Select Page

Por qué el factor humano es más importante que la tecnología para liderar una empresa digital

Por Jaime de Jaraíz | Presidente y CEO de LG Electronics Iberia 22-09-19

Lo más significativo en esta revolución 4.0 es entender muy bien que la digitalización abre canales -a través de determinadas herramientas- para llegar a lo básico, que es la relación con las personas, con los clientes.

¿Cómo liderar una  empresa digital? ¿Cómo afecta la digitalización, en plena revolución 4.0, al mundo de la empresa y al liderazgo de las organizaciones?

Dirijo la subsidiaria de España y Portugal de una multinacional muy grande que, precisamente, se dedica a la tecnología. Por ello, muchas veces me han formulado esa pregunta. Lo primero que respondo siempre es que la manera de ejercer el liderazgo no cambia en su esencia, en un contexto de digitalización.

¿Los grandes líderes del siglo pasado eran peores líderes que los de hoy, quienes están inmersos en un entorno digital? No. Lo que ha cambiado es el cómo, pero no la base. Nosotros entendemos que en el modelo de negocio de nuestra compañía, lo más importante para liderar una empresa empieza por uno mismo. Las grandes compañías no tienen alma, espíritu o personalidad. Las compañías son espejos de las personas que las dirigen.

El factor humano es esencial para liderar una empresa digital, según Jaime de Jaraiz.

El factor humano es esencial para liderar una empresa digital, según Jaime de Jaraiz.

Hoy tenemos a nuestro alcance una serie de eficaces herramientas tecnológicas, como el Big Data o la Inteligencia artificial, que nos permiten hacer todo más sencillo y rápido, de la mejor manera. Es cierto que todo cambia… pero, en realidad, nada cambia. Es decir, las funciones fundamentales de un líder empresarial no se alteran. Yo vengo a desmitificar que la digitalización lo cambia todo.

Lo más importante para liderar una empresa digital, al igual que para ejercer el liderazgo, son las personas. El factor humano siempre estará por encima de la tecnología para liderar empresas en la era digital. Las compañías son organizaciones de personas, que trabajan para personas (clientes o consumidores).

El reto más difícil que tiene un líder por delante es embarcar a las personas y a los equipos en los proyectos, y que lo hagan con pasión. Clic para tuitear

Como líderes, el reto más difícil que tenemos por delante es embarcar a las personas y a los equipos en los proyectos, que lo hagan con pasión y de buena gana, sin estar obligados. Lo más importante en esta revolución 4.0 es entender muy bien que la digitalización abre canales -a través de determinadas herramientas- para llegar a lo básico, que es la relación con las personas, con los clientes.

Como he dicho, la base del liderazgo de las organizaciones son las personas. En LG pretendemos democratizar la tecnología, que todo el mundo tenga acceso a ella. Y esa tecnología será la que nos permitirá tener más tiempo para dedicarnos a lo más importante, que son las relaciones personales.

Un proceso de eficiencia

La digitalización es un proceso de eficiencia. La innovación nos permitirá entablar relaciones humanas de mayor calidad. Cuando todo este proceso de cambios tecnológicos se haya estandarizado, habrá que hablar de la era de la pos-digitalización. Entonces, tendremos más tiempo para mejorar realmente la calidad de nuestras relaciones humanas.

Muchos temen que la inteligencia artificial, por ejemplo, lleve a desnaturalizarnos como personas. Yo creo lo contrario: nos ayudará a tener más tiempo para disfrutar de nuestra vida social.


Claro que hay que aprovechar las grandes ventajas que ofrece la digitalización. Ha generado nuevos canales de venta y de comunicación. Y ha acelerado todos los procesos. Por eso, ofrece las mayores oportunidades en la Historia de la humanidad para quienes deseen mostrar sus productos, servicios y talento al mundo. En cuestión de días o semanas, alguien puede dar a conocer su marca o empresa y que ésta tenga alcance mundial, gracias a la digitalización. Cuando hablamos de acercarnos a clientes o consumidores de nuestros productos, muchas barreras han sido derribadas, y muchas más se derribarán.

Me atrevo a dar un consejo a quienes lideran equipos, personas y empresas: si quieres ser un buen líder, elige un buen mentor. Todas las personas siempre tenemos un espejo al que nos queremos parecer, ya sean mentores en la vida o en los negocios. Por eso resulta clave nuestra elección y referencia.

Del viejo management al modelo actual

Si comparamos la era digital actual con el viejo management que estudiábamos en las universidades en los años 80, las diferencias son muchas. Antes hablábamos de modelos de negocio para aplicar en el mundo de la empresa… Descubríamos la metodología del caso, con casos específicos de las compañías que habían tenido éxito.

Pero antes también era posible que alguien que tuviese una mala empresa y ofreciese un mal producto, se hiciese rico. Hoy en día eso es inviable. No hay ninguna empresa que pretenda perdurar si no se gestiona muy bien, y si no es muy eficiente.

Como líderes, el reto más difícil es embarcar a las personas y a los equipos en los proyectos.,

Lo que ocurrió desde entonces a la actualidad es que han ido desapareciendo empresas que no eran eficientes. O no eran lo suficientemente buenas como para seguir en escena y crecer. No hay forma de evitar la desaparición de las empresas ineficientes.

Los líderes empresariales deben conocer bien su negocio, y qué herramientas tienen a su disposición para que el negocio crezca. Clic para tuitear

En esta línea, los líderes empresariales con la misión de liderar una empresa digital deben partir de una premisa esencial: deben conocer bien su negocio, y qué herramientas tienen a su disposición para que el negocio crezca.

Somos nosotros quienes debemos entender sobre el negocio, advertir y saber cuáles son los problemas de organización, para ponerles solución. Pero, antes que nada, los líderes deben ser espejos positivos para toda la organización.

Mucho tiene que ver en esto la motivación. La gran diferencia parte de la motivación y de la pasión que le pongas a un proyecto. Y cuando hablamos del liderazgo en un entorno digital, lo que tienes que ver es cómo motivar a las personas, para que te sigan. Nunca debemos olvidar que nosotros somos gente normal, que a veces podemos ser capaces de hacer cosas extraordinarias.

Potencia tu carrera profesional con una visión estratégica de negocio. ¿Estás preparado? 

 

¿Qué formación necesito para mejorar en mi carrera profesional?

Descúbrelo

Contacta con nosotros

Contacto