.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Pedagogos y empresas.

    Salidas profesionales (al alza) de los pedagogos en el ámbito empresarial

    Gestión de la formación en las organizaciones, asesoramiento en los departamentos de RRHH, dirección y gestión de centros educativos y empresas… Las posibilidades de empleabilidad de los pedagogos ganan enteros en el mercado laboral. Las empresas buscan actitudes; las aptitudes se tienen o se aprenden.

    La influencia de los reflejos primitivos en el desarrollo de los niños: orígenes, tipos y prevención

    ¿Qué nos hace caminar de pie o juntar instintivamente los labios para absorber? Eva Rodríguez, docente en el Curso de Experto Universitario en Psicomotricidad y Neuromotricidad de UNIR, profundiza en la influencia de estos reflejos primitivos en niños con dificultades o trastornos de aprendizaje.

    La inteligencia naturalista y cómo fomentarla en el aula

    La inteligencia naturalista es la capacidad para observar la naturaleza e identificar sus elementos. Gracias a ciertas actividades se logra fomentar esta habilidad y el pensamiento científico.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado