Viernes, 19 junio 2020

Profesiones STEAM: transformando los nuevos modelos educativos

“Antes de esta situación de crisis, la sociedad ya había cambiado”. Son palabras de la Dra. Natalia Padilla, directora del Máster en E-Learning y Redes Sociales de la UNIR, que pone en valor cómo llevamos años dando pasos hacia nuevos modelos educativos basados en metodología STEAM, pero que no hemos sido conscientes de ello hasta ahora.

La crisis sanitaria por coronavirus ha puesto de manifiesto que el desarrollo de este tipo de competencias que vienen de está mejorando nuestra capacidad para transmitir conocimiento: “Estamos enseñando a nuestro cerebro a ordenar las cosas de una manera determinada. En UNIR, entrenamos muchas habilidades de abstracción, partiendo los problemas y ordenándolos de manera que podamos abordarlos”.

Son precisamente estas habilidades las que marcan una importante diferencia en cómo los profesores son capaces de enseñar a los nativos digitales con cientos de herramientas a su alcance. La metodología STEAM les permitirá discernir cuáles son las necesarias para ganar en eficacia y productividad dentro del aula, ya sea físicamente o u online. Todo con un único fin: que los contenidos lleguen a los alumnos.

 

Superar la brecha digital

En 2023, se espera que el 66% de la población mundial esté conectada, con más de 29.300 millones de dispositivos. Son datos del informe “Inclusive Future”, realizado por la compañía de telecomunicaciones Cisco, en el que se asegura que únicamente el 35% de los países en vías de desarrollo cuentan con Internet, frente al 80% de los desarrollados.

Por otro lado, actualmente, el 90% de los empleos requiere manejar competencias TIC, pero la falta de formación en este tipo de tecnologías genera un analfabetismo digital que limita sus posibilidades. De hecho, según el informe, el 23% de los adultos de todo el mundo no saben ni leer ni escribir en formato digital. Para la Dra. Padilla nutrirse de estos conocimientos es imprescindible: “Tener este tipo de formación ya no es solo importante para el modelo educativo, lo es también para la sociedad en sí misma”.

 

Sin duda, esta falta de acceso, en muchos casos incluso deficiente, se ha visto reflejada aún más en plena crisis sanitaria por la COVID-19, tal y como confiesa el director general de Cisco España, Andreu Vilamitjana: “La pandemia mundial ha enfatizado aún más la brecha digital a nivel social, regional y empresarial”.

Uno de los principales sectores afectados en este sentido ha sido la educación: según un estudio elaborado por la Fudación Cotec para la innovación, alrededor del 50% del profesorado “no tiene ni los recursos profesionales ni las habilidades técnicas necesarias” para dar docencia online. Y si nos remitimos a los alumnos, en España, el Instituto Nacional de Estadística resalta que de los 4.600.000 hogares con menores de 16 años, unos 100.000 carecen de acceso a Internet y, para otras 235.000 familias su único dispositivo es un móvil. Por lo tanto, superar esta brecha digital equilibrará las opciones de aprendizaje que se presentan para un futuro próximo y permitirá que se aplique la metodología STEAM en el aula online de forma adecuada.

 

¿Cómo aplicar las competencias STEAM en el aula?

Para la Dra. Padilla, aquellos docentes que ya trabajaban en este tipo de habilidades propias de las profesiones STEAM están más adaptados para afrontar el reto digital en los nuevos modelos educativos: “Por ejemplo, aprendiendo a aprender, siendo capaz de discriminar la información relevante de la que no lo es. Con la creatividad, buscando opciones de manera diferente. Afrontando la resolución de problemas tirando de un hilo hasta conseguir la solución, a través de la colaboración, del conocimiento conjunto…”.

Pero, ¿están los profesores preparados? Ya hemos visto que las cifras nos sitúan a mitad de camino: “Quizás algunos de ellos necesiten preparase un poco más, pero lo más importante es tener la ganas de poder estarlo, usando la información y las herramientas que están disponibles en la web, por ejemplo. Y también hay que tener en cuenta que habrá que afrontar el reto de una u otra manera dependiendo del momento educativo: no es lo mismo alumnos de primaria, secundaria o formación superior”.

¿De qué manera favorece a los alumnos la metodología STEAM? La Dra. Padilla lo explica: “Les permite ser capaces de hacer, ya sea en un modelo de aprendizaje mixto u online. Es parte de la filosofía de esta educación, que deja espacio a los estudiantes para la investigación, el debate y la creatividad. Además, entrena la independencia en el aprendizaje y el trabajo en grupos, favoreciendo la creatividad y el desarrollo de habilidades sociales”.

 

¿Con qué herramientas cuenta el e-learning?

Entre las numerosas herramientas que usan los educadores, están los LMS (en inglés, Learning Management System), un sistema de gestión del aprendizaje que se emplea como campus virtual donde los alumnos interactúan entre ellos y con el profesorado: “Es la metáfora online de nuestro centro educativo”.

En caso de que los docentes no puedan usarlo, apunta la Dra. Padilla, ya sea porque no tienen recursos o conocimiento suficiente, les anima a apoyarse en la metodología STEAM y adaptarse a otros formatos o plataformas digitales más accesibles para facilitar el espacio de encuentro con los alumnos:

“Por ejemplo, con apoyo en la web del centro educativo, en un blog, adaptando espacios para los distintos grupos, buscando herramientas para hacer evaluaciones, animar contenidos, grabar vídeos o hacer cuestionarios. La tecnología nos abre a muchas posibilidades para favorecer el método de enseñanza online”.

 

El e-learning desde la perspectiva STEAM

UNIR es prueba de que las asignaturas basadas en la filosofía STEAM pueden estudiarse sin problemas de forma online. Su Escuela de Ingeniería y Tecnología (ESIT) cuenta con 4 grados oficiales, 20 másteres y otra veintena de títulos propios. Entre ellos, el Máster Universitario en E-Learning y Redes Sociales, en el que la Dra. Natalia Padilla es directora: “Tiene una doble visión, la educativa y la tecnológica, capacitando así a los alumnos a afrontar los retos desde ambos puntos de vista en la búsqueda de información, resolviendo problemas… El docente se convierte en moderador de ese proceso de aprendizaje y en diseñador instruccional del camino: elige los temas y cuánto se profundiza en ellos. Es como un guía para animar la comunidad que construyen los alumnos”.

 

Por lo tanto, la propia tecnología se convierte en base central para transmitir, debatir y compartir in situ, con la participación de los alumnos. Una forma esencial de trabajo dentro da la docencia en UNIR: “Los profesores pueden enseñar lo que están haciendo en tiempo real y trabajar con propuestas de los alumnos mostrando cómo modificarlas por medio de vídeos o sesiones en directo. Y no olvidamos las posibilidades de colaboración que nos ofrece la tecnología, que hace posible el trabajo en salas grupales privadas, con la opción de que el profesor acceda de forma particular a trabajar con cada grupo de forma independiente”, destaca la Dra. Padilla.

Definitivamente, hoy con un navegador, es posible hacer una inmersión educativa con un 100% de éxito, y UNIR te ofrece la oportunidad de conseguir esa meta gracias a este Máster Universitario en E-Learning y Redes Sociales, el más longevo en castellano a nivel mundial. Prepárate para aprender a aprender.