Solicita información

Control de gestión: qué es y cuál es su importancia

Una sólida estructura administrativa y de control permite a las empresas conocer su salud económica y financiera y, con ello, tomar las mejores decisiones de gestión para afrontar cualquier desafío.

El control de gestión es un proceso administrativo que permite evaluar el grado de cumplimiento de los distintos objetivos que ha marcado el equipo directivo o el órgano de gobierno de una compañía.

Sirve como herramienta para evaluar la gestión realizada hasta un determinado momento y, sobre todo, para coordinar las distintas áreas de la compañía y recopilar la información y datos necesarios para tomar las decisiones mejor orientadas para cumplir con el plan de negocios.

La estructura administrativa y de control en las grandes empresas suele estar perfectamente definida y engrasada, pero es posible que las pequeñas y medianas empresas o los autónomos cuyo volumen de negocio aún es pequeño crean que dedicar tiempo y recursos a estas tareas parezca algo infructífero y resten importancia a una pieza fundamental para la buena salud del negocio.

Sin embargo, definir la planificación de los proyectos, sus insumos y los gastos que van a ocasionar y mantener un control sobre los mismos permitirá anticipar situaciones que pueden ser lesivas para el negocio y evitar impactos financieros graves derivados, por ejemplo, de incumplimientos legales que impliquen multas o de diversas conductas fraudulentas que puedan afectar al patrimonio y a la caja de la compañía.

Más allá de evaluar la gestión interna y el cumplimiento de los objetivos, el control de gestión es de gran relevancia porque permite tener visibilidad sobre los recursos de la compañía, cómo y en qué se gastan, evitando potenciales pérdidas –bien sea por negligencia en la gestión o fraude– y ofreciendo las herramientas necesarias para detectar a tiempo desviaciones de fondos y recursos que impidan seguir la hoja de ruta de la compañía.

equipo controller

El equipo de control de gestión supervisará que cada paso que dé la compañía sea en firme, siguiendo la planificación para la inversión y utilizando de forma eficiente los recursos, todo ello con un fin: que la empresa afronte con solidez sus planes y alcance los objetivos de producción, económicos, sociales y financieros que se ha marcado.

Para que la estructura de control de gestión funcione es necesario implicar a todas las áreas de la compañía. El seguimiento de todos los pasos que se dan en cada proceso, por ejemplo, registrando la información de las áreas de ventas y cobros, relación con proveedores o pagos mediante sistemas informáticos, permite realizar un seguimiento a tiempo real para anticipar necesidades de recursos financieros o humanos y detectar posibles errores o problemas antes de que se conviertan en un conflicto más relevante para el negocio.

En definitiva, el control de gestión de la compañía es un área fundamental para potenciar la productividad de la compañía, el entendimiento y buena coordinación entre las distintas áreas, y una actividad fundamental para aquellas empresas que quieran ser competitivas en su negocio y tener éxito, ya que conocerán a la perfección su salud financiera y podrán tomar las decisiones que mejor se adapten a su situación.

El papel del controller financiero

La función de control de gestión recae sobre el controller financiero, es decir, el responsable del control y la gestión financiera de una compañía. Esta figura, de gran demanda en el mercado laboral en los últimos años, sirve como nexo entre las áreas de gestión y de contabilidad y debe ser un profesional con formación multidisciplinar y capacidad de desarrollar una visión global de la compañía que le permita dar seguimiento a la situación económica y financiera.

El rol efectivo del controller financiero depende del tamaño de la compañía pero, en general, su labor se centra en tres áreas fundamentales de la empresa:

  • Desarrollo, supervisión y reporte del cumplimiento de los presupuestos a los que se ciñe cada proyecto o plan en la compañía.
  • Supervisión de los resultados a medio y largo plazo para anticipar riesgos y maximizar la rentabilidad de las inversiones.
  • Optimizar el gasto de los recursos propios y de terceros para garantizar su mejor aprovechamiento.

Además, en firmas pequeñas y medianas suele ser la figura que asuma la supervisión y elaboración de las cuentas anuales, encargándose de gestionar la tesorería y de elaborar y reportar los presupuestos al equipo directivo.

reunion controller

Como vemos, el perfil profesional del controller financiero está muy ligado a sus habilidades contables, por lo que las personas que eligen esta profesión suelen ser graduados en Administración y Dirección de Empresas, en Economía o en Finanzas y Contabilidad. Pero la responsabilidad que asume un controller financiero requiere formación específica que ayude al profesional a desarrollar las competencias necesarias para ejercer su profesión de forma solvente.

Por eso, cada vez más profesionales ligados al ámbito de la contabilidad y las finanzas corporativas apuestan por un postgrado como el Máster Universitario de Control de Gestión / Controlling de UNIR. Se trata de un programa online en el que sus alumnos potencian su capacidad de formular, sintetizar y analizar la información económica y financiera de una empresa, elevando su perfil profesional y pavimentando la senda para convertirse en una figura estratégica para la compañía.

También es frecuente que profesionales que cuentan ya con experiencia en el sector privado y desean dar un impulso a su carrera opten por un Máster en Administración y Dirección de Empresas o MBA. Este título permite a sus estudiantes conocer en profundidad todas las áreas de la empresa para desarrollar las competencias y habilidades necesarias para liderar una organización y, gracias a las especializaciones que ofrece este programa en UNIR, formarse en áreas específicas como las Finanzas Corporativas y dominar así con pericia todas las operaciones financieras y contables que ayudarán a elevar el valor de la empresa.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado