InternacionalAcceso estudiantes

Parentalidad positiva: la importancia de las familias en la Atención Temprana

La parentalidad en la Atención Temprana ha cobrado una mayor importancia en los últimos años porque, entre otros aspectos, la ciencia ha descubierto que los primeros años de vida tienen un efecto significativo en el desarrollo del niño.

Los entornos seguros permiten a los niños explorar y jugar.

Se ha demostrado que los niños expuestos a una mayor calidad en las interacciones con sus cuidadores principales tienen un mejor desarrollo en áreas como el lenguaje, el comportamiento y la cognición. Una de las metas en Atención Temprana es promover esa parentalidad positiva entre las familias y sus hijos. La parentalidad se centra en ayudar a los padres a comprender mejor los desarrollos y necesidades de sus hijos, lo que a su vez les permite responder adecuadamente a ellos.

Se busca capacitar a la familia en sus habilidades parentales, favoreciendo las existentes y promoviendo el desarrollo de nuevas. Conseguir que las familias generen confianza y competencia, posibilitar que aumenten las experiencias y las oportunidades positivas diarias en la crianza de sus hijos en beneficio de un aprendizaje y un desarrollo óptimos.

Acciones cotidianas, nuevos aprendizajes

Los profesionales de Atención Temprana (AT) son expertos en observar la calidad en las interacciones entre el niño y su familia. Las experiencias a las que un niño está expuesto en sus primeros 6 años de vida determinarán su posterior desarrollo. Por lo tanto, unas de las competencias de los profesionales de Atención Temprana es la capacidad de observar y valorar cuán de competente es el entorno que le rodea. La calidad del vínculo afectivo, la sensibilidad parental, la cantidad y la calidad del habla, y el grado de tolerancia hacía las acciones del niño determinará el buen desarrollo infantil.

Las familias reciben información y apoyo sobre los cambios físicos, emocionales y cognitivos que experimenta su hijo a medida que crece, lo que les ayudará a responder adecuadamente a sus necesidades. Esto les ayudará a comprender mejor los procesos de aprendizaje y desarrollo de la crianza de sus hijos, así como a descubrir cómo ayudarles a desarrollar habilidades sociales y emocionales. Padres y madres conseguirán estos cambios en los diferentes momentos del día, a través de acciones cotidianas que posibiliten un acercamiento físico, brindarles palabras de afecto y expresiones positivas y establecer entornos enriquecidos, donde se preste atención a sus demandas, se responda a sus señales y se muestre disponibilidad a sus intereses.

Las familias deben de conocer cómo apoyar las habilidades y comportamientos que poseen los niños, fomentar su propia iniciativa y su curiosidad, invitarles a que exploren y a que cada actividad resulte un reto motivador. Observar y aprovechar las oportunidades que nos brindan cada momento a través de acciones cotidianas y de las conversaciones compartidas aumentará las posibilidades de que los niños adquieran nuevos aprendizajes.

Un buen desarrollo implica un vínculo afectivo, sensibilidad o tolerancia

 

Debe brindarse a los niños la oportunidad de participar en actividades de manera activa. La lectura, la música o los juegos, por ejemplo, ayudan a los niños a desarrollar habilidades como la motricidad fina, la memoria, el lenguaje y la capacidad de seguir instrucciones. Conviene también establecer rutinas de sueño, comidas y límites adecuados para cada situación. Se debe tener en cuenta igualmente que los niños necesitan tiempo para explorar y jugar. Esto les ayuda a desarrollar habilidades sociales, emocionales y cognitivas. Las familias deben proporcionar a sus hijos ese entorno seguro en el que puedan explorar, aprender y divertirse.

Estas son algunas de las recomendaciones para ayudar a las familias a proporcionar las oportunidades necesarias para promover el desarrollo y el bienestar de sus hijos. Cuando se trata de niños con necesidades educativas especiales, las familias deben saber que su hijo es único y que sus necesidades cambian a medida que crece.

Los profesionales de AT están debidamente formados y pueden brindar consejos y apoyo a las familias para ayudarlas a comprender mejor cómo educar a sus hijos, así como para enseñarles a manejar los desafíos en la interacción con ellos. Esto puede incluir:

  • La resolución de conflictos.
  • La gestión de la frustración.
  • El establecimiento de límites.
  • El desarrollo de habilidades para la comunicación.

atencion temprana

La Atención Temprana también puede proporcionar recursos para ayudar a las familias a conectar con otras familias y recursos comunitarios. Deben por lo tanto estar dispuestas a comprometerse con el desarrollo de sus hijos, tanto en el hogar como en el entorno educativo. Si está interesado en aprender más sobre AT y sobre la parentalidad, UNIR dispone del Máster Oficial en Atención Temprana y Desarrollo Infantil.

Es importante que las familias se mantengan informadas de los últimos avances en Atención Temprana, especialmente en parentalidad positiva, para que puedan proporcionar a sus hijos la mayor cantidad de oportunidades de aprendizaje posibles a través de experiencias diarias y de interacciones sanas con sus seres queridos. La AT permite a los profesionales identificar retos en el desarrollo que un niño pueda tener o llegar a tener, y proporcionar servicios adecuados para ayudarlo a desarrollarse adecuadamente a través de la capacitación de sus cuidadores principales. En conclusión, las familias desempeñan un papel primordial en AT. Comprometerse con el desarrollo de sus hijos desde el nacimiento es fundamental y determinará su ciclo vital.

*Manuel Pacheco Molero es docente en el Máster de Atención Temprana y Desarrollo Infantil de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Premio Nacional de Fin de Carrera y Premio Extraordinario de Final de Estudios de Fisioterapia. Presidente de AEIPI – Asociación Española de Intervención en la Primera Infancia y miembro de EURLYAID e ISEI.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Diez científicas sin las que no podrías vivir

    Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia (11 de febrero) os invitamos a conocer a diez mujeres de ciencia sin las que nuestra vida actual sería muy diferente.

    Ideas de actividades inclusivas para Infantil y Primaria

    La realización de actividades inclusivas para Infantil y Primaria es clave para favorecer que los alumnos crezcan con valores de respeto, igualdad y tolerancia, frente a las diferencias de cada compañero, y que participen en igualdad de condiciones.

    ¿Qué es la Educación Inclusiva y cómo impulsarla con las TIC?

    Los contenidos pueden ser más accesibles a cualquier estudiante, independientemente de su situación, mediante las características multimedia y de personalización que encontramos en la tecnología digital.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado