Solicita información

Forward Rate Agreement: sus claves y objetivos

El objetivo de un contrato FRA es proteger de futuros aumentos o reducciones en los tipos de interés.

Los contratos Forward Rate Agreement (FRA, por sus siglas en inglés) son acuerdos entre dos partes sobre el tipo de interés que se pagará en una fecha futura por una operación financiera, por ejemplo, un depósito bancario. En el contrato FRA se establece el importe del depósito, el período de tiempo que estará vigente ese depósito y la fecha de constitución. 

La liquidación de los contratos FRA se realiza mediante el pago en efectivo de la diferencia entre el interés vigente en el mercado interbancario (Euribor, Libor, etc.) en la fecha de cumplimiento pactada y el tipo que se haya fijado en el acuerdo. Así, en la fecha de liquidación puede ocurrir que el tipo de interés real sea superior al del contrato FRA, por lo que el vendedor deberá abonar la diferencia al comprador, y viceversa.

El objetivo de un contrato FRA es la protección de futuros aumentos o reducciones en los tipos de interés. Al comprador le interesa fijar un tipo concreto ante la posibilidad de que suba, mientras que al vendedor le conviene asegurar un tipo de interés mínimo o protegerse de descensos en el futuro. 

fra

A la hora de suscribir un acuerdo FRA existen dos posiciones: compradora y vendedora:

  • FRA comprador: espera que el tipo de interés suba durante el período estipulado para que la liquidación sea a su favor y cobre la diferencia entre el tipo pactado y el real. Es decir, el comprador quiere que el interés real sea mayor que el interés del FRA.
  • FRA vendedor: espera que el tipo de interés baje para que la liquidación sea a su favor y le paguen la diferencia. Es decir, el vendedor quiere que el interés real sea menor que el interés FRA.

La fórmula para calcular la liquidación es la misma para ambas posiciones:

fra

 

fra

 

Ig: Interés pactado en el acuerdo FRA

Im: Interés de liquidación, el valor del tipo de interés en el momento de la liquidación

D: tiempo de vigencia del FRA

N: capital sobre el que se calcula el interés

 

El contrato de FRA expresa el plazo mediante una fracción, siendo los más habituales en el mercado español los FRA 1/2, FRA 1/3, FRA 3/6, FRA 3/9, FRA 6/12 y FRA 9/12. 

En esta nomenclatura, el numerador de la fracción expresa los meses que transcurren desde que se realiza el contrato hasta la fecha de liquidación. El denominador, en tanto, marca los meses que transcurren desde firma el contrato hasta que se libera el depósito teórico. La fecha de vigencia de un contrato FRA es la diferencia entre el denominador y el numerador.

Por ejemplo, en un FRA 3/6:

  • La fecha de liquidación se producirá tres meses después de suscribir el contrato.
  • La fecha de liberación se producirá seis meses después de suscribir el contrato.

Es decir, si firmamos el contrato FRA el 1 de enero, el contrato entrará en vigor tres meses después (1 de abril) y esa será la fecha de liquidación. El depósito teórico se liberará seis meses después de la firma del contrato (1 de junio), por lo que el periodo de vigencia o período garantizado del FRA 3/6 será de tres meses (6 – 3), entre el 1 de abril y el 1 de junio. 

¿Cómo funciona un FRA?

Para comprender mejor el funcionamiento de un FRA vamos a exponer un ejemplo:

La empresa Software Plus S. L. necesita financiación para impulsar las inversiones de su negocio y, para lograrlo, quiere solicitar en un periodo de tres meses un préstamo de 100.000 euros al Banco Blanco y devolverlo en un plazo de seis meses y actualmente el interés aplicable se sitúa en el 2% anual.

A Software Plus le interesa que el Euribor, el tipo de referencia aplicable a la operación, se mantenga en ese 2% (o sea menor) al que está en este momento cuando vaya a suscribir el préstamo, para que no se encarezca su endeudamiento. Sin embargo, ante una previsible subida del Euribor, la empresa decide contratar (comprar) un FRA con Banco Negro para que le garantice que el interés que pagará por el crédito que quiere solicitar sea del 2%. 

Así, Sofware Plus compra un FRA 3/6 por el nominal de 100.000 euros a un tipo del 2% anual. El contrato se suscribe el 1 mayo y la cobertura abarca un periodo de tres meses, entre el 1 de julio y el 1 de octubre, momento en que se liberará el depósito.

En el momento de la liquidación, el 1 de julio, pueden darse tres escenarios:

  • El Euribor ha subido a 2,5%.
  • No ha habido variación.
  • El Euribor ha bajado a 1,5%.

En el caso del alza del Euribor, la liquidación del FRA sería de 250,98 euros a favor del comprador (Software Plus). Si el Euribor baja a 1,5%, la liquidación sería de 252,24 euros a favor del vendedor del FRA, Banco Negro. 

Como decíamos, la utilidad de un contrato FRA es la protección ante la variación de los tipos de interés. Supongamos que, en el momento de la liquidación, el Euribor ha subido a 2,5%. Ese es el tipo al que Software Plus va a contratar el préstamo de 100.000 euros con el Banco Blanco. La diferencia entre el Euribor al 2% de hace tres meses y el actual 2,5%, al que va a firmar el crédito, lo tiene garantizado gracias al contrato FRA que ha liquidado a su favor con Banco Negro. De esta manera, aunque el Euribor ha subido, habrá amortiguado el coste del endeudamiento gracias al FRA.

estadisticas

Características y ventajas de los FRA

  • Los acuerdos FRA se realizan de forma bilateral en mercados no regulados, lo que se conoce como over the counter (OTC, por sus siglas en inglés). Esto implica que no existe un órgano que intermedie entre las partes para garantizar el cumplimiento de las respectivas obligaciones, pero permite más flexibilidad con las necesidades de las partes contratantes a diferencia de otros contratos similares, como el de futuros financieros.
  • El importe nominal de la operación no se intercambia, se utiliza únicamente para calcular los intereses que corresponden pasado el plazo acordado. Esto hace que sea un instrumento atractivo ya que requiere poco capital y, por tanto, ofrece un riesgo bajo.
  • Para contratar un FRA no se requiere pagar una prima, pero algunas veces se puede exigir una garantía.
  • La principal ventaja de este tipo de contratos es que permite protegerse de la volatilidad de los tipos de interés. El acuerdo FRA permite fijar el tipo para operaciones como préstamos o depósitos antes de contratarlos, funcionando como un instrumento de cobertura.

A la hora de manejar productos financieros y bancarios es necesario identificar con claridad sus riesgos y ser capaz de informar y asesorar sobre las mejores opciones de inversión y financiación al alcance de cada uno. La responsabilidad y la profesionalidad en un sector como el financiero son las claves para una carrera de éxito. 

Y el respaldo adecuado para lograr este perfil profesional es apostar por la formación adecuada con un programa de postgrado como el Máster Universitario en Asesoramiento Financiero y Bancario de UNIR. Este programa online, acreditado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores en materia de MiFID II, permite a sus egresados analizar las características de los diversos activos que se negocian en los mercados financieros, definir estrategias de inversión y financiación a nivel internacional y analizar y comunicar las consecuencias, riesgo y requerimientos legales que implica la inversión financiera en distintos niveles y perfiles.

  • Finanzas

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

mano sobre graficos de adminstracion

¿Qué es ADE?

Si quieres tener una visión global de todas las áreas de una empresa, te interesa saber qué es ADE. Te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es la gestión de tesorería?

Tener problemas de liquidez puede llevar al cierre a una empresa. Por ello, una correcta gestión de la tesorería resulta indispensable en su actividad diaria.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado