La mejora del rendimiento académico de los alumnos centra una nueva tesis doctoral en UNIR

Son muchos los estudiantes que desean ampliar su formación cursando unos estudios. Pero luego, el día a día complica la dedicación al estudio, las actividades, foros y exámenes y más de uno se plantea desistir.  Es ahí donde pueden entrar en juego los docentes y, con su apoyo y estimulación, evitar esta decisión. Ahora, una herramienta online podría ayudar a mejorar dicho rendimiento académico.

Es la idea que subyace en la tesis doctoral que el profesor e investigador colombiano Fredys Alberto Simanca ha defendido en UNIR, la undécima hasta la fecha. Bajo el título “Sistema de mejora del rendimiento académico mediante learning analytics”, el doctorando ha expuesto el resultado de más de cuatro años de trabajo.

Un plazo de tiempo que comenzó con la recopilación y el análisis de los datos que los alumnos comparten en la plataforma virtual. O, dicho de otra manera, su huella digital.  Práctica que, hoy en día, cada vez es más habitual en muchos sectores. Desde el turismo a los negocios o la banca. Pero el sector educativo también puede utilizarlos para identificar patrones y comportamientos de los estudiantes y procurar, de esa forma, mejorar su proceso de aprendizaje.

La mejora del rendimiento académico de los alumnos centra una nueva tesis doctoral en UNIR

Cuatro fases de Learning Analytics

Tan interesante premisa es la que da vida a una tesis que ha sido dirigido por el vicerrector de Transferencia y Tecnología de UNIR, Daniel Burgos, y el director de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (ESIT), Rubén González. Gracias a su supervisión, este ingeniero de sistemas con énfasis en Telecomunicación por la Universidad Cooperativa de Colombia ha obtenido la calificación de sobresaliente que le ha concedido el tribunal.

El vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo de UNIR, Javier Tourón, el subdirector académico de la ESIT, Pablo Moreno-Ger, y los doctores Juan Manuel Dodero (Universidad de Cádiz), Carina Soledad González (Universidad de La Laguna), y Antonio Teixeira (Universidade Aberta) han compuesto el órgano evaluador. Todos ellos han coincidido en calificar su tesis de “proyecto ambicioso, innovador y con potencial”.

La mejora del rendimiento académico de los alumnos centra una nueva tesis doctoral en UNIR

Especialmente, han destacado la aplicación de las cuatro fases del Learning Analytics (explicar, diagnosticar, predecir y prescribir) a la hora de diseñar un modelo online que brinda al docente una herramienta para identificar a aquellos estudiantes con dificultades en el proceso académico y, a raíz de ello, elaborar una tutoría personalizada que facilite una mejoría en el desempeño académico.

“El estudiante deja información y una huella en los entornos virtuales educativos que es importante y no se usa adecuadamente”, ha explicado el doctorando, quien ha diseñado una herramienta online que “identifica y estima los alumnos que están en riesgo de abandono de la educación”. Para ello, se ha basado en datos extraídos del número de sesiones, el tiempo de conexión, el rendimiento individual versus el grupal, el informe de actividades, el promedio de actividades y el uso de recursos.

Retos futuros

“Juntos dan un indicador del rendimiento del modelo académico del estudiante y el docente puede saber qué recursos facilitarle, cómo motivarlo o enviarle recordatorios, porque la educación personalizada mejora el proceso de aprendizaje, sobre todo en entornos virtuales, donde el docente puede tener hasta 70 u 80 estudiantes”, ha razonado Simanca.

De todas formas, no descarta que, en un futuro, el sistema diseñado pueda aplicarse también en ambientes de enseñanza presencial. No es el único objetivo que le gustaría desarrollar. “Sería deseable que el proceso de tutorización sea automático, es decir, que la misma herramienta identifique a los estudiantes en riesgo académico y, de acuerdo con ello, el propio sistema mande el material, los recordatorios, etc.”, ha constatado.

UNIR solicitó su primer Programa de Doctorado cuando se acababa de aprobar la regulación oficial de estos estudios mediante el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero. En diciembre de 2012, fue la primera universidad online con un Programa de Doctorado aprobado tras el establecimiento de los exigentes criterios de esa normativa.

Otras defensas de tesis…