Solicita información

La falsedad documental: en qué consiste, tipos y ejemplos

Falsificar una firma en un documento oficial, duplicar una tarjeta de crédito o cambiar los datos en un testamento son algunos ejemplos de falsedad documental.

La falsedad documental se comete cuando se modifican, alteran o falsifican determinados elementos de un documento verdadero o se crea uno nuevo a partir de datos falsos. Estos delitos están regulados en el Capítulo II, De las falsedades documentales, del Título XVIII del Código Penal, en concreto de los artículos 390 a 399. Se trata de un delito doloso, es decir, que quien lo comete lo hace siendo consciente de que se trata de una actividad ilícita y de que conoce sus consecuencias. Lógicamente, no abarca todo tipo de documento, sino aquellos que tengan efectos penales.

Al respecto, el artículo 26 del Código Penal indica que “se considera documento todo soporte material que exprese o incorpore datos, hechos o narraciones con eficacia probatoria o cualquier otro tipo de relevancia jurídica”. 

Falsedad documental

Tipos de falsedad documental

En función del tipo de documento falsificado, el Código Penal distingue cuatro tipos de falsificación documental.

  • Falsificación de documentos públicos, oficiales y mercantiles de los despachos transmitidos por servicios de telecomunicación

Falsificaciones realizadas por funcionarios y autoridades públicas (arts. 24 y 427), ya que son los que tramitan y gestionan documentos públicos, oficiales y mercantiles, como un pasaporte o la matrícula de un coche. En concreto, el artículo 390 del Código Penal recoge:

“Será castigado con las penas de prisión de tres a seis años, multa de seis a veinticuatro meses e inhabilitación especial por tiempo de dos a seis años, la autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de sus funciones, cometa falsedad:

    • Alterando un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial.
    • Simulando un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error sobre su autenticidad.
    • Suponiendo en un acto la intervención de personas que no la han tenido, o atribuyendo a las que han intervenido en él declaraciones o manifestaciones diferentes de las que hubieran hecho.
    • Faltando a la verdad en la narración de los hechos”.

Este tipo de delito también lo puede cometer un particular, con penas de entre seis meses a tres años de prisión y multa de seis a doce meses.

Falsedad documental

  • Falsificación de documentos privados

Similar al anterior, pero comprende solo documentos privados –como un contrato de compra-venta– y, además, el sujeto activo es siempre un particular. Sus penas son menores, ya que oscilan entre los seis meses y los dos años (artículo 395 del Código Penal).

  • Falsificación de certificados

Puede ser ejecutado por funcionarios públicos, autoridades, facultativos o particulares. En los dos primeros casos, además de la correspondiente sanción, se les impondrá una pena de suspensión (de seis a dos años). Las multas van de los tres a los doce meses.

Se considera que ha cometido un delito tanto la persona que realiza la falsificación como el que usa el documento en cuestión sabiendo que es falso. Como excepción, estarían los certificados relacionados con la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

  • Falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje

El artículo 399 bis del Código Penal establece que “el que altere, copie, reproduzca o, de cualquier otro modo, falsifique tarjetas de crédito o débito o cheques de viaje, será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años. Se impondrá la pena en su mitad superior cuando los efectos falsificados afecten a una generalidad de personas o cuando los hechos se cometan en el marco de una organización criminal (aclarar qué es organización criminal y grupo criminal ex art. 570 bis CP) dedicada a estas actividades”.

Falsedad documental

Ejemplos de falsedad documental

¿Cuándo se considera que se ha cometido un delito de falsedad documental? Como se ha explicado, puede ser de diferentes tipos y cometido por diversos sujetos, pero siempre tiene que haber una serie de elementos comunes, como son:

  • Alteración de la verdad de un documento. Por ejemplo, un DNI falso, firmar por otra persona en una acta notarial o modificar los ingresos para acceder a una vivienda pública.
  • Narrar hechos falsos de modo consciente. 
  • Atestiguar con mentiras diciendo que en un acto han intervenido personas que en realidad no lo han hecho, como en la modificación de una herencia o atribuirles declaraciones que no realizaron.

Falsificar un pasaporte, la matrícula de un coche, un cheque, la cuenta de pérdidas y ganancias de una empresa, una factura, copiar una tarjeta de crédito, falsear la firma del testador en un testamento… son algunos ejemplos de delito de falsedad documental.

Falsedad documental

Penas por falsedad documental

Este tipo de delito se considera muy grave y se castiga con multas elevadas y penas de prisión. Las mismas dependerán del sujeto que lo cometa, el documento falsificado y las consecuencias de dicho acto. Así, las multas pueden ser de tres a veinticuatro meses y, en los casos más graves, prisión de tres a seis años. En el caso de funcionarios públicos o autoridades se añadirá, además, la inhabilitación (de dos a seis años) y suspensión de empleo (de seis meses a un año).

Dictaminar si un documento (o alguno de sus elementos) son verdaderos o no corresponde a los peritos caligráficos. Se trata del profesional que analiza los posibles cambios, falsificaciones, alteraciones… a través de diferentes técnicas y procesos científicos.

Como abogado, es necesario conocer en detalle cuándo se comete un delito de falsedad documental, cuestiones que se estudian en el Grado en Derecho y que se profundizan en el Máster en Abogacía.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    La administración electrónica en España: ¿a medio camino?

    La inversión en digitalización de las administraciones públicas en las últimas décadas ha permitido que España se encuentre en muy buena posición a la hora de impulsar políticas en pro del entorno virtual. ¿Son suficientes?

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado