Viernes, 15 diciembre 2017

La investigación de mercados, al servicio de la felicidad organizacional

No es frecuente encontrar organizaciones en el mundo que impulsen la felicidad de sus empleados, pese a las evidencias empíricas acerca de su impacto positivo sobre el desempeño organizacional. La investigación de mercados proporciona herramientas para medir aquella, mediante escalas de validez superior a la de las auditorías de clima, cultura, liderazgo y compromiso. A continuación se caracteriza brevemente la felicidad en las organizaciones, a partir de algunas de sus aproximaciones teóricas más recientes.

Buscando la felicidad…

Aunque desde siempre el concepto de felicidad ha sido objeto de estudio, es precisamente en los últimos años cuando la preocupación por maximizar el bienestar de las personas ha despertado el interés de científicos, políticos y académicos. No en vano, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en su resolución 66/281 de 28 de junio de 2012, decretó el 20 de marzo Día Internacional de la Felicidad, para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos; así como la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno.

Tradicionalmente, la Psicología como ciencia ha centrado sus esfuerzos en tratar los trastornos mentales y comportamientos negativos de los seres humanos y de la sociedad. Se puede decir que la Psicología ha tratado de que los seres humanos sean menos infelices, sin prestar mucha atención al análisis de los aspectos positivos de la conducta de las personas.

Hoy en día se sabe que, para comprender la naturaleza humana en toda su complejidad, se requiere una psicología que, además de atender problemas y debilidades, potencie las fortalezas de las personas y grupos humanos. A finales de los años noventa nació la corriente de la Psicología Positiva, como disciplina que estudia las emociones positivas, virtudes y fortalezas de las personas; frente a la perspectiva previa, basada en estudiar los aspectos negativos de los sujetos. Se trata de una aproximación a la Psicología que enfatiza el optimismo en vez de la disfunción, y cuya meta es la búsqueda del bienestar y la felicidad.

¡Disfrutemos trabajando!

En el ámbito de las organizaciones, no solamente surgen patologías fruto del estrés en el trabajo, sino que también puede suceder lo contrario: el entorno laboral es capaz de ocasionar emociones positivas, que predicen el desarrollo de organizaciones felices: es decir, aquellas capaces de vigilar el entorno y prever sus nuevas demandas de forma adecuada, promoviendo la felicidad y la salud integral entre sus miembros.

Una mirada positiva en las instituciones permite que los empleados demuestren iniciativa personal, sean proactivos, colaboren constantemente con sus semejantes, asuman responsabilidades y se comprometan con la excelencia. En definitiva, la Teoría Organizacional y la Psicología Positiva conjuntamente dan lugar al nacimiento de un nuevo marco teórico: el de la Psicología Organizacional Positiva, centrada en el estudio de las condiciones de la felicidad de las personas y de los grupos de las empresas, así como de la gestión del bienestar en el trabajo y en las organizaciones.

Organizaciones felices

¿Qué enseñanza se desprende de fomentar la felicidad organizacional? Como señalan diversas investigaciones, cuidar la salud psicosocial de los empleados supone una importante ventaja competitiva para las empresas con consecuencias positivas en el bienestar, desempeño y la salud financiera de la organización; y permite al mismo tiempo contribuir a su misión, desarrollo y crecimiento. Ante un entorno de fuerte competencia empresarial, gestionar adecuadamente la felicidad de los empleados en las organizaciones puede convertirse en un importante factor clave de éxito para estas.

 

Luis Manuel Cerdá Suárez. Coordinador Académico del Máster Universitario en Investigación de Mercados.