Solicita información

Tipos de autismo: las distinciones que ya no tienen en cuenta los neuropsicólogos

Antes se diferenciaban cuatro tipos de autismo, pero, como muchas veces sus síntomas se solapaban, ahora se habla del autismo como un espectro sintomatológico.

Niño con síndrome de asperger, un tipo de autismo

Actualmente, no se habla de tipos de autismo, sino de un espectro sintomatológico con algunas características en común, pero con una diversidad de alteraciones y de su severidad.

Anteriormente, sin embargo, se contemplaban diferentes tipos de autismo dentro del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-IV), como el trastorno autista o síndrome de Kanner, el síndrome de Asperger, el trastorno desintegrador infantil o síndrome de Heller, y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Psicólogo diagnosticando un tipo de autismo
psicologo diagnosticando un tipo de autismo

Entonces, según la clasificación de los tipos de autismo del DSM-IV, estos se podían dividir en cuatro; aunque algunos de sus síntomas se solapaban y compartían muchas características.

El trastorno autista o síndrome de Kanner

Es como se conocía el autismo clásico, caracterizado por problemas en diferentes habilidades intelectuales, sociales, de relaciones y de empatía, y por una limitada conexión emocional con los demás.

Con un desarrollo deficiente de la interacción y comunicación sociales, quienes presentaban el síndrome de Kanner solían mostrarse indiferentes ante las reacciones de otras personas. Además, presentaban problemas de comunicación, un elevado deterioro lingüístico y un desmesurado interés por objetos inanimados.

Para diagnosticar trastornos del desarrollo como el autismo, se utilizaban los criterios del DSM-V y se dividían los síntomas en dos grandes bloques: los déficits en comunicación e interacción social, y los intereses, actividades y comportamientos repetitivos y restringidos.

Ebook gratuito: Aplicaciones de la neuropsicología clínica

El síndrome de Asperger

Trastorno del desarrollo que afectaba principalmente a las interacciones sociales, la comunicación verbal y no verbal, y la flexibilidad del pensamiento. Generalmente, se les consideraba buenos en memoria, cálculo y ciencias.

Sus déficits en habilidades sociales y comportamentales comprometían su desarrollo e interacción social y laboral.

Para diagnosticar el síndrome de Asperger se debía realizar un diagnóstico diferencial con el trastorno autista, ya que existían algunas diferencias en su inicio, curso y prevalencia. Se trataba de uno de los tipos de autismo más difícil de diagnosticar, por su inteligencia media o alta, donde a veces se infravaloraban sus limitaciones y dificultades.

El trastorno desintegrador infantil o síndrome de Heller

Se caracterizaba por una aparición retrasada, entre los dos y tres años, de los síntomas. Presentaba retrasos en el lenguaje, la función social y las habilidades motrices, aunque podía no diagnosticarse hasta pasado los 10 años.

La característica principal y distintiva de este tipo de autismo era su carácter regresivo, es decir, los niños empezaban a perder ciertos conocimientos adquiridos durante los primeros años de su infancia.

Para poder diagnosticar el trastorno desintegrador infantil, solo había que tener en cuenta el inicio y el curso clínico, dado que se diferenciaba del autismo por un inicio tardío y un curso clínico con un deterioro de las capacidades muy pronunciado.

Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

Se asociaba con personas que presentaban síntomas del trastorno autista demasiado heterogéneos, que no encajaban con ningún otro tipo de autismo.

Tratamiento de los diferentes tipos de autismo

Se caracterizaba por un déficit de reciprocidad social, un déficit severo de comunicación y la existencia de intereses peculiares y actividades restringidas y estereotipadas.

La persona con un trastorno generalizado del desarrollo no especificado poseía algunos comportamientos propios del autismo, pero no cumplía con todos los criterios.

En definitiva, años atrás, a partir del diagnóstico de un neuropsicólogo formado con un Máster en Neuropsicología, se indicaba qué tipo de autismo prevalecía en la persona. Actualmente, como es complejo diferenciar los tipos de autismo sin caer en sesgos, no existe esa distinción, así que se clasifica el autismo como un espectro sintomatológico.

El neuropsicólogo, además, se encarga de adecuar el tratamiento, que suele basarse en cuidados neurológicos y rehabilitación cognitiva y conductual.

Nueva llamada a la acción

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Los niños suelen presentar trastorno disociativo con mayor frecuencia que los adultos

    Trastorno disociativo: qué es y cómo puede tratarse

    ¿Qué sucede en la mente cuando la realidad y la propia identidad no van de la mano? Lo descubrimos en este artículo sobre la desconexión entre la propia identidad y determinadas emociones.

    Psicólogo evaluando cómo tratar a un psicópata

    ¿Cómo tratar a un psicópata? La complicación derivada de un difícil diagnóstico.

    Dado que un psicópata no percibe como errónea su conducta, este no tiene motivación para cambiarla. Por tanto, es complicado decidir cómo tratar a un psicópata.

    Unas jornadas de investigación en psicología más necesarias que nunca

    Las Jornadas de Investigación en Psicología que organiza UNIR son una oportunidad única para reunir los próximos 29 y 30 de junio a expertos e investigadores en torno a una profesión y una realidad que tienen la máxima relevancia en la sociedad actual.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado