Solicita información

Corporate venturing: ¿en qué consiste y cuáles son sus ventajas?

El Corporate Venturing permite a las grandes empresas apostar por proyectos innovadores de start-up que impulsen su negocio hacia nuevas cotas de manera más rápida y ágil que haciéndolo internamente.

Corporate venturing es un término financiero que se refiere a la aportación de capital riesgo de una empresa a otra, normalmente de nueva creación. Se trata de una herramienta que ha ganado relevancia en los últimos años al permitir la alianza entre empresas consolidadas y start-ups, sirviendo de palanca para la dinamización del ecosistema emprendedor y los procesos de innovación.

El corporate venturing ha dado lugar a una nueva vía de emprendimiento corporativo que permite a grandes compañías y emprendedores combinar sus fortalezas, establecer sinergias y desarrollar innovadores modelos de negocio que sirvan de impulso para el crecimiento de ambas partes.

Una vía de crecimiento para las empresas

El ciclo vital de una empresa requiere de una estrategia que permita su crecimiento. La evolución y retos que impone el mercado obliga a las distintas entidades a adaptarse a nuevas situaciones si quieren mantener y aumentar sus clientes, mejorar su rendimiento económico y, en definitiva, ampliar su negocio.

Corporate venturing

Las empresas tienen varias vías para crecer. Por un lado, están las estrategias de crecimiento orgánico, que consistirán en la potenciación de su negocio a través de la especialización o a través de la diversificación, abriendo nuevas vías en productos o mercados. Por otro, las vías de crecimiento inorgánico, como la cooperación productiva, comercial y tecnológica con otras firmas de su mismo nicho u otro distinto, o a través de la participación, adquisición o fusión con otras compañías.

En este sentido, podemos diferenciar dos tipos de corporate venturing:

  • Interno: cuando una empresa lo impulsa desde su propia estructura a través de sus departamentos de Investigación y Desarrollo (I+D) o con el impulso de start-ups para actividades o proyectos concretos que sirvan para impulsar el negocio de la compañía matriz, de quien dependen tanto las herramientas como los recursos para ese proceso de innovación.
  • Externo: una compañía se alía con un emprendedor o una start-up externa a la organización para desarrollar un proyecto que quede bajo el paraguas de la empresa e impulse su actividad.

Objetivos del corporate venturing

La transformación digital acelerada en los últimos años ha impulsado este último tipo de alianzas externas entre empresas y start-ups en diversos sectores. Para las grandes empresas, el corporate venturing es una vía que permite acceder y captar talento, tecnología y nuevos modelos de negocio para seguir creciendo reduciendo los riesgos naturales de estos procesos de innovación.

Pero el beneficio no es solo para las grandes empresas. Para una start-up, un acuerdo de corporate venturing permite reducir los riesgos derivados de la puesta en marcha de un negocio, contando con los recursos —financieros, de infraestructura y de red comercial—, conocimiento y experiencia de los equipos de la empresa consolidada, herramientas que de otro modo no estarían a su alcance o no sería algo sencillo.

Corporate venturing

A la vista de estas características, podemos decir que los objetivos del corporate venturing son:

  • Combinar los recursos, escala, conocimiento, experiencia y red de comercialización de una gran empresa con la capacidad de innovación, tecnología, motivación, talento y agilidad de decisión de una start-up.
  • Esta alianza nace para descubrir nuevos modelos de negocio basados, sobre todo, en el uso de nuevas tecnologías.
  • Favorecer un cambio en la cultura de innovación de una compañía consolidada, guiándola hacia la transformación digital que esta era y sus desafíos demandan.

Ejemplos de corporate venturing

A nivel global, la estrategia de crecimiento de Google es un claro ejemplo de esta apuesta por el corporate venturing. Alphabet, la empresa matriz del gran buscador, lleva más de una década invirtiendo en start-ups a las que impulsa no solo vía capital, sino dando soporte en áreas como el marketing o la comunicación. Entre sus inversiones más conocidas están algunas compañías hoy en día consolidadas como Uber o la herramienta de comunicación para equipos Slack.

En España también hay ejemplos interesantes de emprendimiento corporativo en grandes compañías como Telefónica o Mercadona. El gigante de las telecomunicaciones puso en marcha Wayra, su hub de innovación tecnológica, en 2011. A través de este proyecto se invierte en start-ups maduras que aporten innovación a Telefónica y a su red de clientes. Por su parte, el popular supermercado cuenta con el programa Lanzadera a través del cual impulsa y apoya una selección de proyectos innovadores en distintos ámbitos, desde el retail al turismo.

A pesar de sus claros beneficios, las operaciones de corporate venturing conllevan riesgos, al igual que cualquier otra operación financiera. El equipo directivo de la empresa que desee apostar por esta vía debe realizar un riguroso análisis de sus necesidades, de su capacidad de innovación y de la ruta que se debe seguir para cumplir con los objetivos estratégicos, ya que la alianza con una start-up no es garantía de éxito si no aporta lo que la gran firma necesita.

El éxito de una alianza de este tipo con una start-up requiere de un equipo de profesionales preparado para los desafíos del cambiante entorno económico actual y que conozca en profundidad tanto las herramientas necesarias para liderar una compañía como las particularidades del ecosistema emprendedor. Y para estar preparado para desafíos así, la mejor opción es apostar por complementar tu formación académica con un postgrado como el MBA, sobre todo con especialización en Emprendimiento. Este programa impulsa el desarrollo de un perfil profesional capaz de liderar la digitalización de un negocio tradicional y con las herramientas para detectar oportunidades de innovación que aporten valor a la compañía.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado