Jueves, 25 junio 2020

Salidas profesionales de las Humanidades Digitales

El avance de las tecnologías de la información y las comunicaciones ha propiciado un espacio para la emergencia de las Humanidades Digitales, fortaleciendo aspectos como la multimodalidad en la representación, el soporte a los procesos de creación y re-creación, la facilidad en la comunicación o difusión social de los desarrollos del área, o el análisis de grandes cantidades de datos provenientes de las humanidades.

Estas posibilidades exigen que el humanista propicie su propia inmersión en las tecnologías adquiriendo nuevas competencias digitales que le faciliten no solo contribuir y construir el estado del arte del área de las humanidades digitales, sino que también le permita entrar en un mercado laboral muy prometedor que cada día brinda más oportunidades a los humanistas expertos que adoptan las TIC en su quehacer.

A continuación, discutiremos cuáles son esas competencias digitales y cuales esos nuevos perfiles profesionales, emergente en el área de las humanidades digitales.

Competencias digitales del humanista digital

La democratización que ha supuesto el surgimiento de la Web apunta a redefinir el alcance y los contenidos de las humanidades en un entorno cuyo mayor desafío es la interactividad. El ejercicio de la profesión humanística en los medios digitales exige una actitud más humilde de parte de los expertos, quienes se ven abocados a ceder parte de su “poder” en pos del intercambio y la participación de los usuarios.Escenarios interesantes en los que es evidente este intercambio multidisciplinar son, por ejemplo:

La Lingüística y la Filología que se sirven de programas automatizados de análisis léxico y textual, así como del diseño y gestión de repertorios y bases de datos lingüísticos, léxicos, terminológicos y documentales tanto en línea como en soporte multimedia (Ver figura 1).

Figura 1. Estudio de Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen, con el programa de análisis textual Voyant Tools. Fuente: https://en.wikipedia.org

La Arqueología se ha volcado en las tecnologías de realidad aumentada y la realidad virtual para la gestión y la representación de espacios de excavación, así como en el uso de bases de datos que sirven también para el estudio de inventarios, la catalogación y la clasificación de los bienes arqueológicos (Ver figura 2).

Figura 2. La realidad aumentada permite nuevas formas de visualizar restos arqueológicos. Fuente: https://commons.wikimedia.org

Estos nuevos escenarios, sin embargo, se manifiesta la necesidad de adquisición por parte del humanista de diversas competencias digitales que le faciliten el acceso a las posibilidades revolucionarias que la existencia de este gran ecosistema digital pone al servicio de la espiritualidad y la producción cultural, entre ellas:

  • Diseño y gestión de bases de datos, repositorios y bibliotecas virtuales.
  • Creación de contenidos multimedia e hipertextos.
  • Etiquetado y análisis automatizado de textos.
  • Diseño de sistemas de enseñanza virtual y visualización de contenidos divulgativos en entornos digitales.
  • El uso de la realidad aumentada y virtual como herramientas de creación y re-creación.
  • El uso masivo de datos, así como la capacidad de realizar análisis sobre ellos que respondan preguntas interesantes que antes era poco factible responder.

Nuevos perfiles profesionales del humanista digital

En este contexto, emerge también un nuevo mercado laboral en el ámbito de las humanidades digitales con muchas oportunidades que pocos ámbitos profesionales ofrecen. Se trata de perfiles que exigen el procesamiento y manejo de la información digital junto con conocimientos específicos y habilidades propias del campo de las artes y las letras.

Los siguientes son algunos de los campos de trabajo principales para los especialistas de humanidades digitales:

Curador digital

Su contenido de trabajo implica la creación de catálogos o etiquetas con metadatos, la preservación de la integridad de la colección de materiales, el archivo o almacenamiento de contenidos, así como la evaluación de la respuesta de los públicos y de la usabilidad.

Diseñador multimedia

Hace que las visualizaciones digitales sean más adecuadas de acuerdo con el contexto social y las necesidades institucionales para garantizar un mejor uso de la visualización como recurso para la innovación. El diseñador se centra en la gestión de contenidos y en la calidad de presentación de los mismos.

Arquitecto de información

Decide la composición estructural de los entornos digitales, para hacerlos más contextuales y comprensibles. Diseña la experiencia de usuario teniendo en cuenta las estrategias de organización de contenidos, la recuperación de la información, la escritura técnica y el diseño de interacción.

Analista de datos

Responsables de analizar, recopilar e interpretar cantidades significativas de información para identificar formas de contribuir a la utilidad social de los mismos en contextos de grandes cantidades de datos. El perfil de trabajo implica el uso de técnicas de estudio avanzadas, como el aprendizaje automático y el modelado predictivo.

Gestor y creador de contenidos digitales

Se encargan de la gestión del patrimonio digital y la creación de experiencias culturales propias del ciberespacio. Las áreas de empleo más importantes son:

  • Diseñadores web
  • Desarrolladores / Diseñadores de información
  • Periodistas de datos
  • Desarrolladores móviles
  • Desarrolladores UI / UX
  • Escritores técnicos
  • Editores digitales
  • Gerentes de servicios de curación digital
  • Desarrolladores de herramientas y servicios de curación
  • Oficiales de patrimonio digital
  • Archivo de investigación / Gerentes de datos
  • Gerentes de metadatos
  • Especialistas en recursos digitales y desarrolladores de sistemas multimedia

Animamos a todos los interesados a aventurarse en estos ámbitos de actuación nuevos del humanista y a disfrutar la gran cantidad de proyectos que surgen en un área rica por naturaleza en la generación de nuevos y creativos conocimientos que impactan la vida de todos.