Jueves, 06 septiembre 2018

Cómo el 'team building' te ayudará a dirigir mejor y crear un buen clima laboral desde RRHH

Los equipos en las empresas son como piezas de puzles que deben encajar perfectamente, sincronizándose entre sus miembros y con los demás departamentos. Eso sería lo ideal. El máximo desafío es alcanzar los resultados y metas (individuales y colectivas) fijadas por cada compañía, a través de un único camino posible: la eficacia.

Pero todos sabemos que es algo mucho más complejo de ejecutar en la práctica. En la estructura de las organizaciones, los trabajadores integran secciones donde pueden aflorar numerosos inconvenientes, desde el desconocimiento de los objetivos concretos y estratégicos que debe tener cada empleado a eventuales conflictos interpersonales.

El objetivo es construir equipos de alto rendimiento, que consigan un elevado nivel de resultados junto a una elevada satisfacción y motivación de sus integrantes

Por todos estos motivos, si diriges hoy equipos en empresas, debes tener en cuenta más que nunca un concepto acuñado del inglés, que marca tendencia en el mundo de los negocios, principalmente en EEUU: el ‘team building’. En la práctica consiste en construir equipos de alto rendimiento, que consigan un elevado nivel de resultados junto a una elevada satisfacción y motivación de sus integrantes.

Por eso lo de ‘team’ (equipo, en inglés) y ‘building’ (edificio o construcción): sumados, los dos conceptos se asocian inmediatamente con altura, la que requiere un equipo para crecer. También podría sintetizarse como ‘construcción de equipos’.

“Mejora la productividad y lima asperezas interpersonales”

En opinión de la experta en RRHH María José Alaminos, responsable de talento y cultura en Paradigma Digital y docente del Máster en Dirección y Gestión de RRHH online de UNIR, es una cuestión estratégica y esencial: “Realizar ‘team building’ en una empresa es fundamental por varias razones. Entre otras, ayuda a integrar y generar empatía en los equipos, por lo que se incrementa la motivación de las personas”, explica la profesional.

Además, desde su óptica, “contribuye a una mejora de la productividad que -en muchas ocasiones- se ve reducida por factores humanos. También contribuye a mejorar el clima laboral, ya que realizar una actividad de equipo lima asperezas y conflictos”.

El ‘team-building’ contribuye a mejorar el clima laboral, ya que realizar una actividad de equipo lima asperezas y conflictos

En definitiva, según Alaminos, “las actividades de ‘team building’ mejoran el rendimiento de los equipos y contribuyen a afianzar la cultura de empresa”.

Está claro que un ‘team building’ te ayudará a dirigir mejor y creará un buen clima laboral en tu compañía. Pero para conseguirlo tendrás que seguir una línea de gestión muy definida. Como director o responsable de RRHH, lo primero que debes realizar es una política de selección y contratación que resulte eficaz.

Recuerda que una de las claves no solo consiste en fichar a los mejores candidatos para cada puesto. También, para construir un ‘team building’, debes buscar perfiles de integrantes que encajen entre sí.

La figura del líder es imprescindible dentro de ese equipo: a su capacidad de trabajo, talento y visión empresarial deberá sumarle mucha calidad humana y empatía. Según recomiendan los gurús norteamericanos de RRHH, para crear un equipo de alto rendimiento o ‘team building’ deberás seguir estos cinco pasos imprescindibles:

1 – Marca objetivos.

2 – Define un sistema de medición del nivel de alcance de los objetivos.

3 – Define los sistemas de comunicación entre los miembros del equipo.

4 – Define procedimientos para que los miembros del equipo tomen decisiones y solucionen problemas.

5 – Desarrolla sistemas de gestión de personal (reclutamiento, formación, motivación, etc.). Es difícil conseguir un equipo de alto rendimiento. Si lo hacemos, existe un desafío aún mayor: procura mantenerlo a través del tiempo.

Además, hay otras fórmulas. Por ejemplo, puedes impulsar eventos recreativos en espacios alejados de la vida cotidiana, en un entorno diferente.

Las salidas en equipo pueden abarcar un enorme abanico: torneos y actividades deportivas convencionales o de aventura, ‘after-works’ en bares (incluso con karaoke), juegos de búsqueda de tesoro, desafíos y pruebas originales.

En EEUU, por ejemplo, hoy arrasa el Cook off’.  Es una actividad que ofrecen establecimientos destinados específicamente al mundo empresarial. Allí se crean equipos culinarios, al mejor estilo ‘Master Chef’, que compiten por elaborar el mejor plato.