Jueves, 25 julio 2019

“Todos podemos aprender a innovar”

Patricia Gómez Raña es ingeniera en telecomunicaciones y trabaja actualmente en Mapfre como experta técnica en el área de cumplimiento. El verano pasado se empezó a plantear estudiar algo que le ayudase a entender cómo se trabaja la innovación en las empresas y cuáles son los ecosistemas de innovación del mercado.

Se puso a investigar diferentes opciones de estudio y se interesó por el Programa en Dirección y Gestión de la Innovación de UNIR, “los puntos que más me atrajeron fueron precisamente que el temario me pareció muy completo y que fuese 100% online, un punto clave para poder compaginar mi vida, tanto profesional como personal”.

El porqué de un título en innovación

Y es que, para esta gallega de 34 años, la opción a distancia en su totalidad era fundamental al ser madre de dos niños pequeños y empleada a tiempo completo. La metodología de clases en directo que quedan grabadas para que el alumno las vea cuando le venga bien, supone un atractivo para quien necesite compaginar. Además, ofrece a los estudiantes diferentes recursos de estudio. Pero no han sido las únicas razones, el contenido fue determinante.

“Algunas de las materias me sonaban de haber leído artículos, continúa Patricia, algunos cursos puntuales, experiencias de innovación, etc. En este tiempo he podido profundizar muchísimo en todas, e incluso en otras que para mí eran grandes desconocidas tales como los temas asociados a patentes, rondas de financiación, venture building y demás”.

Aprovechar estas transformaciones aplicando las metodologías correctas supone un elemento diferenciador.

El objetivo ha sido actualizarse con las últimas tendencias en innovación. En el mercado actual los cambios ocurren con muchísima velocidad, por eso aprender a aprovechar estas transformaciones aplicando las metodologías correctas supone un elemento diferenciador.

Aprender a innovar es posible, para Patricia “era algo que ya tenía más o menos claro antes de hacer el curso, y ahora me reafirmo”. Existen metodologías específicas y técnicas que facilitan el proceso de aplicar la innovación y es lo que se enseña en el Programa de UNIR.

La importancia del customer centric

Uno de los puntos fundamentales que se trata en el Programa es el papel del cliente a la hora de aplicar procesos de innovación en las empresas. Emplear técnicas de customer centric va más allá de la experiencia e intuición del profesional, “quizás hemos venido pecando mucho del ‘yo creo’ basándonos en nuestra experiencia, que es fundamental, pero no hemos sido capaces de ponernos bien en los zapatos de nuestros clientes”.

Patricia destaca que se puede aprender a poner al cliente en el centro de las acciones. Para ello, existe una variedad de técnicas “y metodologías de innovación como el design thinking que nos puede ayudar muchísimo”.

Aprender de la experiencia de otros

Aunque el Programa en Dirección y Gestión de la Innovación es 100% online, hay una sesión presencial en la que los alumnos comparten su experiencia. Gómez Raña destaca este aspecto, “ha sido muy enriquecedor el tener la posibilidad de poder conocer a los compañeros y experimentar ‘de verdad’ algunos de los aprendizajes y metodologías vistas durante el curso”.

(Los profesores) te acaban contagiando su entusiasmo por la materia y compruebas que esto de la innovación es una realidad.

En la misma línea habla del claustro de profesores, personas con experiencia en el sector, “se nota que son profesionales de la innovación y que es su pasión, por lo que, por un lado, te acaban contagiando su entusiasmo por la materia y, por otro, te permite ver que esto de la innovación es una realidad”.

Su experiencia como estudiante está siendo muy buena. A nivel humano trabaja con sus compañeros en grupos pequeños de forma online, y participa en foros donde se aclaran dudas e intercambian conocimientos. En cuanto a los materiales los considera muy completos, sean presentaciones, resúmenes o lecturas inspiracionales.

Aplicando conocimientos

El Programa termina en septiembre y el objetivo es poner en práctica todo lo aprendido. Patricia próximamente pasará a trabajar en una filial de Mapfre, pero por lo pronto, aplicará sus conocimientos en su puesto actual, en el que trabaja principalmente con abogados, en el área de servicios corporativos. Por este motivo sus clientes son internos.

“Yo trabajo en el área de servicios corporativos, por lo que mi cliente son los demás departamentos. Espero aplicar lo aprendido en este curso para conseguir dar un mejor servicio a mis compañeros, entender cuáles son sus necesidades y cómo puedo ayudarles a conseguirlas para que ellos, los que llegan a nuestros clientes finales, puedan ofrecer el valor real que necesitan nuestros clientes”.

Poner en el centro a sus clientes y ayudar a la empresa en su proceso de transformación cultural y digital. El Programa en Dirección y Gestión de la Innovación de UNIR puede ser un salto cualitativo en cuanto a conocimientos para el profesional y por consiguiente un beneficio para la compañía.