Martes, 26 mayo 2020

¿Qué figura es el Compliance officer?

Si nos ceñimos al sentido puro del término, el ‘Compliance’ o ‘cumplimiento normativo’ consiste en establecer las políticas y procedimientos pertinentes en aras de garantizar que una empresa desarrolle sus actividades y negocios de conformidad a la normativa vigente y a las políticas y procedimientos internos. Eso sí, siempre promoviendo una cultura de cumplimiento entre sus empleados, directivos y agentes vinculados a la organización.

Dependiendo de las habilidades de cada ‘Compliance officer’ y la cultura, ‘Compliance’ puede ser vista como una función de policía y control que trabaja en el back office, o como un consejero de confianza que promueve el cambio y la gestión ética de los negocios de la organización a la que pertenece. Pero, vamos más allá y veamos el origen de este perfil.

¿De dónde surge?

El ‘Compliance officer’ surge de la reforma del Código Penal del año 2010 (LO 5/2010, en el artículo 31 bis del CP.). Esta introdujo por primera vez en nuestro Derecho la responsabilidad penal de la persona jurídica y su posterior modificación en el año 2015 (LO 1/2015), con la introducción de una cláusula que exige que las entidades cuenten con planes de prevención de riesgos penales, así como con un órgano o función responsable de su verificación. Esto ha hecho que las organizaciones tengan que proveerse de esta figura.

Actualmente, es el responsable para la prevención de delitos dentro de una organización y depende directamente del órgano de administración de la misma. De hecho, evita a las empresas graves sanciones que pueden ir desde una multa, la clausura temporal, una intervención, e incluso el cierre definitivo.

Los delitos susceptibles de generar responsabilidad penal para las compañías alcanzan hasta 31 posibles fraudes entre los que destacan: tráfico ilegal de órganos, prostitución o tráfico de menores, corrupción en los negocios, blanqueo de capitales o delitos contra los recursos naturales y el medioambiente.

 

 

¿Cuáles son las funciones del Complianceofficer?

– Proporciona apoyo formativo e informativo a toda la plantilla de forma continuada.

– Identifica posibles riesgos de comisión de delitos en la organización a la que pertenece.

– Identifica, evalúa y controla los riesgos de comisión de delitos en la organización por parte de empleados.

– Asegura la revisión y auditoría del sistema de forma continuada.

– Identifica, evalúa y controla los riegos de comisión de delitos en la organización que pudieran cometerse por terceras partes tales como: proveedores, agentes, contratistas, distribuidores…

 

 

– Integra las obligaciones contenidas en el sistema de gestión para la prevención de delitos, implementando las políticas, procedimientos y procesos ya existentes.

– Asegura el acceso a un asesoramiento profesional y adecuado para el establecimiento, implementación y mantenimiento del sistema de prevención.

– Gestiona y clasifica las comunicaciones del canal ético, que es una herramienta que permite comunicar, de manera confidencial y a través de un sencillo formulario, aquellas actividades y conductas presuntamente irregulares que puedan suponer un incumplimiento del código ético de y/o la posible comisión de un delito.

– Tramita posibles denuncias.

– Asegura la independencia y la ausencia de conflicto de intereses.

– Analiza de forma previa toda la información que pueda ser de riesgo y determina la necesidad de una posible investigación.

– Instruye el expediente y elabora una propuesta de resolución.

Pero aún más, también puede proyectar cambios legales y de regulación preparando al negocio a ofrecer servicios nuevos a los clientes y así poder mejorar la rentabilidad empresarial. Y por otro lado, también vela por el cuidado de la reputación, que es clave para la continuidad de los negocios, utilizando una buena imagen como una ventaja competitiva diferenciadora y con valor añadido.

¿Cómo puedes llegar a ser Complianceofficer?

Hay que partir de un título de licenciado o graduado en Derecho, pues es el mejor perfil, ya que se ha de conocer muy bien la legislación, no solo penal. Hay que tener en cuenta que alguien con este perfil puede trabajar en farmacéuticas, compañías de automóviles, de alimentación…

El ‘Compliance’ en el mercado laboral ha ido creciendo de forma muy considerable en los últimos años. Es una profesión con mucho futuro y, en el caso de España, sobre todo a partir de la reforma del código penal de 2015.

Desde 2016, muchas entidades financieras y de seguros comenzaron a fichar para sus plantillas a un ‘Compliance officer’,el perfil jurídico más demandado en ese año. En la actualidad, el ámbito de actuación de estos profesionales abarca ya a todos los sectores.

¿Y Latinoamérica?Un mercado laboral con gran expansión

Si bien hace años que la mayoría de países de Latinoamérica no tenían legislación para actuar en relación a la responsabilidad penal de las personas jurídicas, en los últimos tiempos cada vez son más los países que están legislando para erradicar la endémica corrupción y por ello se precisan especialistas en este terreno. Transparencia Internacional nos aporta datos desde el Sistema Iberoamericano de Responsabilidad Social Empresarial

«Según el índice de percepción de corrupción (2017) de Transparencia Internacional (T.I), solo Uruguay (23), Chile (26), y Costa Rica (28), están dentro de los 30 países con menor corrupción sobre 183 países a nivel mundial. En el nivel más alto, se encuentra Honduras y Rep.Dominicana (135), Paraguay y México (135), Guatemala (143), Nicaragua (151), Haití (157) y Venezuela (169)».

¿Quieres estudiar para convertirte en ‘Compliance officer’?

UNIR ofrece en España el único Máster oficial en Derecho penal económico íntegramente on line, que permite conciliar la vida laboral, familiar y académica, con un planteamiento de seguimiento muy personalizado.

Con la ventaja de que además podrás formarte en ‘Compliance’, aprender las herramientas de prevención de riesgos Global Suite y obtener el título de ‘Compliance officer’ por una de las organizaciones más importantes del mundo, como es la World Compliance Association.