Jueves, 26 enero 2017

Consejos para la realización del TFG y TFM: redactando

Una vez hemos decidido y definido el tema del trabajo, debemos empezar a escribir. Para ello, hay que recordar que no se trata de un artículo de opinión ni de contar tu experiencia personal o docente, debemos escribir formalmente: es un trabajo académico.

Teniendo eso en cuenta, el primer punto que se debe destacar es que no se usa la primera persona del singular. Personalmente, tampoco dejo a mis alumnos escribir en primera persona del plural, aunque esto, como otros aspectos, puede depender de tu director. En todo caso, la recomendación sería usar la forma impersonal.

Lo que nos conduce a una segunda consideración: no se deben ofrecer afirmaciones categóricas. Algunos ejemplos son los siguientes:

-Como todo el mundo tiene internet…

-El nivel de inglés en España es bajo…

-Todos los centros educativos tienen internet…

-Todos los adolescentes tienen teléfonos móviles…

.-Muchos expertos consideran que la introducción de nuevas tecnologías es fundamental…

Si ponemos oraciones de este tipo, que no se debería, tendrán que tener detrás, al menos, un paréntesis que nos muestre en qué están basadas dichas afirmaciones:

-Como todo el mundo tiene internet…. – no todo el mundo tiene internet, tendremos que precisar los datos, por ejemplo: Según un estudio (autor, año), la mayoría de españoles cuenta hoy en día con conexión a internet, exactamente un 75%…..

-El nivel de inglés en España es bajo…. – podría servir si lo basamos en un estudio que lo ratifique, por lo tanto, necesitaremos un paréntesis que nos indique de dónde estamos sacando la información necesaria para poder realizar esa afirmación.

-Todos los centros educativos tienen internet… – ¿lo basamos en un estudio o hemos ido por todos los centros verificándolo? ¿se refiere a toda España o a todo el mundo?

-Todos los adolescentes tienen teléfonos móviles… – de nuevo, ¿en qué nos basamos para hacer esta afirmación? Además, la respuesta nunca va a ser todos, pues estaríamos hablando de todos los jóvenes del planeta, debemos ser precisos e indicar en qué estudio nos basamos, acotando también los sujetos. No puede ser una apreciación personal. No podemos decir: el interés de este trabajo radica en que todos los adolescentes tienen teléfonos móviles…Debemos buscar otro modo de expresarlo que no incluya afirmaciones categóricas sin base, por ejemplo: El interés de este trabajo radica en que se considera que, hoy en día, los teléfonos móviles son elementos importantes en la vida diaria de muchos jóvenes, por eso se cree esencial poder trasladar su uso a las aulas.

-Muchos expertos consideran que la introducción de nuevas tecnologías es fundamental… – ¿Qué expertos? Como mínimo un paréntesis para saber de dónde has sacado esa información, incluso puedes incluir varios estudios en el mismo paréntesis (autor, año; autor, año).

Igualmente, debemos evitar el uso de lenguaje coloquial, como ya se ha comentado, es un trabajo formal, no podemos incluir expresiones como (vistas en trabajos reales):

-De este modo, involucramos a los chavales…

-Está a tiro de piedra…

-Todas estas cosas son importantes…

-Es increíble la cantidad de…

-Cae de cajón que…

Intentemos buscar sinónimos para evitar esas expresiones coloquiales y posibles repeticiones. Los chavales, serán discentes, alumnos, estudiantes, niños, adolescentes, jóvenes…..dependiendo del contexto. Las cosas serán aspectos o cuestiones, por ejemplo.

Recordemos, también, algo ya explicado en el primer post: se debe ofrecer el significado la primera vez que usemos una abreviatura en el trabajo y debemos escribir de forma adecuada, con una ortografía y puntuación correctas, recordando que esa revisión no es labor de nuestro director o directora. Igual que tampoco lo es enseñarnos a usar Word.

manuscript-1614234_960_720

Algo fundamental para acabar este apartado, relacionado con la siguiente entrada que publicaremos en unos días, hace referencia a los plagios. Un plagio es un motivo directo de suspenso. El trabajo lo revisa el director, varias veces, el tribunal, todos sus miembros y es analizado, en varias ocasiones, mediante un programa especialmente diseñado para detectar copias. Además del hecho de que suele ser sencillo detectar una parte copiada, por su diferencia en la redacción, en el estilo o en la calidad respecto al resto del trabajo. Los plagios no hacen referencia únicamente al marco, hacen referencia a no plagiar títulos, estructuras, propuestas o bibliografía.

En nuestra siguiente entrada hablaremos de cómo desarrollar la parte teórica, dejando un espacio para la temida normativa APA que, con un uso adecuado, ayuda a evitar esos incómodos, y a veces inconscientes e involuntarios, plagios.