Nueva aventura literaria de Raúl Bermejo con 'El viaje cósmico de Saturnino'

Es rojo, peludo y siempre lleva calcetines. De carácter entrañable, inconformista y un tanto gruñón, pero siempre ávido por investigar, explorar, conocer y descubrir cosas nuevas. Semejantes señas de identidad representan a Saturnino. Un singular personaje surgido de la cabeza de Raúl Bermejo y del lápiz del ilustrador Nacho Uve.

Juntos han hecho posible que vea la luz El viaje cósmico de Saturnino. El tercer volumen del profesor del Máster Universitario en Tecnología Educativa y Competencias Digitales de UNIR en el que retoma ideas clave como las de inculcar a los más pequeños el pensamiento creativo -y por ende el crítico y reflexivo- o recuperar la naturaleza.

Un argumentario que ya subyacía en sus anteriores trabajos, ‘Thinks for kids’ -primero libro y luego una cuenta con más de 80.000 seguidores en su perfil @THINKSFORKIDS de Instagram- y ‘Ser maestro’. En esta nueva obra, lúdica y didáctica, Bermejo ha querido reflexionar sobre lo importante que es la infancia y reivindicar tres ejes fundamentales como son el arte, el movimiento y el juego, aspectos clave para el desarrollo cognitivo de los más pequeños.

Para vivir esta aventura, nada mejor que Saturnino, un simpático y afectuoso animal que, cansado de la rutina y del aburrimiento que lo asolan en su planeta, donde los días son interminables, emprende un viaje para recorrer el cosmos en busca de diversión y de otros incentivos que no hallaba en el suyo. Finalmente, encuentra un mundo donde todos dibujan, pintan, cantan, bailan, juegan y, sobre todo… ¡siempre están contentos!

Portada del nuevo libro de Raúl Bermejo, El viaje cósmico de Saturnino

Una moraleja bastante clara para un relato que es más que un cuento. “Es un viaje a la infancia, un guiño a lo que necesitan cuando son pequeños, porque todos los niños y niñas deberían ser como Saturnino, curiosos por naturaleza, con muchas ganas de aprender y preguntarse el por qué de las cosas”, explica Bermejo. Pero tampoco se libran los adultos. “Es un mensaje para nosotros, que parece que los niños hacen las cosas mal a todas horas y cuando las hacen bien no les damos importancia”, insiste.

Actividades para hacer en casa y en el aula

Sus textos y las ilustraciones de Nacho Uve recrean diferentes escenarios, atmósferas y peculiares personajes que invitan a reflexionar sobre numerosos aspectos “que quizá en determinados momentos no pensamos por el ritmo de vida que llevamos”. ¿Por ejemplo? “En el caso de los adultos, a disfrutar más de los hijos y alumnos y pararnos a pensar“. Y una forma de aprovechar esos buenos momentos entre niños y mayores son las actividades que también se incluyen en este libro.

Raúl Bermejo, con su nuevo libro 'El viaje cósmico de Saturnino'

Se trata de iniciativas variadas y abiertas que hacen referencia a los diferentes escenarios que conoce Saturnino. “Proporciona unas pautas a profesores y padres para descubrir el mundo, para practicarlas en familia y en las aulas”, invita el docente de UNIR. Y para los niños representan otra forma de seguir jugando porque el juego “es lo más importante, es su forma de aprender”. añade.

De esa forma, se consigue el objetivo último. “Dejar a los niños ser ellos mismos y no crear productos homogéneos de fábrica. Que un menor tenga su propia opinión o le guste tomar sus decisiones no quiere decir que falte al respeto, solo hace lo que le gusta”, recalca Bermejo, para quien la docencia, como ya ha reconocido en numerosas ocasiones, representa “una forma de vida”.

El nuevo libro de Raúl Bermejo, El viaje cósmico de Saturnino

Y pese a que desearía que el día tuviera más de veinticuatro horas para poder realizar innumerables proyectos -entre ellos no descarta el elaborar una serie con los personajes del universo de Saturnino- por ahora su mayor satisfacción es conocer las reacciones de otros maestros y padres que aplican sus consejos y técnicas. “Me dicen que ellos y sus hijos están felices y con eso me vale, hacer felices a los demás es lo más bonito del mundo“, se despide.