Viernes, 31 enero 2020

Letrados de la Administración de Justicia: funciones y requisitos

¿Sabes qué es un letrado de la Administración de Justicia y cuáles son sus funciones? En UNIR abordamos esta profesión en detalle.

El Grado en Derecho es una carrera que abre la puerta a un amplio abanico de profesiones y especializaciones: desde el ejercicio de la abogacía hasta formar parte de la Administración Pública a través de una oposición. Si estás estudiando Derecho o has acabado el grado y quieres conocer las posibles opciones laborales de esta carrera,

en este post explicamos qué es un letrado de la Administración de Justicia y qué se necesita para serlo.

¿Qué es un letrado de la Administración de Justicia?

Los letrados de la Administración de Justicia son funcionarios, con un estatuto propio y diferenciado del resto de empleados públicos, que forman parte del Cuerpo Superior Jurídico, con ámbito nacional. Los graduados o licenciados que superan la oposición para acceder a este Cuerpo estarán al servicio de la Administración de Justicia, que depende del Ministerio de Justicia. 

Este cuerpo de funcionarios pertenece al subgrupo A1 en la escala de clasificación y, por tanto, ostentan mayor responsabilidad y rangos salariales más altos. Los letrados de la Administración de Justicia se integran en tres categorías: secretarios de primera, segunda y tercera categoría. Se ingresa al cuerpo a través de la tercera categoría. El tratamiento honorífico del letrado y su retribución dependerá, por tanto, de la escala en la que se encuentre. 

Funciones

Los letrados de la Administración de Justicia son un cuerpo de carácter técnico que presta sus servicios en los juzgados y tribunales. En general, se les atribuye estas funciones:

  • – Ejercicio de la fe pública judicial con exclusividad y plenitud.
  • – Responsables de la actividad de documentación, archivo judicial de gestión, depósito de los bienes y objetos afectados en expedientes judiciales.
  • – Funciones procesales, salvo las que se reservan a Jueces y Magistrados.
  • – Impulsores y ordenadores del proceso.
  • – Funciones de dirección de la Oficina judicial.
  • – Coordinación con otros órganos de las Administraciones.
  • – Colaboración y cooperación con otros órganos y Administraciones.

Requisitos para ser letrado de la Administración de Justicia

Para ingresar en el Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia es necesario superar una oposición y un curso selectivo. Para participar en el proceso de oposición será necesario cumplir unos requisitos:

  • – Tener la nacionalidad española, ser mayor de edad y no haber alcanzado la edad de jubilación.
  • – Ser licenciado o graduado en Derecho.
  • – No haber sido condenado ni estar procesado o inculpado por delito doloso, a menos que hubiera recaído en la causa auto de sobreseimiento firme, o se hubieran cancelado los antecedentes penales.
  • – Hallarse en el pleno ejercicio de sus derechos civiles.
  • – No hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.
  • – No haber sido separado mediante procedimiento disciplinario de cualquier Cuerpo del Estado, de las Comunidades Autónomas, o de las Administraciones locales, ni suspendido para el ejercicio de funciones públicas, en vía disciplinaria o judicial, salvo que hubiera sido debidamente rehabilitado.
  • – No padecer enfermedad o defecto físico o psíquico que le impida el desempeño del cargo de Letrado de la Administración de Justicia.

¿Cómo son las oposiciones?

Los candidatos que cumplan los requisitos anteriores podrán acceder al proceso de tres fases para ser letrado de la administración de justicia: una oposición, un concurso y un curso selectivo. Los ejercicios que componen el proceso de oposición en el turno libre son:

  • – Primero: un test eliminatorio de 100 preguntas con cuatro respuestas alternativas sobre las materias de la primera parte del temario, compuesto por 113 temas.
  • – Segundo: desarrollar oralmente ante el Tribunal cuatro temas entre seis extraídos al azar de las materias de la segunda parte del temario (153 temas).
  • – Tercero: respuesta por escrito a diez preguntas de un caso práctico planteado por el Tribunal sobre todas las materias del programa.

Tras la superación de los exámenes tiene lugar la fase de concurso. En ella se valorarán los méritos del candidato: antigüedad, titulaciones universitarias y doctorados, formación complementaria, idiomas y otros méritos que recoja la convocatoria.

Aquellos candidatos que superen la fase de oposición-concurso serán nombrados letrados de la Administración de Justicia y convocados para la realización del curso selectivo en el Centro de Estudios Jurídicos. Este curso tendrá un período de aprendizaje teórico-práctico de al menos dos meses y un período posterior de prácticas de al menos cuatro meses. Los aspirantes disponen de dos oportunidades para superar este curso.