Martes, 14 abril 2020

E-learning: cuáles son las técnicas y herramientas de docencia online más recomendables y eficaces

En tiempos de confinamiento generalizado, el estudio en casa se ha tornado un camino imprescindible para que la educación siga llegando a millones de hogares. Docentes de educación primaria, secundaria, y también de las universidades, se aprestan por estas horas a trasladar sus conocimientos a través del E-learning.

¿Y cuáles son las herramientas más utilizadas y recomendables en la actualidad, que garantizan eficacia y permiten que los estudiantes puedan continuar con su aprendizaje, en este contexto atípico que atravesamos?

lear2

Natalia Padilla es coordinadora del Máster Universitario en E-Learning y Redes Sociales online de UNIR. Desde su óptica, una de las herramientas que más están usando los maestros y profesores es Classroom, de Google. “Es una herramienta que permite definir aulas, colocar materiales, enviar trabajos, calificar y, sobre todo, permite que el profesor y los alumnos interactúen por medio de mensajes”, comenta.

ClassDojo: con recompensas por las tareas realizadas

Describe otra para los niveles iniciales: “Podríamos citar ClassDojo, como mecanismo de recompensa por las tareas realizadas por los más pequeños y para comunicarse con las familias, pudiendo los docentes enviar las tareas a los padres y éstos consultarles las dudas por medio de mensajes”.

Aunque esta herramienta no permite realizar un intercambio tan formal como la anterior, sí mantiene “conectados” a los más pequeños, por medio de mecanismos de recompensas virtuales. De este modo, usa técnicas de gamificación.

ClassCraft y otras herramientas recomendables

Padilla también destaca otras herramientas con más funcionalidades para alumnos más mayores, como ClassCraft que, además, “puede conectarse fácilmente con classroom”.

A la hora de hablar de mayor eficacia de las técnicas docentes en un entorno de E-learning, la experta aclara que es necesario determinar el nivel en el que nos encontremos.

Además, existen diferentes herramientas que facilitan el uso de audio y vídeo, “por lo que podemos generar o mantener la comunidad de aprendizaje, sobre todo, si son alumnos que vienen de un entorno presencial y se ven abocados a un cambio por alguna circunstancia, como nos encontramos ahora”.

lear3

En esta línea, Natalia cita técnicas de flipped classroom, aprender para enseñar, debates, etc. “Favorecerán que todos los alumnos se involucren más en el proceso y se sientan más protagonistas de su propio aprendizaje”. En ese sentido, considera que es importante la labor de mediación o moderación, “reconduciendo las informaciones, en caso de ser necesario, de una forma siempre constructiva y creando un ambiente de confianza donde todos se sientan libres de participar”.

Metodologías innovadoras

En la titulación de UNIR, el MU en E-learning y Redes Sociales, se resalta la importancia de poder contar con profesionales que sean capaces de proporcionar las herramientas didácticas y tecnológicas para introducir y tomar parte en metodologías innovadoras en diferentes entornos de aprendizaje.

Para avanzar en la formación online es necesario tener un perfil que abarque la docencia y la tecnología”

“Para avanzar en la formación online o, en general, en el uso de tecnología educativa, ya sea en entornos online o presenciales, es necesario tener un perfil que abarque la docencia y la tecnología”, asegura Padilla.

Por ello, contar con formación en este sentido permite “afrontar los procesos de incorporación de tecnología con mayor seguridad, conociendo un conjunto de herramientas y metodologías pero, además, contando con un background que permita saber ir a buscar nuevas herramientas o soluciones a situaciones que se nos plantean en el proceso”.

lear4

¿Cuáles son las estrategias (educativas y sociales) a seguir más certeras en entornos de aprendizaje online formales e informales? Para la docente, en los entornos online “es muy importante ‘aprender a aprender’. Y eso cobra mucha importancia cuando estamos en entornos exclusivamente informales”. Y pone un ejemplo: “Todos hemos consultado algún vídeo tutorial o buscado información sobre alguna cuestión que queríamos aprender”.

“En esos procesos -continúa- es importante tener las habilidades de discriminación de información relevante, evaluación del tiempo que tengo frente al que requiere el material y, para llegar a buen puerto, la constancia necesaria”.

Participación activa en redes sociales

Otra opción es suscribirse a un grupo de una temática que nos interese para mantenernos actualizados sobre algún tema, según destaca. “En las redes sociales hay diferentes opciones para este enfoque, que suelen permitir la participación activa de todos los integrantes por medio de comentarios. Este tipo de enfoques no son incompatibles con un aprendizaje formal, más bien al contrario, lo enriquecen”.

Por ejemplo, plantea algún tipo de debate en redes sociales, crear un grupo de discusión o conectarnos a algún canal concreto. “Este tipo de enfoques, con un control temporal y con objetivos concretos, aportan en positivo al proceso educativo”, manifiesta.

lear5

Las metodologías didácticas necesarias para la correcta aplicación del E-learning incorporan cada vez más elementos. Entre los enunciados por la profesora de UNIR, destacan gestores de aprendizaje (LMS), guionización de simulaciones educativas, ludificación y aprendizaje basado en juegos, junto con conocimientos sobre estándares de E-learning o pautas de usabilidad.

Diseñar buenas estrategias de aprendizaje online tiene su complejidad, entre otras cosas, por la variedad de tipologías y elementos que podemos encontrar. A continuación, Padilla se refiere específicamente a dos de ellas:

a) Técnicas de gamificación

Se usan en varios entornos y permiten incluir elementos de juego en entornos que no son divertidos, con objeto de mejorar la motivación de los participantes. En particular, en la educación, se usa en diferentes niveles, desde primaria hasta educación superior, con distintos grados de profundidad, distintos periodos temporales, etc.

b) Uso de LMS

En entornos puramente online, el uso de un LMS es indispensable, ya que permite hacer una temporalización de los contenidos, entregarlos al alumno, comunicarnos con él y recibir sus trabajos, todo de forma centralizada. Es un espacio de encuentro y de creación de una comunidad que permite al alumno sentirse acompañado en su proceso de aprendizaje. Debe permitirse que esos materiales y esos recursos puedan llegar de manera adecuada a los usuarios. Por tanto, es importante elegir bien el tipo de presentación que hacemos y elegir recursos que sean accesibles o, en su caso, recursos alternativos.

lear6

Las personas que se interesen por este campo de E-learning, que cursen un máster como el que ofrece UNIR, tienen grandes posibilidades por delante: “Principalmente, por la necesidad de la complementariedad de perfiles. Es habitual que se tenga un perfil docente o un perfil técnico, por lo que avanzar en cada uno de ellos y completar con el otro permite que el profesional tenga una formación más completa, que le permita desarrollarse en entornos con tecnología educativa, ya sea de forma presencial, semipresencial u online”, destaca Padilla.

Las empresas y el teletrabajo

Finalmente, Natalia considera que el E-learning, en la situación sanitaria y social que vivimos, es la mejor respuesta que numerosas instituciones han encontrado a la demanda de sus usuarios. “Si miramos desde un punto de vista general, el teletrabajo se ha revelado como opción para que las empresas continúen funcionando y, por tanto, para que los empleados no pierdan sus puestos de trabajo”, indica.

Numerosas instituciones han migrado o están migrando al modelo de enseñanza online, que es la esencia de UNIR”

Asimismo, agrega: “Visto desde el punto de vista educativo, numerosas instituciones han migrado o están migrando a este modelo. Si bien la enseñanza online estaba más explotada para perfiles de estudiantes con responsabilidades profesionales y familiares, ahora se presenta como una opción universal, que permite que todos, desde sus hogares, continúen formándose”.

Desde su punto de vista, “este cambio forzoso y repentino puede estar presentando alguna dificultad, pero creo que se ofrece como una solución más que adecuada, si no la única posible, en la situación actual”. En el caso de UNIR, “este modelo es la esencia de nuestra Universidad. Seguimos trabajando igual, por lo que nuestros alumnos no han notado ningún cambio y el proceso formativo sigue su curso habitual”, concluye.