InternacionalAcceso estudiantes

¿Qué es la historiografía? Así ha evolucionado a lo largo de los siglos

La historiografía tiene como objetivo registrar la historia de la humanidad por escrito. Es una disciplina que se ha ido desarrollando con el tiempo, cambiando sus metodologías y herramientas.

La historiografía puede definirse como aquella actividad encaminada a registrar la historia de la humanidad por escrito, es decir, la forma y métodos empleados para describir un determinado acontecimiento relevante. Lógicamente, la historiografía va cambiando en función de cada época y lugar: la de la Edad Media en el Reino de Castilla nada tiene que ver con la del siglo XXI en Estados Unidos.

Historiografía proviene del griego ἱστοριογράφος, cuya traducción vendría a ser “el que describe o escribe la historia”. Fue en Grecia, precisamente, donde nació el término (se considera a Heródoto como el primer historiador) aunque ya con anterioridad en el Antiguo Egipto o Mesopotamia se habían dado los primeros pasos de esta disciplina.

Curso de Cualificación para la Enseñanza de Geografía e Historia

Sin la historiografía no habría historia; gracias a ella es posible narrar los acontecimientos teniendo en cuenta parámetros como la cronología, las relaciones causa-efecto, los diferentes protagonistas, el contexto, etc. La historiografía, además, es fundamental para descubrir cómo era la forma de pensar de una determinada época, aunque hay que tener en cuenta que cada historiador narrará los hechos bajo su propia perspectiva y esta nunca será completamente objetiva. A ello hay que añadirle que las funciones de la historia también han variado dependiendo de cada momento y lugar.

que-es-historiografia

Evolución de la historiografía

Como se ha mencionado, fue en la Grecia clásica donde se sitúa el origen de la historiografía (siglo V a. C.) con Heródoto y Tucídides como principales referentes. La  diferencia más destacable respecto a lo que se hacía hasta ese momento es que surge “la investigación” histórica; ya no solo se busca relatar unos hechos sin más, sino también contextualizarlos e interpretarlos. Además, muchos de los sucesos pasan a ser contados por los propios protagonistas. En Roma se mantuvo el planteamiento de Grecia y, de hecho, muchos de los historiadores griegos se trasladaron a ella para narrar los acontecimientos del nuevo imperio.


¿Importa América Latina?: una investigación del Real Instituto Elcano explicada por el historiador Carlos Malamud. En esta sesión del ciclo “Pensar el siglo XXI,” Carlos Malamud y Emilio Lamo de Espinosa hablan sobre la necesidad de fortalecer la unidad en América Latina, lo cual no solo beneficiará a la región, sino que también contribuirá al equilibrio y la estabilidad en el mundo.

Historiografía medieval

En Europa, los monjes se ocupaban de esta tarea, por lo que el designio divino prevalecía en lo relatado. Surge la hagiografía (biografía sobre los santos) en la que se entremezcla la realidad con la fantasía. Destaca la historiografía sobre los pueblos germanos, así como la de franceses e ingleses. Fuera de territorio europeo, mencionar la historiografía musulmana con relatos sobre Mahoma.

En los siglos XII y XIII, con el apogeo del feudalismo, nace la historiografía caballeresca centrada, principalmente, en las cruzadas y en la que también se mezcla realidad y ficción.

que-es-historiografia

Renacimiento

Los cambios más relevantes se producen en las ciudades-estado de Italia, predominando el relato político y con textos históricos con un mayor rigor. Además de los religiosos, los gobernantes, sus secretarios o los cronistas oficiales se encargan de escribir la historia. Entre los autores más destacables mencionar a Maquiavelo y su El Príncipe, Leonardo Bruni, Francesco Guicciardini o el español Jerónimo de Zurita.

La llegada de Colón a América y los posteriores viajes a ese continente produjo el nacimiento de la denominada historiografía indiana en la que se introduce un giro antropológico al entrar en contacto con civilizaciones no cristianas.

Barroco

El siglo XVII es sinónimo de la aparición del concepto de opinión pública, lo que provocó que muchos monarcas pusieran a su servicio a los historiadores para paliar las críticas.

La Ilustración del siglo XVIII trae pareja cambios y el paso a la historia moderna. Montesquieu, Voltaire, Condorcet o William Robertson impulsan una nueva filosofía de la historia (término de Voltaire). El protagonismo que va cobrando la burguesía también se verá reflejado en los textos históricos.

En Francia, la Revolución de 1789 es pareja a un auge de historiadores que escriben sobre ella forjando la relación entre historiografía y nacionalismo.

que-es-historiografia

Siglo XIX

La historiografía experimenta un gran cambio propiciado por varias cuestiones. En primer lugar, los diferentes Estados europeos asumen la importancia de recopilar fuentes y crear archivos nacionales.

Paralelamente, en Alemania surge el historicismo, fundado por Leopold von Ranke, el cual sienta las bases para la historia científica en la que prevalece la objetividad y la necesidad de que los historiadores no juzguen el pasado, sino de narrarlo utilizando fuentes que avalen sus investigaciones.

A finales del siglo XIX, cobra importancia la sociología hasta tal punto que la historia queda supeditada a ella.

Siglo XX

La Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa o el materialismo histórico de Marx influyen en los nuevos cambios de la historiografía en una etapa en la que surge el debate entre las ciencias naturales y sociales, y en qué ámbito debe enmarcarse a la historia. En este contexto nace en Francia la Escuela de los Annales, en la que el hombre vuelve a ser el protagonista de la historia remarcando su carácter interdisciplinar, es decir, necesita a la antropología, la sociología o la geografía.

La globalización de finales del siglo XX, acentuada en el XXI, supuso toda una revolución en la perspectiva histórica, en la que reclaman su papel tanto las minorías como aquellas culturas que nada tienen que ver con la óptica europea-occidental.

En la actualidad, existen multitud de escuelas, corrientes y perspectivas, como el cuantitavismo, la microhistoria, la nueva historia cultural, la historiografía feminista…

que-es-historiografia

La importancia de las fuentes en la historiografía

Un elemento básico de la historiografía son las fuentes, las cuales incluyen todo tipo de documentos, testimonios y objetos relacionados con un hecho histórico. La procedencia de las mismas, así como su tipología, ha variado a lo largo de los siglos.

Las fuentes históricas se pueden clasificar entre primarias y secundarias. Dentro de las primeras, a su vez, estarían las escritas (documentos, publicaciones periódicas, correspondencia, obras literarias, memorias y diarios personales…), las iconográficas (obras plásticas como esculturas o cuadros o gráficas como fotografías, vídeos o películas), las orales (directas o grabadas) y un último apartado de varios en el que se pueden incluir objetos de uso cotidiano o los paisajes geográficos.

Conocer la evolución de la historiografía es fundamental para un docente que quiera impartir Historia en un centro de Secundaria, para lo cual UNIR ofrece el Curso de Cualificación de Enseñanza de Geografía e Historia con 24-36 créditos ECTS y que tiene la duración de un curso académico.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    alumna Yaffaidy master cooperacion

    “Quiero ayudar a cambiar el chip a las mujeres para que logren la independencia y la igualdad económica”

    Con ese objetivo, Yaffaidy, alumna del Máster en Cooperación Internacional, planteó su TFM, que busca fomentar una cultura emprendedora en chicas jóvenes de Colombia. Descubrimos cómo ha podido poner en marcha su trabajo.

    Educación Social y Trabajo Social: funciones, diferencias y salidas profesionales

    Estas dos disciplinas se centran en alcanzar el desarrollo y la cohesión social, así como lograr la integración de los colectivos en vulnerabilidad, pero Trabajo y Educación Social tienen diferencias.

    que es trabajo social concepto

    ¿Qué es el trabajo social?

    ¿Sabías que puedes dedicarte a trabajar profesionalmente a ayudar a personas menos favorecidas? Si estudias trabajo social, podrás convertir tu vocación en tu profesión.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado