Solicita información
InternacionalAcceso estudiantes

La modelo TPACK: en qué consiste este modelo y cuáles son sus ventajas

En UNIR, abordamos en qué consiste el método TPACK, cuáles son sus ventajas y de qué forma puede ponerse en práctica en el aula.

La docencia es una profesión que requiere formación inicial y continua. Para los maestros y profesores no basta con sus estudios universitarios, es necesario que actualicen su formación tecnológica y pedagógica. Ante las nuevas oportunidades y necesidades que plantea la tecnología en las aulas, surge el modelo TPACK.

Tecnología, pedagogía y conocimiento: así es el metodología TPACK

TPACK es la sigla que corresponde en inglés al concepto Technological Pedagogical Content Knowledge (Conocimiento Técnico Pedagógico del Contenido) que estudia la integración de la tecnología en la educación. Este modelo fue desarrollado entre 2006 y 2009 por los profesores Punya Mishra y Mattew J. Koehler, y se basa en la combinación de tres variables en las que cada docente debe formarse: conocimiento tecnológico, conocimiento pedagógico y conocimiento del contenido.

Cada vez son más los centros escolares que implementan diversas herramientas tecnológicas para incorporarlas en el aprendizaje de sus alumnos. Este proceso requiere que los docentes se adapten al cambio tecnológico y trabajen estas competencias para, en combinación con sus conocimientos pedagógicos, disciplinares y de contenido, se logre un entorno educativo que integre de forma efectiva las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

 

El modelo TPACK

Según el modelo TPACK los maestros disponen de tres áreas de conocimiento:

  • La disciplina o contenidos (CK) sobre los que imparten clase (matemáticas, inglés, lengua…)
  • Pedagógico (PK): las distintas metodologías o formas de enseñar que aplican en el aula.
  • Tecnológico (TK): los recursos y herramientas tecnológicas que utilizan para enseñar los distintos contenidos.

Según el modelo TPACK, el profesor no utiliza estas áreas de conocimiento de forma aislada, sino que al trabajar con ellas de forma interrelacionada logra desarrollar nuevas áreas de conocimiento.

Al combinar entre sí los tres elementos del modelo TPACK, se obtienen siete conocimientos específicos:

  • PCK o conocimiento pedagógico del contenido: el docente interpreta la materia que va a impartir y encuentra diversas vías pedagógicas para enseñarla y adaptarla a través de distintos materiales, haciéndola accesible a la diversidad de sus alumnos.
  • TCK o conocimiento tecnológico del contenido: al dominar la materia sobre la que imparten clase serán capaces de entender las necesidades tecnológicas específicas que son adecuadas para lograr su aprendizaje.
  • TPK o conocimiento tecnológico pedagógico: implica comprender cómo afecta el uso de determinadas herramientas al aprendizaje y saber si son las óptimas o no para determinados fines.

Estas tres relaciones bilaterales entre dos elementos del TPACK lleva a la conjugación de los tres elementos: el conocimiento tecnológico pedagógico del contenido. Es decir, el conocimiento profundo del contenido y la mejor forma de enseñarlo utilizando las herramientas tecnológicas más adecuadas para lograr los objetivos de aprendizaje.

Modelo TPACK

¿Qué relevancia tiene el TPACK en el aula?

Este modelo supone un giro en la forma de abordar la formación de maestros y profesores y cómo sus habilidades, conocimientos y herramientas impactan en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Su importancia radica en entender que los docentes son el motor real de cambio del sistema educativo: cuanto mejor preparados estén y mejor formación tecnológica, pedagógica y de contenido tengan, mayor impacto lograrán sobre su alumnado y, por tanto, sobre la sociedad y su futuro.

Por ejemplo, el conocimiento de la materia o disciplina que imparte le convierte en un experto y es capaz de resolver las dudas y problemas que se planteen en el aula durante el aprendizaje de la materia. Desde la resolución de problemas matemáticos hasta comprender y explicar la interrelación de hechos históricos que derivaron en una guerra. Sus conocimientos pedagógicos le permitirán no solo exponer estos conocimientos a los alumnos, sino motivarlos, dinamizar el grupo para estimular su atención, preparar los materiales adecuados para cada tema y evaluar las competencias de los estudiantes.

Por su parte, las competencias tecnológicas de un docente le permiten ser autónomo e independiente para implementar las TIC aula: sabe cómo conectar un ordenador o una tableta combinada con un proyector para mostrar contenidos en clase o puede crear un blog para coordinar las tareas del aula y que los alumnos accedan a materiales complementarios.

Al combinar entre sí estos tres conocimientos, el profesor despliega un abanico de herramientas de gran utilidad para el alumnado. Conoce las herramientas digitales que podrá poner a disposición de los alumnos para que trabajen en grupo, será capaz de dinamizar esas experiencias colaborativas y estimular así el aprendizaje a través de nuevas herramientas que le permiten exponer de forma práctica conceptos teóricos.

Modelo TPACK.

Es decir, más allá de la integración de las TIC en el aula, los profesores han de estar formados para ser capaces de integrar el uso de la tecnología en su visión de enseñanza y aprendizaje. Aquellos profesores capaces de integrar este modelo TPACK en su estrategia educativa utilizarán la tecnología para impulsar el proceso de aprendizaje de sus alumnos, no para seguir haciendo lo mismo con herramientas más modernas.

Formación, la clave para los docentes ante la tecnología

¿Y cómo se especializa un profesor en nuevas tecnologías para lograr esta visión? La formación es la clave. Además de las materias o herramientas que los docentes quieran abordar de forma autodidacta, cursar un programa de Máster en Tecnología Educativa y Competencias Digitales será un claro punto de inflexión en su trayectoria laboral.

Este programa está diseñado para aprender todos los recursos y herramientas necesarias sobre tecnología educativa y su aplicación pedagógica en el aula. Aborda además un aspecto fundamental: el efecto que tienen las TIC en el aprendizaje y la relevancia de la neuroeducación aplicada a las nuevas tecnologías. El conocimiento en profundidad de las tecnologías educativas y su impacto en el aprendizaje permite a los docentes integrar las competencias digitales con sus conocimientos pedagógicos y desarrollar su labor integrando la tecnología adecuada para cada proceso educativo.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado