Lunes, 13 enero 2020

¿Cómo ser abogado de una compañía de seguros? Requisitos y consejos

La especialización es una forma de destacar como abogado. Si has estudiado derecho, te explicamos cómo ser abogado de compañía de seguros.

¿Qué es un abogado de seguros?

Un abogado de seguros es un experto en la normativa que abarca esta compleja disciplina jurídica. Un profesional especializado en este área conoce la ley que regula tanto los contratos de seguros como las normas que rigen a todo el sector: desde la ordenación y supervisión, a la mediación, los planes y fondos de pensiones, y la defensa del asegurado y del partícipe en planes de pensiones.

La labor del abogado de seguros dependerá del lado del que ejerza: defenderá los intereses de la empresa aseguradora o del mediador de seguros

La labor del abogado de seguros dependerá del lado del que ejerza: defenderá los intereses de la empresa aseguradora o del mediador de seguros, o bien del tomador, del asegurado y del beneficiario, que no tienen por qué ser siempre la misma persona. Los intereses de cada una de las partes están claramente diferenciados, por lo que la pericia del abogado de seguros será clave para resolver cada caso concreto. 

Funciones de un abogado de una compañía de seguros

Como abogado de seguros para una empresa o mediadora el trabajo consistirá en defender a la compañía frente a terceros y frente al asegurado en los conflictos que surjan. Asimismo, el abogado asesorará sobre las reclamaciones, coberturas y reservas, además de los acuerdos que se propongan en cualquier fase de un conflicto.

Como abogado de seguros cuyo cliente sea el asegurado o el beneficiario (bien sea un particular o una empresa privada), velará por sus derechos y le defenderá ante la compañía aseguradora, impulsando también las reclamaciones económicas que correspondan.

Formación y requisitos necesarios

Para ser abogado de seguros el primer paso es estudiar el grado en Derecho. Es la carrera que da acceso al máster en el Ejercicio de la Abogacía que permite preparar y superar el examen oficial de acceso a esta profesión y colegiarse para ejercer. 

La importancia de la especialización

Las universidades ofrecen un amplio catálogo de estudios de postgrado que permiten a los graduados en Derecho o abogados en ejercicio profundizar en sus conocimientos y especializarse en este área. El primer paso de la especialización será buscar un máster en Derecho de Seguros para profundizar en sus conocimientos sobre el contrato de seguros, las figuras que lo integran y sus especificidades. 

Una opción laboral que se abre para un abogado de seguros es dirigir su carrera hacia sectores más concretos en el área de los seguros, como el turismo o el deporte, dos campos con necesidades y peculiaridades diferenciadas a la hora de suscribir un contrato de seguro. 

Una opción laboral que se abre para un abogado de seguros es dirigir su carrera hacia sectores más concretos en el área de los seguros

Si se desea ampliar aún más los conocimientos jurídicos, el abogado de seguros también puede optar por ampliar su formación en Derecho Mercantil y en Derecho Penal si se desempeña su labor desde una empresa privada para ser capaz de detectar y solucionar situaciones de fraude por parte del asegurado, del tomador o del beneficiario de una póliza.

Las universidades ofrecen un amplio catálogo de cursos y postgrados centrados en aspectos concretos de estas áreas jurídicas para que el abogado en ejercicio o futuro abogado pueda especializarse y su perfil destaque en el mercado laboral.