Jueves, 20 diciembre 2018

Análisis DAFO en Educación: un nuevo vaso comunicante con el mundo empresarial

Muchas herramientas y conceptos del mundo empresarial están trasvasándose a entornos educativos, ya vimos el caso con la idea de las sotf skills y ahora pondremos el ejemplo del análisis DAFO, FODA o en inglés SWOT.

DAFO: cuatro ideas básicas

Para explicarlo de un modo muy sencillo, cuando tenemos que tomar una decisión, siempre va a haber alguien que nos recomiende hacer dos columnas, la de los pros y la de los contras. Esto viene a ser algo similar, pero de un modo más completo.

En vez de dos columnas tendremos cuatro, bien sea en forma de columnas o de flor, como suele representarse en muchas ocasiones:

Debilidades (factor interno).

Amenazas (factor externo).

Fortalezas (factor interno).

Oportunidades (factor externo).

Además, no solo puede hacer referencia al mundo empresarial o educativo, sino que también se puede usar para las decisiones o la vida personal.

DAFO en Educación

En el ámbito educativo, los DAFO se pueden completar a muchos niveles, siendo diversas sus utilidades. Así, podemos hacer un análisis DAFO de:

Un sistema educativo (¿Cuáles son las debilidades y fortalezas del sistema educativo en España? ¿Qué amenazas tiene nuestro sistema educativo? ¿Qué oportunidades tiene?).

Una etapa educativa.

Un centro educativo.

– Como docentes podemos hacer un DAFO de nuestra metodología.

Podemos usarlo con nuestros alumnos, para que puedan conocerse a sí mismos, su modo de estudiar, para hacer una autoevaluación, una coevaluación o para evaluar un proyecto.

Las posibilidades, por supuesto, son muchas más y dependerá de nuestra imaginación y creatividad.

Ejemplos y recursos para crear un DAFO educativo

Se puede plantear un DAFO abierto, con cuatro columnas o espacios, que se deberán rellenar, pero también se puede plantear un DAFO guiado por medio de preguntas, en este caso estaríamos rozando la idea de un rúbrica a cubrir, con las posibilidades de punto fuertes, débiles, amenazas y oportunidades. Dependiendo del objetivo de nuestro análisis, estas preguntas serían diferentes. Estos son algunos ejemplos y recursos:

-Para un DAFO personal, para conocernos a nosotros mismos, o conocerse nuestros alumnos

-Para el DAFO sobre un centro educativo

-Para el DAFO del uso de las TICs por parte del profesorado

-Para un DAFO sobre mi función como docente

-Para un DAFO sobre la relación con los padres de los alumnos

-Para un DAFO para realizar un plan de actuación en Educación

-Para un DAFO aplicado al PEC (Proyecto Educativo de Centro)

-Para un DAFO aplicado a la expresión oral en Educación Física

Estrategias de desarrollo sobre el análisis DAFO

Una vez se haya creado un DAFO, de forma individual, grupal o entre toda la clase, habrá que buscar las estrategias necesarias para poder sobrellevar y superar las debilidades, enfrentarse o evitar las amenazas, aprovechar las oportunidades y ser conscientes de las fortalezas para intentar explotarlas, compartirlas o fomentarlas. Se suele hablar de cuatro tipos básicos de estrategias:

Defensivas: usar las fortalezas para contrarrestar las amenazas.

Ofensivas: centrarse en los aspectos positivos para avanzar, mediante nuestras fortalezas y oportunidades.

De reorientación: aprovechar las oportunidades para sobrepasar nuestras debilidades.

De supervivencia: buscar modos para superar debilidades y amenazas.

Tu propio DAFO docente

Para que tu DAFO, o el de tus alumnos, sea útil, deberás ser sincero en tus respuestas, además de realista, y tener claros la finalidad del mismo. Deberás presentar enunciados claros, simples y, si puede ser, objetivos, dejando la subjetividad a un lado.

Un buen modo de introducirse el mundo DAFO, es elaborando uno sobre nosotros mismos como docentes. Así, podremos ser conscientes y reflexionar sobre lo que nos cuesta más contestar y desarrollar, para luego poder ayudar a nuestros alumnos y aplicarlo con otras finalidades educativas ¿Te atreves? ¿Cómo eres como docente?

-¿Cuáles son tus mayores virtudes? ¿Qué destacan tus alumnos de ti?

-¿Cuáles son mayores debilidades como profesor? ¿Deberías tener mayores conocimientos de tu materia? ¿Tienes desarrollada la competencia digital? ¿Cómo son tus habilidades comunicativas con tus alumnos? ¿Qué tal tu inteligencia emocional?

-¿Tienes estabilidad en tu trabajo o te sientes amenazado por ello? ¿La burocracia te sobrepasa? ¿Te sientes cómodo en tu puesto de trabajo? ¿Colaboras con tus compañeros?

-¿Tienes posibilidades de mejora? ¿Qué tienes que hacer para conseguir un puesto mejor?

Y sobre todo ¿Qué estrategias podrías seguir para mejorar esas respuestas?

No todo está en nuestra mano, sin duda, pero analizar la situación y ver que no podemos controlarlo todo, quizás nos quite un poco de estrés y de peso de nuestras ya cargadas espaldas docentes. Y lo digo yo, que nunca he sido amiga de hacer listas. Puede que sea el momento de empezar.