InternacionalAcceso estudiantes

El proyecto comunitario como herramienta de intervención social

El proyecto comunitario es un tipo de intervención social dirigido a un grupo con intereses comunes con el objetivo de mejorar su bienestar social; en él la participación juega un papel fundamental.

El proyecto comunitario se erige como herramienta clave para cambiar la realidad social
Trabajadora social en un proyecto comunitario medio ambiental.

El proyecto comunitario se erige como herramienta clave para cambiar la realidad social de algunos colectivos que presentan situaciones problemáticas o de vulnerabilidad. Su condición de comunitario hace referencia al concepto de comunidad, es decir, a un grupo de personas que comparten intereses y preferencias. El Máster en Intervención Social online de UNIR es una buena elección para especializarse en este y otros tipos de intervenciones sociales.

Un proyecto comunitario se define como la iniciativa dirigida y coordinada correctamente por un grupo de personas de una comunidad específica que comparten intereses, objetivos o necesidades. Al ser un tipo de proyecto de intervención social, tiene como propósito principal mejorar la calidad de vida y el bienestar social de estas comunidades. A esto se suma la particularidad de fomentar la participación activa de los miembros de estos colectivos y ofrecer soluciones a sus problemas y situaciones de vulnerabilidad.

Así, las acciones irán encaminadas a lograr estas metas y generar un cambio positivo en la realidad que rodea a estas comunidades. A su vez, todos estos proyectos poseen unas características comunes:

  • Todos se ejecutan en un tiempo concreto, en el que las actividades tienen un principio y un fin.
  • Cada proyecto está compuesto por acciones propias y con su propio contexto.
  • Los proyectos cuentan con requisitos formales y administrativos Por ejemplo, en el plano económico cada programa tiene un presupuesto asignado y las acciones propuestas para conseguir los objetivos deben ajustarse a este.

Para abordar de manera profesional proyectos comunitarios es necesario contar con una formación de base acorde que capacite al profesional a implementarlos de manera óptima, como el Grado en Educación Social online de UNIR. Esta titulación está pensada para que el egresado sepa cómo mejorar el bienestar social de diferentes colectivos y gestione servicios socioeducativos de la máxima calidad.

Etapas de desarrollo de un proyecto comunitario

Cada proyecto comunitario está dividido en diferentes etapas o fases:

Diagnóstico

En este punto se realiza un análisis para identificar problemas y áreas de mejora. Concretamente, se responde al ¿qué y por qué se quiere hacer? Asimismo, se identifican oportunidades y se evalúan fortalezas y recursos disponibles en la comunidad.

Esta fase implica hacer un trabajo de campo exhaustivo mediante el cual se localiza y describe la problemática, se exponen sus características, el grupo de personas afectado, sus necesidades y requerimientos, etc.

La etapa de diagnóstico es fundamental para realizar los siguientes pasos correctamente y lograr revertir la situación inicial.

Definición de objetivos

Esta etapa da respuesta al propósito del proyecto y responde a la pregunta: ¿Qué se quiere conseguir con él? Aquí se desarrolla un plan detallado en el que se incluyen los recursos necesarios y un presupuesto.

A los objetivos generales, cuya consecución es a largo plazo, le pueden seguir otros más específicos que se van alcanzando poco a poco. En esta fase, se exponen las razones y motivaciones que acompañan a estos propósitos y las personas a quien va dirigida la intervención.

Concepto de proyecto comunitario dados de madera de personas y en el medio el objetivo a conseguir

Diseño del plan de acción

Se aborda la cuestión de cómo se quiere llevar a cabo el proyecto comunitario. En el plan de acción se incluyen el total de acciones, actividades, tareas y recursos empleados para conseguir los objetivos del proyecto y se implementarán bajo una metodología concreta.

Además, se establece un calendario en el cual se detallan las fechas de inicio y finalización de cada actividad y del proyecto en sí. También se enumeran los recursos humanos, financieros, materiales y técnicos necesarios y se identifican posibles fuentes de financiación o colaboración.

En esta etapa, se hace balance de las posibles limitaciones o desafíos que pueda haber durante el desarrollo del proyecto. Esto será útil para preparar un plan de contingencia y minimizar al máximo los riesgos.

Asimismo, la estrategia es una parte importante de esta fase, ya que sirve de guía y es clave para involucrar a todas los miembros de la comunidad en el proyecto.

Desarrollo de acciones

En esta parte del proceso hay que realizar una evaluación de la viabilidad del proyecto, en el cual se compruebe que es posible realizar esta intervención, valorando los objetivos, los recursos necesarios y el contexto en el que se lleva a cabo porque pueden influir en la ejecución de las acciones.

Esta valoración es esencial para poner en marcha el proyecto, que es el propósito principal de esta etapa. Después, es el momento de implementar las acciones diseñadas en el plan de acción, cuando los equipos responsables y las personas implicadas en el proyecto llevan a cabo las tareas asignadas, siguiendo el cronograma establecido.

Evaluación

La evaluación representa la última etapa del proyecto comunitario y en ella se realiza un monitoreo constante para asegurarse de que las actividades se están llevando a cabo según lo planeado. Las personas que participan en el proyecto se encargan de implementar sistemas de control de calidad para garantizar la eficacia de estas acciones.

Esta fase final es de gran relevancia porque sirve para sacar conclusiones, verificar que el proyecto avanza correctamente, y permite reflexionar y exponer las impresiones que el proyecto ha generado en la comunidad intervenida.

¿Quién puede intervenir en la elaboración y desarrollo del proyecto?

En la elaboración y desarrollo de un proyecto de intervención comunitario pueden intervenir diversas partes interesadas que desempeñan roles clave en diferentes fases del proceso. Estas personas son:

  • Miembros de la comunidad: los residentes locales son esenciales, ya que son quienes experimentan directamente las necesidades y desafíos de la comunidad. Participan en parte o la totalidad de las etapas, como la identificación de problemas, la toma de decisiones o en la implementación de actividades. Dentro de este grupo se incluyen líderes comunitarios que tienen influencia o liderazgo dentro de estos contextos y desempeñan un papel crucial a la hora de desarrollar estos tipos de proyecto comunitario.
  • Organizaciones no gubernamentales: las ONG intervienen en la ejecución de proyectos comunitarios y proporcionan recursos, asesoramiento y apoyo técnico. Asimismo, ofrecen colaboración con la comunidad y otras partes interesadas para garantizar el éxito del proyecto.
  • Profesionales del ámbito social: los educadores sociales y los trabajadores sociales son especialistas que intervienen en la elaboración y desarrollo de proyectos comunitarios.

El trabajo social comunitario es la disciplina encargada de lograr el bienestar social de una comunidad fomentando su autonomía y el uso de sus propios recursos en ámbitos de distinto. Relacionado con este ámbito, UNIR ofrece el Grado en Trabajo Social online, que capacita al estudiante para diagnosticar problemas sociales y diseñar políticas con el fin de solucionarlos y favorecer el avance social. Además, es posible complementar este grado con posgrados orientados a incentivar el desarrollo de las sociedades y luchar contra la pobreza como el Máster en Cooperación Internacional online de UNIR.

También hay otros actores participantes que no tienen capacidad de elaboración ni de desarrollo, pero sí son importantes para implementar el proyecto. Como, por ejemplo:

  • Autoridades locales: los gobiernos locales son socios clave, ya que tienen conocimiento de las necesidades locales y proporcionan recursos, permisos y apoyo logístico.
  • Actores de diversos sectores: en función de la naturaleza del proyecto comunitario pueden participar instituciones públicas o privadas de índole educativa, sanitaria, medioambiental, entre otras. Colaboran a nivel de asesoramiento, apoyo financiero, administrativo, etc.

De igual forma, la colaboración y participación activa de los miembros de la comunidad y de las personas involucradas en el proyecto resulta fundamental para el éxito de este tipo de intervenciones sociales. Además, la planificación y ejecución suelen ser realizadas de manera colectiva, teniendo en cuenta las necesidades y opiniones de la comunidad.

En el proyecto comunitario requiere de colaboración y participación activa de los miembros de la comunidad

El rol del educador social en el desarrollo de proyectos comunitarios

El educador social es un agente de cambio y facilita el desarrollo comunitario al fomentar la participación activa de estos grupos de personas, acompañarlos para que puedan avanzar y lograr que superen sus problemas para que evolucionen como comunidad y tengan una mejor calidad de vida.

El rol del educador social en el desarrollo de proyectos es clave para lograr el cambio de realidad social en estas comunidades. Además, facilita el proceso de desarrollo comunitario al trabajar directamente con los residentes, fortalecer sus capacidades y promover la participación activa.

En resumen, el educador social es una figura esencial porque está capacitado para sensibilizar a la comunidad sobre temas relevantes, promoviendo la conciencia social y el compromiso cívico. Su enfoque se centra en la educación social, la promoción de la autonomía y el empoderamiento de la comunidad para lograr cambios positivos y sostenibles.

Ejemplos de proyectos comunitarios

Algunos ejemplos de proyectos comunitarios son:

  • ONDOAN. Un proyecto de intervención comunitaria promovido en el País Vasco, en concreto por el área de Acción Social del ayuntamiento de Bilbao. Su objetivo es rehabilitar y dinamizar los barrios bilbaínos de La Vieja, San Francisco y Zabala para mejorar la calidad de vida de estas comunidades.
  • Basurama. Se trata de un colectivo artístico y cultural que nació en 2001 de la mano de la Escuela de Arquitectos de Madrid. Es un tipo de proyecto comunitario enfocado al área de medioambiente. Su trabajo se centra en la reutilización creativa de residuos y desechos, promoviendo el arte sostenible, la conciencia ambiental y la participación ciudadana.
  • Polígono Sur en Sevilla. Desde esta plataforma la Asociación entre Amigos realiza diferentes tipos de proyectos de intervención comunitaria, como la Carrera Popular Memorial Victoria Domínguez, el proyecto de educación medioambiental Aula de la Naturaleza o el proyecto de comunicación de la emisora escolar y ciudadana Radio Abierta Sevilla.

Como se puede ver, los proyectos de intervención comunitaria abarcan una amplia variedad de áreas, como la educación, el medio ambiente, la cultura, la infraestructura, entre otros.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Hay 4 etapas de la vejez

    Las 4 etapas de la vejez y sus características

    Los cambios físicos y cognitivos se dan de una manera distinta a medida que una persona envejece, aunque las diferentes fases no están ligadas directamente a la edad ni siguen un patrón uniforme.

    Diario de campo en el trabajo social tiene que contemplarse como algo vivo que evoluciona

    El diario de campo y qué utilidad tiene en el ámbito del trabajo social

    El diario de campo es una herramienta fundamental en el trabajo social, pues permite a los profesionales evaluar sus métodos y analizar cada caso de la forma más detallada.

    La intervención social con inmigrantes es fundamental para su integración

    La importancia de la intervención social con inmigrantes

    Los proyectos de intervención social con inmigrantes son fundamentales para promover su integración y construir sociedades más justas e inclusivas al favorecer su desarrollo personal y profesional.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado