Miércoles, 20 noviembre 2019

Cómo ascender en la Guardia Civil

El Cuerpo de la Guardia Civil es un instituto de naturaleza militar con una organización propia. Dentro de ella hay varias escalas y categorías para las que se exigen diferentes niveles de estudios. Descubre con UNIR cómo es la carrera profesional de la Guardia Civil, las formas de acceso y ascenso y los beneficios de hacerlo con una formación universitaria.

Escalas en la Guardia Civil

El personal de la Guardia Civil se distribuye en tres escalas que, a su vez, se organizan en categorías. Dentro de ellas hay diferentes empleos y cometidos:

–Oficiales: la categoría de oficiales la integran tenientes, capitanes, comandantes, tenientes coronel y coroneles. Además, hay una categoría de oficiales generales formada por el general de brigada, general de división y el teniente general.

–Suboficiales: sargento, sargento primero, brigada, subteniente y suboficial mayor.

–Cabos y guardias: es la escala más básica formada por guardias civiles, cabos, cabos primero y cabo mayor.

Acceso a la Guardia Civil

El Real Decreto 131/2018, de 16 de marzo, regula el acceso a la Guardia Civil. Se contemplan dos posibles opciones:

–Acceso directo: por concurso oposición abierto a todos los españoles siempre que cumplan los requisitos de cada plaza para adquirir la condición de militar de carrera de la Guardia Civil.

–Promoción profesional: el acceso a determinadas escalas solo es posible por promoción interna. Así, por ejemplo, el ascenso a la escala de suboficiales es desde la de cabos y guardias y a la de oficiales desde la de suboficiales.

Cómo ascender en las distintas escalas de la Guardia Civil

–Escala de cabos y guardias: el nivel de estudios requeridos para ingresar es el graduado en Educación Secundaria (ESO) o equivalente. Es necesario haber cumplido los 18 años y no superar los 40. Además del acceso libre se reservan plazas para militares profesionales de tropa y marinería con al menos cinco años de servicio y para alumnos del Colegio de Guardias Jóvenes. El acceso de guardia civil a cabo es por concurso-oposición para guardias civiles con una antigüedad de tres años.

–Escala de suboficiales: promoción interna desde la escala anterior (al menos dos años de servicio en la misma). En el año que se publiquen las convocatorias no se pueden superar los 51 años. De sargento a sargento primero se asciende por antigüedad, a brigada y subteniente por el sistema de clasificación y de subteniente a suboficial mayor por el de elección.

–Escala de oficiales: se puede acceder con estudios universitarios o sin ellos. Para este último caso es necesario haber finalizado el Bachillerato y superado la prueba de acceso a la universidad (PAU). Para la promoción profesional en la modalidad de cambio de escala hay que estar en posesión de un título universitario de grado, licenciado, arquitecto o ingeniero. 

Respecto a la promoción interna para la escala de oficiales también tienen la posibilidad de optar aquellos que hayan superado 120 créditos ECTS del grado en Gestión de Seguridad Pública.

Respecto a la promoción interna para la escala de oficiales también tienen la posibilidad de optar aquellos que hayan superado 120 créditos ECTS del grado en Gestión de Seguridad Pública. En estos dos últimos casos el período de formación incluye dos cursos académicos en la Academia de Oficiales de la Guardia Civil de Aranjuez. Para los aspirantes sin estudios universitarios los cursos se amplían a cinco, los dos primeros en la Academia General Militar del Ejército de Tierra (Zaragoza).

Beneficios de contar con estudios universitarios

Independientemente de la escala a la que queremos acceder (o promocionar) dentro de la Guardia Civil una formación universitaria siempre jugará a nuestro favor. En la básica (cabos y guardias) -además de una prueba de ortografía, de lengua extranjera (inglés o francés), psicotécnico y pruebas físicas- hay que superar un examen sobre temas de Derecho Civil, Penal, Administrativo, de la Unión Europea, Prevención de Riesgos Laborales…

Por eso contar con estudios universitarios de la rama jurídica -como el Grado en Derecho, Grado en Criminología, y el doble Grado en Derecho y Ciencias Políticas– ayudará a superar más fácilmente la oposición.

En el caso de escalas superiores, como la de oficiales, si bien no es requisito imprescindible acreditar un título universitario, disponer de él supone que el plan de estudios dentro de las academias militares se reduce de cinco a dos. En función de hacia dónde se quiera orientar la carrera profesional en la Guardia Civil será de utilidad contar con estudios en Derecho, Química, Ingeniería Eléctrica, Electrónica Industrial o Informática.

Conocer la organización interna de la Guardia Civil y cómo ascender en el Instituto Armado contribuye a elegir mejor entre las diferentes posibilidades.

La carrera profesional dentro de la Guardia Civil es una opción laboral más. Conocer su organización interna y cómo ascender en la Guardia Civil contribuye a elegir mejor entre las diferentes posibilidades.