Martes, 09 julio 2019

Una oportunidad laboral: ser profesor de ELE

Las cifras no engañan: son 460 millones de personas las que hablamos español como idioma nativo. Un número que nos sitúa por encima del inglés y solo por debajo del chino.

Nuestro idioma empieza a convertirse en un factor atractivo para quienes se interesan en aprender una segunda lengua, y es allí donde las perspectivas laborales se amplían.

Porque si somos 460 millones los castellanoparlantes, los estudiantes de español ascienden a 22 millones de personas en 107 países del mundo. El castellano se disputa el segundo puesto de lenguas estudiadas junto con el francés y el chino mandarín.

Las personas quieren hablar español por las oportunidades comerciales y de comunicación que esto significa. Y el proceso de aprender requiere de profesores cualificados para hacerlo.

“El español se ha convertido en la segunda lengua en Estados Unidos gracias a la inmigración hispana, eso le da atractivo, además de la explosión que ha tenido en China debido al acercamiento del país con España y Latinoamérica”, así lo explica la profesora Mireya Fernández, directora del Máster en Enseñanza de Español como Lengua Extranjera (ELE) de UNIR.

Esto ha hecho que el interés por estudiarlo y el número de personas que quieran enseñarlo como oportunidad laboral sea cada vez mayor.

Pero para ser un buen profesor de español hay que tomar en cuenta algunos factores.

  1. Ten claro el objetivo

Lo primero, según la directora del Máster, es hacer un ejercicio de introspección. Es básico que el futuro docente tenga dotes de comunicación, que sea capaz de observar a quienes le rodean y socializar. También debe ser empático para ponerse en el lugar de sus alumnos y enseñar tratando de adaptarse a sus niveles de conocimiento y capacidades. Debe observarse y comprobar que realmente le gusta comunicar.

Es básico que el futuro docente tenga dotes de comunicación, que sea capaz de observar a quienes le rodean y socializar.

Esto aplica sobre todo en los casos de personas que tienen un título universitario en otro sector pero ha emigrado, o piensa hacerlo, y ve la enseñanza del idioma como una buena alternativa (y no son pocos los que lo hacen). “Tenemos la experiencia de españoles que han emigrado por el mundo que justamente están cursando con nosotros el Máster porque han empezado a impartir clases y han visto que necesitan los instrumentos para hacerlo mejor”.

En todo caso, tanto si procedes de otras áreas como si ya eres docente de grado, lo importante es tener claro que hay que prepararse.

  1. Sobre el terreno: no es lo mismo hablar español que enseñarlo

“Ya no funciona el viejo mito de que cualquier persona que hable el idioma puede enseñarlo, es necesario tener una serie de herramientas didácticas y metodológicas apropiadas para la enseñanza de segundas lenguas, y es lo que nuestro Máster facilita”, explica Mireya.

Por este motivo, se necesita conocer los diferentes enfoques y métodos de enseñanza de segundas lenguas, cómo planificar las clases, evaluar el progreso de los estudiantes, diseñar actividades de acuerdo al tipo de alumno.

  1. Busca información para elegir la mejor opción de estudios

Infórmate bien, conoce los planes de estudio, las asignaturas, si quieres estudiar de forma presencial o a distancia como hacen los alumnos en UNIR, con clases online en directo que se graban y pueden ser vistas cuando el estudiante disponga de tiempo.

Nuestro máster abre posibilidades de trabajo. “Por ejemplo, en Estados Unidos nuestros estudiantes han podido estabilizar su trabajo en escuelas en las que se enseña el español como segunda lengua. En China una universidad necesitaba un profesor de español, difundimos la noticia entre los egresados y una de nuestras alumnas, que tenía conocimientos de chino, fue contratada”, cuenta la profesora.

Se debe elegir la universidad que mejor se adapte a las circunstancias de cada uno.

Se debe elegir la universidad que mejor se adapte a las circunstancias de cada uno, para de esta manera poder aprovechar al máximo lo que se esté aprendiendo. En el campo de los estudios en línea, nuestra universidad es una referencia.

  1. Práctica

Tanto como adquirir los conocimientos teóricos para enseñar el idioma, es básico aprender a transmitirlos de la mejor forma frente a un grupo de personas que te observan con unas expectativas establecidas. Quienes ya tienen recorrido como docentes lo tendrán más fácil en este sentido, pero para quienes comienzan la experiencia en el aula es vital.

En ambos casos es muy importante que la universidad del máster incluya en su plan de estudios la realización de prácticas. De esta forma, el alumno adquiere experiencia en su futuro trabajo y tiene la posibilidad de que lo contraten en el lugar.

En el caso del Máster en ELE de UNIR las prácticas son obligatorias. Existen acuerdos con el Instituto Cervantes y otras instituciones para realizar las prácticas. Pero antes de llegar a esta etapa, el interesado en estudiar con UNIR puede conocer bien el programa a través de los asesores, quienes le informarán en primer lugar, sobre el número de créditos, duración, asignaturas y el procedimiento administrativo.

Luego, “en cada periodo académico hay una presentación por mi parte, señala Mireya Fernández, antes de que empiecen las clases, una jornada para que los futuros estudiantes reciban información complementaria sobre el máster y su funcionamiento”.

Si quieres estudiar Español como Lengua Extranjera ten claro tu objetivo, busca información, estudia tu Máster y práctica, así tendrás mayores posibilidades de trabajar en cualquier lugar del mundo como profesor acreditado de español.