Viernes, 26 junio 2020

Requisitos para las oposiciones de Educación Especial (Pedagogía Terapéutica)

Los maestros de Educación Especial cumplen con una labor fundamental en la integración de los alumnos con necesidades especiales o diferentes en el sistema educativo. Su labor consiste en trabajar con niños con discapacidades muy diversas, ya que estas pueden ser auditivas, visuales, parálisis cerebral, dificultades de aprendizaje… ¿Sabes cuáles son los requisitos para las oposiciones de educación especial? En UNIR abordamos las distintas posibilidades para esta oposición.

Los especialistas en Educación Especial pueden desarrollar su trabajo en el sector privado, aunque su principal ámbito de intervención se da en la educación pública, a la que han de acceder a través de una oposición.

Es importante aclarar que las oposiciones que se convocan para trabajar en Educación Especial son para Pedagogía Terapéutica, ya que la especialidad quedó extinta con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Para ingresar en el Cuerpo de Maestros es necesario superar un proceso selectivo y reunir unos requisitos generales y de titulación. Como funcionario se cuenta con unas retribuciones laborales muy interesantes, a lo que se suma la gran relevancia que tiene la labor de maestro de Educación Especial, tanto desde el punto de vista social como educativo.

Requisitos para la oposición de Pedagogía Terapéutica

En los últimos años se han producido cambios en los requisitos para poder trabajar como maestro en Educación Especial debido a la adaptación al EEES. Eso supone que, actualmente, para ser profesor de Educación Especial se necesita estar en posesión del Grado en Primaria y de una mención en Pedagogía Terapéutica (PT).

Al mismo tiempo, el Real Decreto 476/2013, de 21 de junio señala que, para poder impartir esta especialidad, además de la mención en Pedagogía Terapéutica se admiten “otras menciones cuyo currículo esté específicamente relacionado con la atención al alumnado con necesidades educativas especiales, respectivamente, o una mención en Audición y Lenguaje, o el título de Maestro con la especialidad de Educación Especial y de Audición y Lenguaje, respectivamente, o el Diploma en Profesorado de Educación General Básica, o el título de Maestro de Primera Enseñanza con la especialidad correspondiente”.

Ese mismo Real Decreto revela que existen otras posibilidades de acceso a la enseñanza en Educación Especial para aquellos maestros que carezcan de la mención cualificadora o especialidad. En ese caso, pueden acceder como profesores de apoyo de Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje, siempre que estén en posesión de alguno de los siguientes requisitos:

Para Pedagogía Terapéutica:

  • Licenciado en Psicopedagogía.
  • Licenciado en Filosofía y Letras (Sección de Pedagogía, Subsección de Educación Especial).
  • Licenciado en Filosofía y Letras (Sección de Ciencias de la Educación).
  • Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación (Sección de Ciencias de la Educación).
  • Diplomado de Educación Especial, correspondientes a cursos celebrados mediante convenio entre las diferentes Administraciones educativas y Universidades.
  • Haber superado los cursos de la especialidad de Pedagogía Terapéutica, según lo establecido en el artículo 7 del presente real decreto.

Para Audición y lenguaje:

  • Graduado en Logopedia o diplomado en Logopedia.
  • Certificados que hubiesen sido expedidos por el Ministerio de Sanidad y Consumo: Psicopatología del lenguaje y su rehabilitación, rehabilitación del lenguaje o rehabilitación, audiofonológica y técnicas logopédicas.
  • Diploma de Patología del Lenguaje, hospital de la Santa Cruz y San Pablo  (Barcelona).
  • Diploma de Logopedia. Universidad Pontificia de Salamanca.
  • Diploma de Psicología del Lenguaje. Universidad Pontificia de Salamanca.
  • Diploma de Logopedia correspondiente a los cursos celebrados mediante convenio entre las diferentes Administraciones educativas y Universidades.
  • Haber superado los cursos de la especialidad de Audición y Lenguaje, según lo establecido en el artículo 7 del presente real decreto.
  • Haber superado la fase de oposición de la especialidad de Audición y Lenguaje, según lo establecido en el artículo 8 de este real decreto.

Aparte de esta formación, otros requisitos para presentarse a esta oposición de Educación Especial son:

  • Poseer la nacionalidad española, ser miembro de alguno de los Estados de la Unión Europea o de algún Estado al que sea de aplicación la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo sobre libre circulación de trabajadores.
  • Tener cumplidos los 18 años y no haber llegado a la edad de la jubilación.
  • No padecer enfermedad ni limitación física o psíquica incompatibles con el desempeño de las funciones correspondientes.
  • No haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las administraciones públicas, ni hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.
  • No ser funcionario de carrera, en prácticas o estar pendiente del correspondiente nombramiento como funcionario de carrera del mismo cuerpo al que se refiera la convocatoria, salvo que se concurra a los procedimientos para la adquisición de nuevas especialidades referidas en el Título V del Reglamento correspondiente.
  • Acreditar, si procede, el conocimiento de la lengua cooficial de la comunidad autónoma convocante, según lo establecido en su normativa.

Formación complementaria para opositar a Pedagogía Terapeútica 

UNIR imparte el Máster en Educación Especial que, además de ayudar a mejorar el currículum del formador —proporcionando el conjunto de actitudes, valores, estrategias, competencias y herramientas necesarias para actuar como agente de inclusión educativa en el aula ordinaria—, suma un punto en el baremo de las oposiciones.

Trabajar en Educación Especial es una labor apasionante que requiere de gran vocación, pero también de la formación adecuada para poder atender a las diferentes necesidades educativas especiales de los alumnos y lograr así una mayor integración.