Solicita información

¿Qué perfiles demanda el mercado laboral tras la pandemia?

Hablamos de transformación digital, de tendencias o innovación. También, de los nuevos perfiles profesionales que necesitan las empresas y los cambios en la forma de ejercer el liderazgo.

La pandemia ha supuesto un giro en la hoja de ruta de las organizaciones, que afrontan grandes desafíos: cambios de modelo negocio, organizativos, sistemas híbridos y flexibles… Esta nueva situación hace necesaria la presencia de determinados perfiles en las compañías, así como en la dirección de las empresas.

Durante la openclass ¿Qué te depara el mercado laboral tras la COVID-19? se analizó la situación actual del mercado, de la mano de María Cantera, manager en Randstad Executive Search y Eva Asensio, vicedecana de la Facultad de los Negocios en UNIR. También se mostró la realidad laboral a través de la experiencia de distintos alumnos.

¿Cómo está el mercado?

Para María Cantera hay un término que debemos tener siempre presente: reinvención. “Hay una necesidad de innovar y reinventarse. Con la crisis se ha acelerado el proceso de transformación digital y es vital buscar nuevos modelos de negocio”.

Algunos sectores viven una evolución muy positiva, como el de las TIC. “Una actividad de gran crecimiento, pero en la que hay una escasez de talento. Se requieren perfiles de analítica de datos, inteligencia artificial, ciberseguridad, arquitectura de datos… puestos de gran especialización”, destaca Cantera.

La directiva de Randstad Executive Search subraya el auge experimentado por el e-commerce, que ha tenido que adaptarse muy rápido a las circunstancias provocadas por la COVID-19. “Las empresas han tenido que buscar mejores fuentes de aprovisionamiento, incorporar la tecnología y automatización, así como afrontar grandes retos en la logística. Esto supone la necesidad de incorporar nuevos profesionales”.

perfiles

Cantera señala la evolución de otros sectores. Unos que repuntan, como son la industria o la construcción, y otros que han vivido un aumento significativo, como el sanitario.

Resalta, además, el retail, que representa una de las áreas con mayor movimiento, fuertemente impactado por los cambios de los hábitos de consumo y con importantes retos por delante, como la mejora de la experiencia de consumidor o la compra segura.

Subirse al carro de la revolución tecnológica

Ante los cambios producidos y los desafíos que se presentan, las empresas necesitan profesionales con determinadas habilidades. Un aspecto vital para Cantera: “La formación y el aprendizaje continuo es un valor clave para todos. De aquí a 2025 se destruirán 80 millones puestos de trabajo en el mundo, pero surgirán otros 97 diferentes. La adquisición de nuevas competencias se volverá imprescindible. Actualizarse y reciclarse será esencial para subirse al nuevo carro de la revolución tecnológica. Solo así seremos competitivos”.

Esta necesidad también impacta en los líderes. “Las compañías demandan directivos que sean capaces de interpretar los nuevos escenarios y gestionarlos con éxito. Se valoran habilidades para ser solventes en situaciones extremas”, apunta.

Por eso, para Eva Asensio, vicedecana de la Facultad de Empresa y Comunicación de UNIR, “los puestos de dirección de personas se revalorizan, porque la gestión del capital humano va a ser primordial. Los líderes deben contar con determinadas habilidades y también apostar por la formación de sus empleados. Fomentar las competencias que no pueden ser sustituidas por la robótica. Eso será una ventaja para las compañías”.

¿Qué competencias se exigen a los líderes?

Tanto está evolucionando el mercado y la necesidad de un nuevo liderazgo, que las empresas están priorizando el encaje cultural de los directivos por delante de la experiencia. Según el estudio Randstad Research, el 85% del éxito profesional viene determinado por las competencias y solo el 15% por la experiencia o conocimientos.

ejecutiva

Datos como estos ponen de relieve la importancia del desarrollo y la adquisición de nuevas capacidades en los directivos. Como destaca Cantera, deben centrarse en obtener habilidades como estas:

  • Innovación y creatividad. Capacidad de anticiparse a los cambios y aportar nuevas soluciones.
  • Agilidad en la toma de decisiones.
  • Flexibilidad, sentido crítico y trabajo colaborativo.
  • Conexión emocional. Liderazgo más cercano, de escucha y con poder de comunicar y motivar.
  • Máxima organización y priorización de las tareas más urgentes e importantes para ganar productividad.
  • Competencias digitales.

Un estilo de liderazgo que evoluciona y que debe reflejar los conceptos que hoy necesitan las compañías: innovación, reinvención y transformación digital. Aspectos esenciales que se trabajan en titulaciones como el MBA de UNIR.

Habilidades para una mejora profesional

Para Eva Asensio este postgrado se asienta en “la necesidad de que los alumnos obtengan una visión del proceso de transformación digital y adquieran las habilidades para liderar el cambio con nuevos modelos de negocio e innovación. Trabajan en equipo, en remoto, desarrollando competencias como el pensamiento crítico, creativo o la gestión Lean, mediante un aprendizaje experiencial”.

Alumnos como Juan Ibáñez, que resume así lo que ha supuesto para él estudiar el MBA de UNIR: “Ha sido la palanca para alcanzar metas”. Esta titulación le ha permitido mejorar su perfil profesional y aspirar a nuevos cargos. “Soy ingeniero y el máster me he permitido acceder a puestos como el director de producción, compras u operaciones. He obtenido un perfil polivalente, con una visión global y transversal de la compañía. De esta forma, he logrado nuevas oportunidades laborales, no solo cambiando de empleo, sino alcanzado nuevos puestos dentro de mi empresa”, explica.

Crecer es, sin duda, una de las principales razones para decidirse por un Máster en Dirección y Administración de Empresas. Al igual que le ocurrió a Juan, para Diego Valle su elección suponía eliminar el techo de cristal. Después de muchos años en su organización, no podía acceder a cargos de mayor responsabilidad. “Al obtener el título podía presentarme a otras ofertas para ascender. Fue la clave para mi nueva etapa profesional”.

Perfiles polivalentes

La obtención de competencias es una razón de peso para estudiar un MBA. Para responder a este nuevo estilo de liderazgo, Carlos Jiménez y Santiago Loiza optaron por esta titulación. “Pude entender la gestión, la orientación y supervisión de las personas, las finanzas… y me ayudó a tomar mejores decisiones con un impacto positivo en la organización”, subraya Carlos.

Algo parecido le ocurrió a Santiago: “Necesitaba adquirir nuevas competencias para mejorar en el trabajo. Aprender sobre la gestión de personas, el ámbito financiero, la digitalización, así como obtener una visión global que me ayudara en la toma de decisiones, son algunas de las competencias que he conseguido”, apunta.

chico

Reinventarse y buscar nuevas opciones laborales fue el motivo por el que Raquel Remón se decidió a cursar el MBA de UNIR. A esta periodista, la titulación le ha permitido cambiar de trabajo a un sector fuera de la comunicación. “Las asignaturas son muy variadas, de campos muy diferentes, lo que te abre la mente. Abordas la innovación, las finanzas, la gestión del talento… El MBA me ha facilitado estar en un ámbito distinto y desarrollarme profesionalmente”.

Ejemplos como estos muestran las posibilidades laborales que un MBA puede abrir y reafirman lo expresado por la directiva de Ranstand, María Cantera: “Necesitamos estar permanentemente reciclándonos, para alcanzar los perfiles multidisciplinares que hoy demandan las empresas”.

  • MBA

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

¿Qué son los KRI (indicadores clave de riesgo) y por qué es importante definirlos?

En gestión de riesgos, los KRI son indicadores muy útiles, pues funcionan como avisos ante potenciales riesgos que pueden comprometer los objetivos estratégicos de la organización.

La teoría de la utilidad: claves y ejemplos

La teoría económica de la utilidad marginal explica la conducta de los consumidores partiendo de la idea de que cada persona demandará la cantidad de bienes y servicios que maximice su utilidad.

Revenue manager, más allá de la industria aérea y hotelera

El proceso de gestión de precios puede aplicarse en distintos sectores. Te contamos por qué puede ser una gran herramienta para maximizar ingresos rentabilizando recursos y la necesidad de la figura del revenue manager.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1.600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado