Miércoles, 15 marzo 2017

Charlas para la reflexión educativa: Chomsky

Noam Chomsky es un conocido lingüista, además de activista político y, podríamos decir, un filósofo de nuestro tiempo, con opiniones sobre temas muy diversos, entre los que se encuentra su visión de la educación, que es en la que nos centraremos para reflexionar sobre ella.

Personalmente, si tuviese que resumir en una frase su planteamiento acerca de la educación, me quedaría con una expresión que se puede escuchar en varias de sus charlas: Education is not what the teacher covers but what the student discovers (la educación no es la materia que el profesor explica, sino lo que el alumno descubre – no es lo que el profesor cubre, sino lo que el alumno descubre, siguiendo el juego de palabras en inglés: it´s no matter what you cover it does matter what you discover).

En relación a lo anterior, explica que no tiene mucho sentido dar información, debes ser capaz de obtener la información cuando la necesites. La educación debe desarrollar el deseo de descubrir y aprender. Chomsky indica que hay profesores muy creativos pero no se les permite ser creativos, deben dar una programación y preparar a los alumnos para un examen. Los propios profesores tienen que decir que no a los alumnos y a su creatividad, porque estos deben estudiar y centrarse en preparar un examen. Frente a esto, él defiende que el aprendizaje es el desarrollo de la capacidad y el interés por el descubrimiento.

Precisamente, en cuanto a los exámenes, como se acaba de comentar, el autor critica que los profesores no enseñan, sino que tienen que preparar a los alumnos para los exámenes, unos exámenes que deciden el futuro de alumnos y docentes, algo que, desde su punto de vista, está terminando con la educación, cortando las alas a la creatividad y promoviendo la memorización.

university-105709__340

Así, en esa misma línea, considera que la evaluación es algo artificial, que no sirve para desarrollar el potencial de los alumnos, es solo un ranking, resultando, por tanto muy dañina. Como se comentó antes, si la educación es desarrollar el potencial y creatividad, la evaluación, desde su punto de vista, no tiene nada que ver con eso. Y se pregunta: ¿son esos el tipo de seres humanos que queremos crear? La evaluación fuerza a los seres humanos a desarrollar unas características determinadas relacionadas con la competitividad. Cree que hay muchos intereses creados detrás de este tipo de sistematización de los seres humanos.

De esa forma, conecta su punto de vista educativo con sus reivindicaciones sociales y políticas. Cree que la educación está diseñada para asegurarse que solo unos pocos tienen el control, mientras los demás son espectadores, pero no participantes o actores, enseñando a los estudiantes a no pensar demasiado, a no hacer preguntas y a obedecer. En definitiva, piensa que estamos modelando conformistas: aunque no le encontremos sentido, continua, hacemos lo que nos mandan porque sabemos que eso nos lleva al siguiente escalón. El paso de curso y de etapa se va convirtiendo, entonces, en una selección de obedientes. Una educación para las élites en la que se valora, siguiendo sus ideas, sacar el mayor beneficio posible económicamente, con más alumnos por clase y mejores presupuestos. La educación, critica el autor, está instaurada como un negocio.

Entonces, ¿cómo debe ser la educación según Chomsky? Debe implicar:

 

-Saber encontrar tu propio camino, formular preguntas importantes y ser capaz de buscar las respuestas.

-Conseguir enfrentarse a los desafíos que se nos presentan en la vida, en cooperación y solidaridad con otros, desde la guardería hasta la universidad.

-Mantener un sistema educativo independiente.

 

classroom-824120__340

Como se puede ver, en esta breve reseña de pensamientos, Chomsky es beligerante en sus posicionamientos y su concepción de la educación va de la mano de su entendimiento del mundo, la política y la sociedad. No deseo mostrar en este post mi acuerdo o desacuerdo con sus planteamientos, pero me parecen lo suficientemente interesantes como para dedicarles este espacio de reflexión. Nada más plantear sus ideas, me surgen ciertas dudas:

 

-Si el alumno es el que debe descubrir, ¿debemos abandonar los contenidos? ¿y las clases magistrales?

-Si dejamos la evaluación y los exámenes a un lado, por ser dañinos ¿cómo valoramos los resultados?

-¿Debe haber notas o solo considerar a los alumnos aptos o no aptos?

-¿Pueden ayudar las rúbricas de evaluación?

-¿Cómo evaluamos la práctica? ¿Serán las evaluaciones entonces más subjetivas?

-¿Los cambios en evaluación suponen un cambio metodológico?

-¿Cómo enseñaremos medicina, leyes, historia o matemáticas?

-¿La educación es elitista? ¿Es un negocio? ¿Y los agentes educativos?

-¿Nos educan para obedecer? Si es así, ¿Cómo puede cambiarse?

– En definitiva, ¿Qué es (o qué debería ser) la educación?

 

Espero que podamos reflexionar sobre el tema, para ello propongo el hashtag #charlaseducativaschomsky, con la finalidad de poder debatir sobre el tema y sobre las preguntas planteadas, tanto en Twitter como en este mismo espacio, en forma de comentario, ya que intercambiando ideas, como decía el propio Chomsky, aprendemos y descubrimos, haciendo la Educación entre todos.