Solicita información

El director de The Conversation España, Luis Felipe Torrente, explica cómo escribir un buen artículo de divulgación científica

El periodista proporcionó en UNIR las claves para que los investigadores aprendan a comunicar sus resultados al público generalista en un seminario organizado por el Vicerrectorado de Investigación.

Con más de 7.000 artículos publicados en cuatro años y unos 220 millones de lecturas (sumando las propias de la plataforma y las de los medios generalistas que los republican), The Conversation España es uno de los canales más atractivos para la divulgación científica en español.

Publican diez artículos nuevos cada día, escritos por profesores e investigadores de universidades españolas (hay otras versiones de la plataforma en Australia, donde nació hace once años; Reino Unido; Francia; Canadá… La española es la más joven).

Luis Felipe Torrente, director de The Conversation España, impartió la conferencia ‘Del paper científico al público general: cómo escribir un artículo divulgativo efectivo’, en la última sesión del Seminario Permanente de Cultura de la Investigación, organizado por el Vicerrectorado de Investigación de UNIR.

“Somos una fuente de noticias y análisis escritos por científicos. Nuestro objetivo es diseminar el contenido para que las decisiones de nuestros lectores sean informadas”, explicó Torrente, quien señaló que todos los artículos que publican “son de libre acceso y republicación”.

Más alcance para la divulgación

El equipo de editores de The Conversation, periodistas que trabajan los textos con criterios periodísticos junto con los propio autores, envía a los medios generalistas los artículos que se publican, de forma que estos pueden a su vez republicarlos, multiplicando el alcance de la divulgación. Las condiciones son que los textos deben republicarse íntegramente y estar firmados por el autor original.

“Nuestra intención es contribuir al mejoramiento de la sociedad y creemos que una de las herramientas para lograrlo es democratizar el conocimiento”, expresó Torrente, en el preámbulo de su intervención. “UNIR es uno de nuestros socios de referencia”, añadió el periodista.

Cambiar el chip

Pablo Moreno Ger, vicerrector de Investigación de UNIR, dedicó unas palabras al inicio para enfatizar la importancia de que “resultados de las investigaciones lleguen a la sociedad”, sirviendo así de “aterrizaje la misión de generar conocimiento propia de la Universidad”.

Se refirió Moreno Ger a la elección de la temática de esta última sesión del Seminario Permanente de Cultura de la Investigación como una forma de “cerrar el círculo” en el proceso investigador.

Anteriores sesiones se han dedicado a explicar a los investigadores de UNIR, pero también de otras universidades, aspectos esenciales en la carrera investigadora, por ejemplo cómo montar una propuesta de investigación internacional ganadora o cómo conocer el impacto de las revistas y los artículos científicos para concurrir a convocatorias de financiación.

Habló el vicerrector del “cambio de chip” que supone la divulgación para los investigadores, en tanto que se trata del aspecto “para el que menos formación recibimos”.

El director de The Conversation refirió así qué aporta a los investigadores  publicar en la plataforma: “Es un modo de transferencia de la investigación. Proporciona reconocimiento social e influencia en el debate y permite crear redes de colaboración”.

Los autores pueden saber dónde se ha republicado el artículo y cuánta gente lo ha leído, una información que puede ser útil para los procesos de acreditación.

Dar la vuelta al paper

Algunos de los consejos que dio a los académicos para redactar buenos artículos de divulgación fueron tener siempre en mente al lector no especializado del artículo, lo que ha de notarse en el lenguaje pero también en el estilo más ágil; o “dar la vuelta al paper” explicando al principio los resultados o conclusiones de la investigación.

Para publicar en The Conversation se debe enviar una propuesta de tema a los editores, algo que resulta esencial para que estos puedan valorar su interés: “La propuesta tiene que estar tan trabajada como el artículo, con un titular que enganche al editor. Ha de ser clara y concisa, sin jerga. Hay que convencer, demostrar entusiasmo”.

Tanto en la propuesta, como en el propio artículo, indicó Torrente, hay que transmitir “qué es lo esencial. El lector quiere saber algo que no sabía y sobre todo saber por qué debería importarle. También hay que decidir qué mensajes se quieren fijar”.

A la hora de escribir, “se debe hacer ver que el tema del que se habla impacta, incide o beneficia a la sociedad. Hay que captar la atención del lector desde el principio y para ello es muy útil el titular. Un buen titular tiene que ser específico y que se haga entender. Es un elemento clave, que tiene que atraer al lector y también a los medios republicadores”.

Se trata de “explicar cuestiones complejas de una manera sencilla”, aseveró Torrente, quien recomendó a los investigadores persistir para mejorar y tomar el pulso a la divulgación.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado