Select Page

Cómo hacer networking de manera eficaz para encontrar empleo

Por Carles M. Canals | Management Content Specialist 17-02-20

¿Networking o “enchufe”? Cómo buscar empleo de manera eficaz. Muchos confunden las técnicas para encontrar trabajo con los clásicos “enchufes” laborales. Pero se equivocan.

 

¿Es cierto que quien tiene un enchufe tiene un trabajo? Quien dice enchufe dice “contacto”, “cuello”, “conecte” o como se quiera llamar a esa relación con una persona capaz de contratar a otra.

En bastantes países hoy desarrollados, el “enchufe laboral” ha sido durante mucho tiempo la vía natural para encontrar trabajo. Sin ir más lejos, la Real Academia incluye esta acepción en su diccionario al definir la palabra “enchufe”: “Cargo o destino que se obtiene sin méritos, por amistad o por influencia política”.

Pero el ‘enchufe’ tiene cada vez menor cabida en las sociedades desarrolladas. Por varios motivos.

  • Para acceder a la mayoría de los empleos de la administración pública hay que superar unas oposiciones o pruebas de acceso con evaluaciones objetivas.
  • En el sector privado, la competencia entre empresas va expulsando del mercado a las personas insuficientemente preparadas.
  • Cada vez hay más conciencia social de la importancia de actuar con ética profesional y transparencia: los enchufados están muy mal vistos en los trabajos.

El 41,7% de los asalariados de entre 16 y 34 años encontró su empleo a través de familiares, amigos o conocidos

Pero el recurso a los conocidos sigue siendo muy eficaz. Según un estudio del INE de España publicado en 2017, el 41,7% de los asalariados de entre 16 y 34 años encontró su empleo a través de familiares, amigos o similares. Un 21,7% se dirigió al empleador y un 9,9% lo logró por anuncios en los medios de comunicación, incluido Internet.

Qué es el networking

Lo que sí ha cambiado, y a mejor, es la extensión y diversidad de amigos y conocidos que tienen los jóvenes de hoy. A ello han contribuido la generalización de los estudios universitarios, las prácticas en empresas, los programas de intercambio como Erasmus, las redes sociales por Internet…

Cuando se cuidan relaciones sociales que pueden ser útiles para mejorar la situación profesional, se está haciendo networking: una red de contactos para mantener relaciones con vistas puestas en el empleo.

El networking es una actividad fundamental en quienes estudian un MBA, tanto presenciales como en los Máster online. Su primer círculo de contactos lo constituyen sus colegas y profesores. De hecho, el networking que se consigue con este programa es una de las razones principales para matricularse en uno.

Uso activo y selectivo de las RRSS

Para ampliar el número de contactos, hay que ser activo en las redes sociales, pero de un modo selectivo. Aquí tienen ventaja tecnológica los que han cursado un Máster MBA online. No es imprescindible tener un blog propio, pero sí vale la pena estar presente en foros de carácter profesional, como LinkedIn. También compensa suscribirse al blog de algún directivo o académico que nos interese. Si se usa bien, Twitter puede servir. No interesa tanto la cantidad de contactos o seguidores como la calidad de lo que nos puede aportar para nuestra mejora profesional: esa utilidad es algo implícito al concepto de networking.

Hay que entrar en contacto con personas que nos pueden ayudar, pero éstas sólo se fijarán en nosotros si ven que les interesamos

Seguir estos tres consejos mejora nuestra calidad como internautas y puede generar más valor:

  1. Interactuar con las personas a las que seguimos en los sitios de internet que estamos visitando
  2. Contactar con gente nueva con la intención, sobre todo, ser conocido y valorado. Las personas que nos pueden ayudar sólo se fijarán en nosotros si ven que les interesamos.
  3. Si uno no tiene facilidad para escribir, puede recomendar lo que han escrito otras personas, pero siempre introduciendo un comentario personal que nos diferencie del resto.
  4. Ir a conferencias y reuniones empresariales

El valor del cara a cara

Por muy digitalizado que esté el mundo profesional, el contacto cara a cara sigue siendo muy importante. Vale la pena participar en eventos en que asisten empresarios, políticos, académicos, líderes de opinión… En estos encuentros lo decisivo es el contacto de tú a tú: intercambiar ‘tarjetas de visita’, explicar a qué nos dedicamos, conocer qué intereses tienen los otros, etc.

Importante: no despreciar a nadie porque no tenga un puesto elevado. Hay que considerar sus sus conocimientos y valores personales; quizá el día de mañana ascienda o nos pueda presentar a otra persona que sí nos pueda prestar ayuda.

Crear una red de contactos y cuidarla requiere tiempo. Es contraproducente acelerar artificialmente una relación

No buscar recompensas inmediatas. Es contraproducente acelerar una relación de manera artificial. Por ejemplo, no se debe enviar varios mensajes muy seguidos a un recién conocido. Eso puede abrumarle. Tampoco hay pedirle un puesto de trabajo (salvo que estemos desempleados, pues es una situación que todos comprenden).

Otras estrategias para fomentar el networking pueden ser:

  • Escribir un mail a un nuevo contacto que hayamos conocido el día anterior; por ejemplo, expresando nuestra satisfacción por haber podido intercambiar unas palabras con él.
  • Felicitarle si recibe alguna distinción, consigue algún éxito profesional o sale entrevistado en algún medio de comunicación. Eso puede dar pie, al cabo de unas semanas, para comentarle muy brevemente algún proyecto en que estemos trabajando y que pensamos le interesará conocer.
  • Pedirle consejo u opinión sobre un asunto concreto.
  • Enviarle, si se ha cimentado una confianza y siempre con moderación, algunos artículos que le puedan ser de interés.

Potencia tu carrera profesional con una visión estratégica de negocio. ¿Estás preparado? 

 

¿Qué formación necesito para mejorar en mi carrera profesional?

Descúbrelo

Contacta con nosotros

Contacto