Lunes, 07 octubre 2019

¿Cómo y para qué usan Twitter los docentes?

Tras el análisis de la encuesta sobre vocación docente, y otras cuestiones relacionadas, llevada a cabo antes del verano, y de la pregunta planteada acerca de las cualidades de un buen docente, también antes del comienzo de curso, vuelvo a la carga con otro artículo sobre mi red favorita. En esta ocasión, tengo que dar las gracias a los más de 470 docentes twitteros que exprimieron unos minutos de su apretada agenda de septiembre, con la finalidad de contestar, una vez más, a otra de mis encuestas.

En este caso, es una encuesta que ha contado con 14 preguntas relacionadas con el uso que los docentes, y algunos futuros docentes, hacen de esta red social. También se planteó una pregunta abierta sobre las razones que les llevan a seguir o a dejar de seguir una cuenta. Como ya comenté en anteriores ocasiones, se trata de una simple encuesta twittera, con la única finalidad de promover la reflexión educativa.

Preguntas básicas

La primera de las preguntas planteadas es, sin duda, la más subjetiva y parcial que se podría presentar. Preguntar a los profesores en Twitter, si Twitter es su red favorita, no parece muy objetivo, que digamos. Así, un 76% contestó afirmativamente, mientras que el 24% restante lo negó. Faltaría que hubiesen comentado cuál es su red favorita. Lo dejo abierto por si queréis comentarlo como respuesta a este post.

11

En ese mismo sentido, la pregunta sobre la frecuencia con la que usamos Twitter no deja de ser un tanto chocante, ya que el máximo de duración de una encuesta en Twitter es de una semana y dos de las cuatro opciones posibles de respuesta eran: varias veces al mes y la otra: con menos frecuencia. Obviamente, con esa semana de duración, era complicado que esas personas pudiesen contestar esas opciones (chascarrillo), como así ha sido, con solo un 2% y un 4% respectivamente. El resto de encuestados indicó que consulta Twitter varias veces al día (74%) o varias veces a la semana (20%). Estoy segura de que sabéis en qué grupo me incluyo yo.

Uso de Twitter

Una de las preguntas más interesantes hace referencia al uso principal que le dan a la red social. Solo un 2% dijo que la usaba para contactar con otros compañeros y únicamente un 4% indicó que su uso más importante hace referencia a compartir su propio contenido. Sin embargo, un 37% afirmó emplearla para aprender de otros y el 57% restante indicó que su uso es una combinación de las anteriores.

En cuanto a las opciones de Twitter que son más empleadas por los usuarios docentes participantes, la mayoría indica que marcar tweets como “me gusta” es su interacción más habitual (51%), lo que no ha dejado de parecerme la opción más pasiva de las expuestas. En segundo lugar aparece el retweet, con un 33% de los votos y, en el tercer puesto, con un empate técnico a la cola (8% respectivamente), encontramos las opciones de publicar y la de responder o comentar. En este sentido, diría que la mayoría de encuestados parece hacer un uso más bien pasivo de la red.

segunda

En referencia a si usan Twitter con fines educativos o personales, solo un 20% contesta que lo emplea únicamente como cuenta personal, un 30% indica que lo usa exclusivamente con una finalidad educativa y un 48% responde que es una mezcla de ambas. Solo un 1% se decanta por un uso institucional de la red social, debemos recordar que existen cuentas de centros educativos con bastante actividad en Twitter, algunas de ellas muy interesantes.

Un 73% de los encuestados cree que se pueden encontrar enlaces y contenidos útiles e interesantes para su labor docente. El 21% indica que para encontrar ese tipo de contenido, hay que buscarlo muy bien. El resto de encuestados ven Twitter como un mero entretenimiento (2%) o como una red en que se puede encontrar mucho charlatán (5%). Sin duda, puedo decir que me encuentro entre los primeros.

¿Nos seguimos?

En cuanto a las relaciones que se establecen entre los profesores twitteros, solo un 1% indica que sigue una cuenta por el simple hecho de que le empiecen a seguir a él, la mayoría indica que, si le empiezan a seguir, mira el perfil de la cuenta y decide si seguirla o no (70%). El 11% sigue directamente una cuenta si es de un docente y para un 18% el hecho de que le sigan no es un criterio básico para tomar la decisión de seguir a alguien.

La razón más destacaba para seguir una cuenta, según nuestros docentes twitteros, es que tenga buenas publicaciones (65%) o un perfil interesante (30%). Pocos se dejan llevar por recomendaciones de otros (3%) o por el simple hecho de que les sigan (2%), en concordancia con lo comentado anteriormente.

chartgo3

En la cara opuesta, para dejar de seguir una cuenta, la falta de interés (53%) y las faltas de respeto (33%), sobresalen sobre otras razones, como los comentarios políticos (5%) o los retweets inapropiados (9%). En ese mismo sentido, más de la mitad de los encuestados indican que nunca han tenido que bloquear o denunciar una cuenta (51%), mientras que un 23% reconoce haber bloqueado cuentas, un 7% haber denunciado alguna y un 18% haber realizado las dos acciones.

En relación a por qué los docentes siguen o dejan de seguir una cuenta, también se había planteado una pregunta final abierta. La mayoría de los participantes se decanta por seguir a docentes con ganas de aprender, de compartir recursos interesantes y con ideas para mejorar la docencia. También dicen seguir cuentas de actualidad, de noticias o cuentas que les resulten divertidas. Por el contrario, comentaron que deciden dejar de seguir una cuenta si hay descalificaciones, si se tocan temas políticos, si se hacen comentarios extremistas o si existen faltas de respeto. Tampoco gusta que sean contenidos repetitivos o de carácter comercial. Una compañera también destacó que deja de seguir una cuenta si presenta faltas de ortografía, comentario para la reflexión, sin duda.

¿Demasiadas notificaciones?

El 56% de los encuestados indica que nunca ha silenciado una conversación, el 30% reconoce haberlo hecho en alguna ocasión y el 14% muchas veces. La cifra es similar en cuanto a las etiquetas en las fotos, al 57% no le molesta que le etiqueten, al 35% a veces sí les molesta y al 8% siempre le molesta. En este sentido debéis conocer algunas de las opciones para poder desembarazarse de esas continuas notificaciones, en caso de querer hacerlo:

Personalmente, nunca he usado esas opciones, pero hay una cuestión que me sigue sorprendiendo, pero será algo personal: ¿por qué personas que no te siguen te etiquetan en sus fotos? Creo que, al menos deberían, seguirte también (opinión personal). El 15% indica que etiqueta a personas con mucha frecuencia, el 51% indica que lo hace pocas veces y el resto afirma que nunca lo hace (34%).

Y como los docentes parecemos portarnos muy bien en Twitter, el 94% indica que nunca le han bloqueado o suspendido su cuenta, solo un 4% responde que otros usuarios les han bloqueado, un 2% indica que se la han suspendido y únicamente un 1% se ha visto reconocido en los dos supuestos. A mí me suspendieron temporalmente la cuenta una vez durante unos días (imaginad: yo sin Twitter) y a día de hoy sigo sin saber por qué.

Recomendaciones finales para nuevos docentes twitteros

Como recomendación para nuevos docentes twitteros, personalmente trabajaría un poco el perfil, tanto las dos imágenes que aparecen, como el propio nombre de usuario y la descripción de la cuenta. Además, haría uso del tweet fijado (el primero que aparece arriba de todo), para marcar un poco la línea de tu cuenta. Por supuesto, mi perfil no es perfecto, ni mucho menos, pero dice mucho de mí, tanto de forma directa como entre líneas.

En mi caso, cuando alguien me sigue, siempre me paso por su perfil y tomo mi decisión mirando esos aspectos, así como echando un vistazo a alguno de sus tweets, para ver si hace un uso personal, educativo o si se mete en jardines en los que no quiero entrar. También me fijo en si solo se dedica a publicar sus recursos y publicaciones sin retwittear nunca. Me gusta el contenido original, pero tampoco me gusta alguien que solo se dedica a publicitar su marca personal, sin colaborar con el resto de compañeros.

Recuerda que hay muchos docentes para seguir en Twitter, yo no le daría demasiada importancia a ese supuesto prestigio de seguir a pocos y que me sigan muchos. Personalmente creo que siempre nos queda mucho por aprender y eso se hace junto a los demás, desde la humildad.