Solicita información

Las tres claves para mejorar la atención de los más pequeños

Los problemas de atención en los niños de los países desarrollados en los últimos 20 años alcanzan cotas alarmantes como consecuencia de nuestro estilo de vida. Tamara Chubarovsky, experta en las dificultades del aprendizaje, aporta soluciones.

El déficit de atención no para de crecer en los países desarrollados dentro y fuera de clase.

Es alarmante cómo han aumentado los problemas de atención en los niños en los últimos 20 años, sobre todo en los llamados países desarrollados.

A la vista de esto es interesante reflexionar sobre nuestro estilo de vida actual y cómo influye negativamente sobre la capacidad de estar atentos y enfocados.

Es un problema multifactorial, así como son múltiples sus consecuencias. Y la formación de profesionales que lo afronten es muy importante

La atención no es solo la base para que el aprendizaje sea exitoso, también es fundamental para las relaciones interpersonales y para cualquier trabajo futuro.

Cuando hablamos de déficit de atención nos referimos a la dificultad en prestar plena atención a lo que oímos, vemos y hacemos.

Generalmente los educadores hacen saltar la alarma cuando los niños comienzan a tener fracaso escolar, a causa de su dificultad en atender en clase.

Sin embargo, en niños menores de 6 años ya se observan indicadores como son la incapacidad de escuchar un cuento o de jugar de forma concentrada.

La detección temprana es un factor fundamental. Sin embargo, siempre estamos a tiempo de generar intervenciones que mejoren la atención.

A continuación, te comparto tres claves que considero relevantes y que podemos tener en cuenta a cualquier edad.

Clave 1: Reduce las pantallas

Tanto en casa como en la escuela es alarmante el consumo de pantallas, sea tablet, móvil, PC u otros. Por más que quieran “vendernos” que existen juegos interactivos educativos y que las pantallas tienen un espacio en la escuela, lo cierto es que su abuso es una de las razones del aumento masivo de la falta de atención.

El cerebro se acostumbra a tener muchos estímulos y muy variados en corto tiempo, perdiendo la capacidad de sostener la atención cuando el estímulo es más lento, carece de luces, movimiento y sonidos estridentes como es el caso de un libro o una voz narrando o explicando algo. Los estímulos naturales, la realidad, resulta poco atractiva en comparación con la realidad virtual. Se va generando una necesidad de más estímulo y más velocidad para mantener el foco, deteriorándose la capacidad de atención sostenida por sí mismos.

De ahí la recomendación ya cada vez más extendida de: cero consumo de pantallas antes de los 2 años, mínimo consumo antes de los 6 años y consumo controlado a partir de esta edad. Esta sola medida tiene efectos sorprendentes sobre la atención.

Por supuesto a la hora de reducir las pantallas  es necesario acompañar a los niños sustituyendo esta actividad por otras que sí benefician a la atención.

Clave 2: Aumenta el movimiento

El sentido vestibular situado en el oído interno es responsable, entre otras cosas, del equilibrio físico y de la capacidad de atención a nivel neurológico. Un sentido vestibular inmaduro se manifiesta tanto en la falta de equilibrio corporal (dificultad para mantenerse a la pata coja) como en la atención. Se podría decir que un requisito para atender es poder mantener el cuerpo controlado y en quietud.

Sin embargo, al contrario de lo que se podría pensar, el exceso de sedentarismo en la infancia y el forzarlos prematuramente a estar sentados, quietos, atendiendo, es completamente contraproducente para el desarrollo del sentido vestibular.

En cambio, el movimiento rítmico en distintas direcciones como es columpiarse, saltar, patinar, montar en bici, nadar o girar en el molinillo, son actividades que ayudan al cerebro a organizarse, a madurar el sentido vestibular y por consiguiente a lograr ese estado de quietud tanto física como mental que permite tener foco y atención.

Muchas veces no se trata de déficit de atención, sino de una falta de adecuación de las actividades que exigimos a los niños en relación a su edad. Es normal que un niño de 4 años tenga dificultades para estar horas sentado concentrado haciendo fichas. Más bien a esta edad debemos ofrecer muchas posibilidades de movimiento para apoyar su neurodesarrollo.

Clave 3: Cuida el ambiente

Existen más factores que intervienen en la atención como son el descanso y la alimentación, aspectos que dependen ante todo de la familia.  Por ello mismo me voy a centrar en el ambiente, algo a tener en cuenta tanto en casa como en la escuela.

El ambiente está constituido tanto por el espacio físico y elementos que lo acompañan como por la presencia del adulto.

Su falta de atención, dispersión y nerviosismo también impacta en los niños. Cuando son pequeños, tomarlos en cuenta, mirarlos y escucharlos con atención favorece la suya propia. Del mismo modo que los ayudamos a estar atentos estudiando si nosotros mismos estamos cerca en una actitud concentrada en vez de estar con el móvil o yendo de aquí para allá.

Y el espacio también tiene su rol. Las aulas sobrecargadas con mil y un objetos, con pósteres en todas las paredes y música estridente, tampoco favorecen.

En cambio un espacio cuidado, cálido, con luz natural y sin sobreestimulación, facilita la atención especialmente la de aquellos que tienden a la dispersión.

En conclusión, mi recomendación es:

  1. Reduce los estímulos estridentes, sean pantallas, ruidos o exceso de objetos.
  2. Garantiza un día equilibrado, con suficiente tiempo de movimiento y aire libre. Esto va a permitir que los tiempos de estudio o actividades que requieran atención sean de mucha más calidad.
  3. Cuida tu propia actitud. No exijas sin más, sé un ejemplo vivo de capacidad de atención.

(*) Tamara Chubarovsky es la creadora de las Rimas con Movimiento® y de Thono®, así como del uso del cuento como herramienta pedagógica. Reconocida especialista en las dificultades del aprendizaje (pedagogía de apoyo/extra lesson) y en pedagogía de emergencia (trauma infantil).

 


Cómo trabajar el lenguaje, la atención o la memoria de forma lúdica y amena

Tamara Chubarovsky te enseña en esta openclass online de UNIR cómo trabajar el lenguaje, la atención o la memoria de forma lúdica y amena, tanto en la terapia como en el aula, a través de “Rimas con Movimiento” idóneas para pequeños de 3 a 10 años.

Aprende a comprender los trastornos de los niños

La capacitación de profesionales es determinante para afrontar este problema con garantías. El evento que progagonizó esta reconocida experta se enmarca  en la formación especializada que se imparte en el Máster en Trastornos y Dificultades del Aprendizaje de UNIR. Esta titulación aporta los conocimientos y las competencias necesarias para abordar y comprender la forma en la que los niños y los adolescentes con trastornos y dificultades del aprendizaje entienden el mundo, cuál es su manera de procesar la información, de sentir y de percibir.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Grupo multiétnico de estudiantes universitarios latinos y afroamericanos sonriendo

    ¿Qué oposición estudiar? Claves para elegir la más adecuada

    El trabajo que se va a realizar, el sueldo, los posibles destinos o la ratio de plazas por aspirante son cuestiones que se deben tener en cuenta para saber qué oposición estudiar.

    Las salidas profesionales de la educación ambiental ante una demanda en aumento

    La profesionalización de la educación ambiental forma parte de una agenda común indispensable hacia la sostenibilidad, que está provocando que la demanda de educadores en esta área se haya incrementado de forma considerable.

    El bienestar emocional, un factor determinante en la Educación Especial

    Priorizar el bienestar emocional en los centros educativos promoverá un aprendizaje apropiado y un futuro más inclusivo y equitativo. La doctora en Psicología Silvia Melero explica cómo hacerlo.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado

    5766703