InternacionalAcceso estudiantes

Ramas de la criminología: cómo se estudia un hecho delictivo

Un crimen se puede estudiar desde diferentes perspectivas, es lo que se conoce como ramas de la criminología, una ciencia interdisciplinar formada por áreas como la psicología forense, la victimología o la penología, entre otras.

Ramas de la criminología policías obteniendo pruebas
Escena de un crimen.

La criminología es una ciencia social interdisciplinaria que abarca desde el estudio del comportamiento criminal de las personas hasta la prevención del delito. Desempeña un papel crucial en la sociedad actual porque ayuda a entender y prevenir la delincuencia, proporcionando conocimientos valiosos para mejorar la justicia penal y la seguridad en la sociedad. A continuación, abordamos algunas de las ramas de la criminología, las diferencias entre ambas y profundizamos en su origen, sus raíces filosóficas y su asentamiento como ciencia.

Las personas que quieran formarse en este campo tienen a su disposición el Grado en Criminología online de UNIR, una formación con orientación multidisciplinar para formar perfiles en la Administración de Justicia, la consultoría e investigación criminológica, el asesoramiento a víctimas, la seguridad privada o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Ramas de la criminología: disciplinas para estudiar el hecho delictivo

La criminología es una ciencia que bebe de muchas disciplinas porque estudia el fenómeno del crimen desde diferentes perspectivas. Se pueden distinguir varias ramas de la criminología, cada una con sus propios métodos y objetivos, aunque el propósito principal compartido por todas es la prevención del delito.

  • Psicología forense. Es una rama de la criminología que se encarga de la evaluación de las personas implicadas en un delito. A través del estudio de los factores psicológicos y psiquiátricos, se busca entender las motivaciones detrás de un crimen. Su propósito es cooperar en investigaciones, prevenir la reincidencia y facilitar la reinserción de las personas que han cometido actos delictivos. Los profesionales que desempeñan su labor en este campo tienen que contar con una formación especializada, como la que ofrece el Máster en Psicología Forense online de UNIR.
  • Criminología ambiental. Esta especialidad se centra en analizar a los criminales, teniendo en cuenta los factores biológicos y físicos que los rodean, y cómo estos pueden llevar a una persona a cometer un acto delictivo.
  • Penología. Se focaliza en el estudio de los sistemas penales. Su objeto de análisis es el impacto en la sociedad y en los individuos condenados de los sistemas punitivos. Entre otras cuestiones, aborda aspectos fundamentales de la justicia penal, como la imposición de penas hasta la ejecución de medidas correctivas. Para trabajar en este campo es recomendable haber cursado un Doble Grado en Derecho y Criminología.
  • Victimología. Se dedica al estudio científico de la víctima y su papel en situaciones delictivas. En concreto, un victimólogo busca comprender el impacto del delito en la víctima, así como analizar las interacciones entre ella y el delincuente. Esta rama de la criminología busca el desarrollo de estrategias para apoyar a las personas que han sufrido un delito, así como para influir en la formulación de políticas públicas destinadas a proteger sus derechos.
  • Criminalística. Se trata de una de las ramas más conocidas en la que los profesionales se encargan de investigar en las escenas del crimen. Están especializados en la recolección de pruebas y su posterior análisis para esclarecer las razones de un delito.

Ramas de la criminología tres carcasas de balas y sangre en el suelo

Ramas de la criminalística: recogida y análisis de pruebas en la escena de un crimen

No se debe confundir la criminología con la criminalística (y, por ende, tampoco al criminólogo con el criminalista). Por un lado, la criminología se enfoca en entender las causas detrás de un hecho delictivo, mientras que, por otro, la criminalística está enfocada en la recolección y análisis de pruebas en la escena de un crimen. La criminalística también tiene sus propias ramas, estas son las más importantes:

  • Química forense. Esta rama de la criminalística está especializada en el análisis de toda sustancia química en la escena del delito. Requiere tener dominio en conocimientos químicos para identificar, analizar e interpretar las pruebas físicas.
  • Antropología forense. Sirve para determinar el sexo, talla, edad y grupo étnico de restos humanos. Los expertos en esta rama pueden llegar a reconstruir la cara de una persona a partir de estos vestigios.
  • Balística forense. Su campo de trabajo es la identificación de armas y munición por sus detalles y características balísticas. Estudia y analiza los proyectiles, sus impactos y casquillos para establecer vínculos entre armas, sospechosos y escenas de un delito.
  • Dactiloscopía. En esta especialidad se estudian las técnicas y procedimientos para extraer y clasificar las huellas dactilares. Los métodos pueden ser de lo más complejos, ya que intervienen elementos químicos como polvos y vapores de yodo para identificar las huellas dactilares en la escena de un crimen.
  • Fotografía forense. La labor de los fotógrafos forenses consiste en documentar desde escenas de un crimen hasta lesiones provocadas por un acto delictivo. Su finalidad es obtener imágenes de la escena del crimen, sin alterar, que puedan ser consultadas por los criminólogos durante la investigación.

Una de las ramas de la criminología es la fotografía forense

Origen de la criminología

La investigación sobre el delito y los delincuentes tiene raíces en la antigua Grecia, remontándose a filósofos como Sócrates, Platón y Aristóteles, quienes atribuían la conducta delictiva a deficiencias físicas, mentales e, incluso, a factores hereditarios.

Es difícil establecer el origen de la criminología, no obstante, los expertos sitúan este fenómeno en el siglo XIX. Esta disciplina surge de la mano de Cesare Lombroso, un médico nacido en 1835 en Verona (Italia) que desempeñó un papel fundamental a la hora de apuntalar los principios de la criminología, ya que fue de los primeros especialistas en relacionar las características físicas y biológicas de las personas con la propensión a cometer un crimen estableciendo una clasificación de tipos de delincuentes.

Precisamente, en 1876, publicó uno de los libros más importantes de su carrera, El hombre delincuente, en el que afirmaba que algunas personas tienen más tendencia a cometer delitos y a practicar la violencia en comparación con el resto de la sociedad.

Desde entonces, la criminología ha ido evolucionando en paralelo a los cambios sociales, el tipo de delito, la percepción de los mismos o el tratamiento de los delincuentes y la atención a las víctimas. También lo han hecho sus diferentes ramas y especializaciones.

Así pues, la criminología es una disciplina fundamental para comprender el comportamiento delictivo y sus causas y, en definitiva, lograr sociedades menos conflictivas.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Talento sector público

    Administración pública del siglo XXI: de los desafíos tecnológicos a la gestión del talento

    Los directivos y gestores públicos deben atender las necesidades de una Administración en un mundo cambiante teniendo en cuenta los desafíos globales que inciden sobre los asuntos domésticos.

    poder China

    El poder afilado, un paso más allá del poder blando

    China es un buen ejemplo de cómo utilizar esta variante del ejercicio del poder y que, en su caso, tiene por objetivo alcanzar paso a paso la supremacía política internacional.

    Las bajas laborales fraudulentas ha ido en aumento en los últimos años

    Las bajas laborales fraudulentas: consecuencias para la economía y el trabajador

    Cuando el trabajador finge una dolencia para no acudir a su puesto de trabajo o para realizar actividades paralelas y recibir una prestación, se entiende que incurre en una baja fraudulenta.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado