Jueves, 11 mayo 2017

Estilos de aprendizaje: clasificación sensorial y propuesta de Kolb

Hay dos clasificaciones de estilos de aprendizaje muy estudiadas: la sensorial y la de Kolb. Debemos empezar recordando que el estilo que tiene una persona para aprender resulta de una combinación de distintos factores: cognitivos, afectivos y psicológicos.

 

La clasificación sensorial 

La clasificación sensorial, también denominada VAK, destaca que todos tenemos una sentido favorito y que podemos mejorar el aprendizaje si contemplamos estas preferencias sensoriales. Principalmente, se distinguen tres grandes sistemas para asimilar la información recibida:

 

Visual

adult-2178656__340

Es un estilo relacionado con ver y leer. Los alumnos visuales:

-Prefieren leer a escuchar.

-Captan grandes cantidades de información solo mirando, piensan en imágenes, y visualizan en detalle.

-Tienen más facilidad para recordar grandes cantidades de información con rapidez.

-Visualizar les ayuda a crear relaciones entre diferentes ideas y conceptos.

-En clase toman notas y apuntes.

-Realizan resúmenes y esquemas.

-Subrayan y escriben en los márgenes de los libros o apuntes.

-Suelen responder mejor a exámenes escritos.

Algunos ejemplos de acciones relacionadas: ver, mirar, leer, imaginar, buscar diferencias, comparar imágenes, escribir, pintar o dibujar.

Ejemplos de recursos útiles para este tipo de estudiantes: diagramas, esquemas, imágenes, películas, enciclopedias, mapas, folletos, revistas, internet, diccionarios, dibujos, fotografías, cartas, emails, documentales, crucigramas, obras de arte, diapositivas, power points o mensajería instantánea, entre otros.

 

Auditivo

music-1729496__340

Este estilo está relacionado con hablar y escuchar. Sirve para unir ideas o elaborar conceptos abstractos con la misma destreza y rapidez que el sistema visual. Los alumnos auditivos:

-Prefieren escuchar a leer. Si tienen que leer, les gusta hacerlo en alto.

-Aprenden mediante explicaciones orales.

-Tienen más destreza para aprender idiomas y música.

-Siguen instrucciones orales diligentemente.

-Se graban para estudiar y escuchan sus grabaciones.

-Repasan los apuntes en voz alta, hablando consigo mismos.

-Les gusta estudiar en grupo para poder debatir y contrastar.

-Suelen responder mejor a exámenes orales.

Algunos ejemplos de acciones relacionadas: escuchar, oír, cantar, telefonear, debatir, contar, narrar, preguntar o responder.

Ejemplos de recursos útiles para este tipo de estudiantes: canciones, dispositivos móviles, vídeos, grabaciones propias y ajenas, documentales, películas, vídeo, charlas, conferencias, radio en streaming o mensajería instantánea, entre otros.

 

Kinestésico

hand-791230__340

Este estilo está relacionado con tocar y hacer. El aprendizaje suele ser más lento que cualquiera de los otros dos y se necesita más tiempo. Los alumnos táctiles:

-Captan información a través de sensaciones y movimientos.

-Hacen dibujos o esquemas en vez de copiar al pie de la letra los apuntes.

-Estudian moviéndose y haciendo pausas frecuentes.

-Les gusta estudiar en grupo.

-Relacionan los nuevos conocimientos con los que ya tenían y con la vida real.

-Suelen responder mejor a exámenes de carácter práctico o de laboratorio.

Algunos ejemplos de acciones relacionadas: tocar, sentir, moverse, andar, correr, saltar, cocinar, interpretar, oler o bailar.

Ejemplos de recursos útiles para este tipo de estudiantes: barro, plastilina, piezas de construcción, crucigramas, juegos de mesa, mapas, instrucciones, recetas, diccionarios, enciclopedias, excursiones o visitas, entre otros.

 

La mayoría de personas empleamos los tres sistemas de manera desigual. Potenciamos unos más que otros y se desarrollan proporcionalmente al uso que de ellos se haga. Por lo general absorbemos con mayor facilidad aquella información que viene por la vía que más empleamos y a la que estamos acostumbrados. Además, como se puede intuir de los aspectos anteriores, el uso de un sentido u otro de forma preponderante no excluye al resto, de ahí que, por ejemplo, un mapa, pueda ser tan útil para un alumno visual como para otro kinestético, todo dependerá de cómo les pidamos hacer la actividad. En este punto, sería importante plantearse si todos los alumnos deberían hacer la misma actividad, si deberían tener el mismo material o si deberían hacer lo mismo con él.

Para evaluar qué método utilizamos con mayor frecuencia, nos podemos hacer la pregunta: ¿qué recuerdas después de que te presenten a alguien? ¿Su cara (visual)? ¿Su nombre (auditivo)? ¿La impresión o sentimiento (kinestésico) que la persona produjo?

A pesar de considerarse estos tres estilos básicos, algunos autores introducen variaciones, como sucede con otras clasificaciones, aunque no entraremos en ello.

not-hear-2230770__340

 

 

 

 

La clasificación de Kolb 

David Kolb, un teórico educativo de procedencia estadounidense, creía que el aprendizaje se desarrollaba a partir de tres factores causales: genética, experiencias de la vida y experiencias del entorno.

De este modo, definió cuatro tipos de aprendizajes:

Convergente 

Las habilidades predominantes de personas convergentes hacen referencia a la experimentación activa. Estos alumnos:

-Son prácticos.

-Buscan solucionar problemas.

-Suelen mostrar intereses tecnológicos.

Ejemplos de actividades y recursos relacionados: manuales, gráficos y mapas, orientación, experimentos o demostraciones prácticas.

 Divergente

Las habilidades más frecuentes en personas divergentes hacen referencia a las áreas de la experiencia concreta y la observación reflexiva. Estos alumnos:

-Quieren conocer y sopesar diferentes puntos de vista.

-Tienen una mente abierta.

-Reflexionan antes de tomar decisiones.

-Siempre están dispuestos a recibir retroalimentación.

-Les gusta escuchar.

-Son emocionales y creativos.

-Suelen mostrar interés por las artes.

Ejemplos de actividades y recursos relacionados: lluvia de ideas, crucigramas, predicción de resultados, realización de experimentos, acertijos o rompecabezas.

school-2051712__340

Asimilador

Las habilidades predominantes en personas asimiladoras están relacionadas con la abstracción y los estudios teóricos. Los alumnos:

-Prefieren leer y estudiar.

-Prefieren trabajar de forma individual.

-Se muestran más interesados en las ideas abstractas que en las personas y los sentimientos.

-No son especialmente sociables.

-No se preocupan por la aplicación práctica de la teoría.

-Precisan explicaciones teóricas claras.

-Suelen mostrar interés por carreras científicas.

Ejemplos de actividades y recursos relacionados: lectura de textos, informes escritos, dictados, diccionarios, apuntes o conferencias.

Acomodador

Las personas acomodadoras muestran habilidades de carácter experimental. Los alumnos:

-Se fían de su intuición.

-Actúan y deciden sin demasiada reflexión previa.

-Son activos e impacientes.

-Muestran interés por el trabajo en grupo.

-Preferentemente emplean el enfoque de ensayo-error.

Ejemplos de actividades y recursos relacionados: trabajos grupales, gráficos ilustrativos, expresión artística, estudios de campo o experimentos científicos.

 

Podemos intentar averiguar nuestro estilo, o el de nuestros alumnos, empleando cuestionarios más o menos complejos, preparados para ello.

Por otra parte, este mismo autor desarrolló lo que hoy en día conocemos como aprendizaje experiencial, según el cual en todo proceso de aprendizaje hay diferentes pasos que se repiten cada vez que incorporamos algún concepto nuevo.

Estas son las fases:

1. Observación de las experiencias inmediatas y concretas.

2. Reflexión para comenzar a construir una teoría general de lo que ha observado.

3. Formación de conceptos abstractos y generalizados, basados en hipótesis.

4. Prueba de las implicaciones de sus conceptos en situaciones nuevas.

concept-1868728__340

El estudiante asimilador parece tener más posibilidades de ser visual; el divergente compartiría su carácter visual con una tendencia marcadamente auditiva; el acomodador y el convergente parecen más inclinados hacia un aprendizaje kinestético o práctico.

A modo de conclusión podemos ver que se dan múltiples conceptos teóricos sobre cómo aprendemos y captamos la información recibida, puesto que cada persona aprende de un modo distinto.  No hay una metodología mejor que otra, sino que emplear distintos aprendizajes en el aula como docentes es sinónimo de atender a la diversidad y a las diferentes inteligencias presentes, involucrando a más alumnos en el proceso.

 

(Este post ha sido elaborado de forma conjunta por Josepa Hornos Calderó, Beatriz Lema López e Ingrid Mosquera Gende.

Josepa Hornos Calderó es estudiante del Grado en Maestro de Educación Infantil de UNIR. Es licenciada en Psicología y dirige una escuela infantil desde hace cinco años en un municipio de Tarragona (Cataluña), en el que también trabaja como educadora.

Beatriz Lerma López es también estudiante del Grado en Maestro de Educación Infantil de UNIR. Trabaja como maestra en una escuela de Barcelona.)