Miércoles, 11 julio 2018

La inclusión en el aula y el valor de la amistad: un tándem ganador

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en 2011, declaró el 30 de julio como Día Internacional de la Amistad, un reconocimiento de la amistad como un sentimiento noble y valioso en la vida, a través del cual podremos construir un mundo mejor, más tolerante y abierto a la diversidad.

La amistad en el centro educativo

Como docentes, debemos considerar la relevancia de la amistad para el desarrollo social, personal y educativo de los niños, incidiendo en sus actitudes y valores. Así, el medio escolar supone un contexto idóneo para las relaciones entre iguales, con respeto, tolerancia, solidaridad y empatía, alejándose de estereotipos y abrazando la diversidad.

Niños con diferentes personalidades y de diferentes entornos sociales entran en contacto, situación que, quizás, sino fuese por ese contexto, no tendrían relación, puesto que fuera del aula suelen acercarse a los que se parecen a ellos o a amigos de sus padres. El colegio supone una oportunidad única para poder relacionarse con personas muy diferentes a nosotros, lo que supone un enriquecimiento mutuo y una apertura de mente, en lo que podría considerarse como una microsociedad.

shutterstock_774883945

El centro educativo pone a los niños en contacto con otras realidades que probablemente no conocerían en su entorno.

Promover la amistad en el aula

Promover la amistad en las aulas parece una asignatura pendiente, siendo uno de los valores fundamentales en el desarrollo social de los niños, pues aunque seamos seres sociales por naturaleza, la estimulación temprana de la amistad se puede reforzar desde el aula: aprender a compartir, a no pelear, enseñarles a solucionar conflictos, a controlar el carácter, a ser más comprensivos, a conversar o tratar de ayudar a otros compañeros, entre otros aspectos. Sobre todo, hoy en día, teniendo en cuenta la influencia de internet o de las redes sociales, que parecen haber fosilizado nuestras competencias y habilidades sociales.

Los amigos nos ayudarán a ser más extrovertidos y cooperativos. Un buen amigo contribuirá a aportarnos seguridad, confianza, tener alguien con quien hablar, con quien desahogarnos, desarrollar nuestra empatía y ser nuestro apoyo, al mismo tiempo que seremos el suyo, lo que nos hará sentir, también, importantes para alguien.

Podemos transmitir, por ejemplo, lo que supone la amistad mediante cuentos. En este sentido, cabe destacar el Cortometraje Cuerdas, en el que se pueden ver relacionados los dos temas que nos ocupan, esto es, la amistad y sus beneficios para la inclusión en el aula, en muchas ocasiones, incluso, teniendo que aprender mucho de los niños, que no ven las diferencias que nosotros vemos, como se puede ver en este vídeo en el que los niños intentar responder a qué les hace diferentes:

Partiendo de este maravilloso vídeo para la reflexión, tendríamos que preguntarnos qué debemos hacer explícito o no, en el aula, al hablar de diferencias.

   La amistad nos enriquece como personas, tanto a nivel intrapersonal como interpersonal.

La inclusión en el aula

La educación inclusiva comenzó a tomar forma en 1994, cuando la Declaración de Salamanca proclamó la inclusión como el medio más eficaz para educar a todos los alumnos en el sistema educativo ordinario, independientemente de sus características y necesidades individuales.

La inclusión es un término amplio que hace referencia a numerosos aspectos:

Uno de los objetivos clave de la educación inclusiva es favorecer el desarrollo de todo el alumnado y la cohesión de los miembros de la comunidad, de manera que todos puedan disfrutar del proceso de aprendizaje. En este sentido, la diversidad debe ser considerada como una valiosa posibilidad de crecimiento personal.

   Muchas veces las diferencias, las limitaciones y los miedos están en los ojos de los que miran.

Inclusión real: el papel del docente

Para lograr una inclusión real, deberemos realizar los cambios y modificaciones necesarias en contenidos o metodologías. En este sentido, en muchas ocasiones, las nuevas tecnologías suponen un apoyo importante para conseguirlo, con recursos en abierto (REA), enfocados hacia un Diseño Universal de Aprendizaje (DUA), que permita una accesibilidad total a los contenidos, desde las características propias de cada uno (PLE):

Obviamente, este no es un camino que podamos andar solos, por ello, el Máster Oficial en Educación Especial de UNIR te ayudará a obtener la cualificación necesaria para ser capaces de evaluar a los alumnos, valorar la situación del aula, respetar los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje, así como a diseñar y poner en práctica programas educativos específicos y eficaces.

Todo ello para atender a la diversidad, esto es, a todos y cada uno de los niños que tenemos en el aula. No es tarea sencilla, pero la inclusión supone un necesario aprendizaje y un crecimiento personal, social y natural en la diversidad, el respeto, la tolerancia y la empatía hacia los demás, construyendo amistades que durarán muchos años. El aprendizaje más importante no está en los libros.

   No nos olvidemos que todos llevamos un cazo, más o menos grande, con nosotros.

Más información

Cabrera, T. (2016). Ser inclusivos no es preferencial, es obligatorio. TED Talks.

FEVAS (s.f.). Guía de materiales para la inclusión educativa: discapacidad intelectual y del desarrollo. Educacion Infantil. País Vasco.

Galindo, D. (2016). Inclusión en personas en condición de discapacidad. TED Talks.

Mateos, R. (2017). La discapacidad no existe, existe la diversidad. TED Talks.

Meléndez, L. (2017). El poder de la inclusión. TED Talks.

Montiel, L. (2014). Parálisis Cerebral ¿Transformación imposible? TED Talks.

Rovira, A. (2018). Tu mirada puede transformar a las personas. Aprendemos Juntos.

UNIR (2017). La importancia de la investigación en el ámbito de la Educación Especial. OpenClass.