Solicita información

Por qué gestionar un proyecto digital no es tan fácil como parece

El éxito de una empresa depende su capacidad para transformarse y adaptarse a los cambios. Se apuesta para ello en la especialización, pero también en la versatilidad. Y, aunque pueda parecer contradictorio, lo cierto es que los conceptos de especialización y versatilidad no están reñidos.

Un diseñador versátil tiene una mentalidad global.

De hecho, cada vez es más habitual encontrarlos juntos en una misma carrera profesional, respaldándose mutuamente en sus funciones. Así, donde la especialización impulsa al trabajador a alcanzar un mayor nivel de conocimiento en su área, la versatilidad le permite desarrollar habilidades en áreas adicionales.

Por ello, trabajar ambas acciones puede capacitar a un candidato y permitirle aspirar a mejores puestos de trabajo. Es lógico pensar que hay empresas interesadas en respaldar la formación especializada propia de los posgrados, dado que esos egresados serán sus futuros trabajadores. Y también es comprensible pensar que valoren que dichos egresados tengan en su haber complementos que les concedan versatilidad.

El campo del diseño industrial es una disciplina que permite una amplia especialización y versatilidad. Los diseñadores aspiran por definición a disponer de una amplia gama de habilidades y conocimientos que les permitan abordar cualquier proyecto con una perspectiva completa. Desde la identificación del problema, pasando por la propuesta de soluciones innovadoras, la investigación de mercados y tendencias, el desarrollo de prototipos, la atención a la manufactura y a la sostenibilidad o la gestión de proyectos, hasta su desecho final: reciclado o reutilización.

Para formar parte de manera eficiente en cualquiera de estas perspectivas el diseñador debe estar especializado y ser versátil.

Claves de gestión

El perfil profesional estrella que casi engloba todo es el del gestor. Un gerente de proyectos es responsable tanto de dirigir como de administrar los recursos desde el concepto inicial de la idea que satisface una demanda hasta el lanzamiento del producto resultante al mercado.

Pero gestionar un proyecto digital no es tan fácil como puede parecer. Hay muchos aspectos que deben considerarse para que la administración de recursos sea lo más eficiente posible, orientada al éxito del proyecto.

Las empresas recomiendan que un gestor de proyectos tenga una formación técnica acorde a su especialidad, por ejemplo, en diseño industrial y desarrollo de productos, que le aporte una comprensión de los conceptos y principios propios de la ingeniería del diseño y la fabricación.

Los estudios de posgrado amplían y especializan estos conocimientos, e inician la experiencia profesional y los contactos, permitiendo ampliar el abanico a las siguientes profesiones. Por ejemplo, trabajando en departamentos de innovación, en producción y/o fabricación, o bien ofreciendo servicios de consultoría u oficina técnica, entre otros.

Pero, además, se recomienda que tenga un perfil versátil y ofrezca capacidad de gestión, comunicación eficaz, planificación y trabajo en equipo. Una mentalidad global, en suma, que le permita desarrollarse con diferentes culturas y nacionalidades.

diseño industrial - gestión de proyectos

Dirigir y gestionar proyectos digitalmente es un proceso que involucra todas estas capacidades, y que requiere la aplicación estratégica de las mejores prácticas de la industria para garantizar el éxito. También requiere aplicar adecuadamente el conjunto de directrices, normas y estándares recomendados, es decir, aplicar un marco estructurado que tienen como objetivo asegurar que los proyectos y servicios se desarrollen y administren de manera eficiente, eficaz y segura.

Una labor apasionante

El trabajo de un gestor de proyectos digitales en el campo del diseño industrial es apasionante. Su misión es que todo salga según lo previsto, y para ello debe sumergirse en todas las actividades, y convertirse en el alma del proyecto.

Es el encargado de:

  1. Definir los objetivos del proyecto, establecer su alcance y concretar los requisitos de la demanda.
  2. Planificar las entregas, los recursos y los tiempos, controlar los costes, establecer un plan de proyecto con un cronograma útil al trabajador y al cliente.
  3. Elegir a los miembros del equipo, definir las responsabilidades de cada uno de sus empleados atendiendo a sus perfiles profesionales y a sus intereses personales.
  4. Supervisar, monitorear y controlar el progreso del proyecto, garantizar su calidad, gestionar posibles conflictos, y evaluar el rendimiento del proyecto y de los departamentos implicados.
  5. Formar y mantener relaciones profesionales con proveedores y clientes, aplicar estrategias de comunicación efectiva, preparar y presentar documentos técnicos.
  6. Asegurar un plan de marketing y publicidad efectivo.

Disponer de estas capacidades hacen versátil al profesional especializado, que podrá administrar proyectos en casi cualquier campo, aunque fundamentalmente los ligados al área de industriales.

Por este motivo, desde el Máster en Diseño Industrial de UNIR, un título que trabaja con empresas para conseguir ofrecer una formación altamente especializada, hemos apostado también por la versatilidad, estrechando lazos con la MIU City University Miami. Brindamos la posibilidad de ampliar la red de contactos internacionales a nuestros estudiantes, proponer una formación con profesores de diferentes nacionalidades y que el alumno pueda terminar sus estudios con un certificado en Gestión Digital de Proyectos.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    ¿A qué se dedica un consultor logístico?

    Maximizar el resultado final de la cadena de suministros es la tarea principal del consultor logístico, un profesional altamente cualificado para aplicar las nuevas tecnologías dentro del sector.

    La inteligencia artificial para crear contenido multimedia: ¿novedad positiva o negativa?

    El uso de la Inteligencia Artificial (IA) para crear contenido, ya sea para redes sociales, multimedia, videojuegos o cualquier otro sector, ha llegado para quedarse.

    Objetivos de la ergonomía laboral y su relación con el rendimiento en el trabajo

    La ergonomía laboral es la disciplina encargada de mejorar la salud y el bienestar de los empleados en su entorno de trabajo, lo cual genera beneficios tanto en las personas como en las empresas.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado

    5366061