Viernes, 15 mayo 2020

Cómo mantener la motivación en los estudios

Hay momentos en los que, bien sea por circunstancias personales, laborales o ajenas a nosotros, nos resulta difícil mantener la motivación en los estudios. Esta falta de concentración puede afectar a nuestro rendimiento académico y llegar a ser un lastre para nuestro desarrollo profesional.

Si te encuentras en esta situación debes evitar las excusas y armarte de esfuerzo y perseverancia para optimizar tu tiempo de trabajo y seguir avanzando en tu formación. Recuerda los motivos por los que estás estudiando y los beneficios que te va a reportar en el futuro. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte en este proceso.

Planifica tus estudios

El primer paso a la hora de enfrentarte a esos momentos en los que te falta motivación es organizarte y planificar tus estudios. Revisa el calendario y establece unas pautas para abordar las tareas que tienes por delante, de acuerdo con estas recomendaciones:

  • – Estructura tu tiempo: Organiza tus estudios combinando diferentes tipos de trabajo (lectura, esquemas, ejercicios, etc..), estableciendo fechas de inicio, hitos y finalización para cada una de estas tareas.
  • – Empieza por las tareas más complejas: Aunque tendemos a hacerlo en el orden inverso, abordar este trabajo en primer lugar nos ayudará a eliminar de nuestro plan de estudios aquellas actividades que más nos desmotivan. Una vez superado este obstáculo, será más sencillo plantearse las siguientes metas.
  • – Altérnalas con trabajos rápidos: Combina aquellos elementos que requieren más tiempo de dedicación con otras tareas más simples y dinámicas, que puedes cerrar en el día. De este modo, podrás pra ver avances en tu planificación que te darán ánimos para seguir avanzando en tu trabajo.

Motivación y apoyo

Otro de los estados de ánimo que suelen acompañar a la desmotivación son la pereza y la falta de confianza en uno mismo. Pero, no te preocupes, todo tiene remedio si tienes en  cuenta estos factores:

  • – Automotívate: No te dejes vencer por pensamientos como ‘no puedo con ello’ o ‘soy incapaz’. Recuerda lo que has conseguido para llegar hasta aquí y pon en valor tu talento y habilidades.
  • – Apóyate en los demás: Cuando te encuentres encallado o inmerso en pensamientos negativos que te bloquean y no te dejan avanzar, busca refugio en tus amigos y familia, para que te den los ánimos para continuar.
  • – Haz comunidad: Recuerda que allí fuera hay mas gente que, como tú, intenta mantener la motivación en los estudios en tiempos complicados. Únete a ellos para compartir consejos y daros ánimo unos a otros.
  • – No te compares: Evita comparar tus avances con el resto. Cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje y tiempos de formación. Céntrate en optimizar tus esfuerzos y nunca te quedarás atrás.

Premia tus logros

Llegados a este punto, es importante convertir las tareas de estudio y trabajo en momentos de los que podamos disfrutar. Si sentimos estas tareas como pura obligación nos va a resultar más difícil abordarlas que si vemos todo lo positivo que obtenemos de ellas.

  • – Recompensa tus esfuerzos: Regálate algún detalle al completar hitos marcados. Estos pequeños premios te darán ánimo para mantener la motivación en los estudios, de forma que puedas seguir avanzando en ellos.
  • – Activa cuerpo y mente: Combina la actividad física con la mental. Esta te dará fuerza para abordar ambas actividades. Notarás cómo crece tu energía y podrás desconectar del escritorio para volver a él con más fuerza y concentración.
  • – Piensa en positivo: Destierra los sentimientos de desmotivación y pereza, y visualiza tu objetivo final y todo el camino que has avanzado para llegar a él ¡Ya casi lo tienes!

Recuerda que estos consejos para mantener la motivación en los estudios puedes aplicarlos tanto de forma personal como trasladarlos a tus estudiantes si eres profesor o estás interesado en la formación.

La educación cada vez pone más el foco en la importancia de la neuropsicología para adaptar las clases a los alumnos con el objetivo de mejorar su rendimiento escolar. Especialidades como el Máster oficial en Neuropsicología y Educación a distancia de UNIR te ayudan a prepararte para dar una respuesta educativa actualizada a las demandas sociales y a diseñar intervenciones orientadas al desarrollo potencial del cerebro de tus alumnos.