Viernes, 27 abril 2018

El español va a ser obligatorio en China como segunda lengua… y ¡faltan profesores!

Las autoridades de Pekín han descubierto el potencial económico que tiene la lengua de Cervantes y la consideran un objetivo estratégico. Tan estratégico que van a hacerla obligatoria en todos los colegios, como segunda lengua, al mismo nivel del inglés.

De momento se está practicando con un programa piloto en Pekín desde hace tres años, en el que los alumnos tienen clase de español dos veces por semana, las mismas que dedican al inglés. Empezó en Secundaria, pero tras el éxito la ampliaron a todos los cursos. Ahora estudian aplicar el programa a todos los colegios del país.

Varios factores explican el interés de los chinos por la lengua castellana. El más determinante es el económico: Iberoamérica concentra el 30% de la inversión exterior del gigante asiático, lo que conlleva una creciente demanda de trabajadores que sepan español. Durante los últimos tres lustros, América Latina y China se han convertido en socios estratégicos  en comercio, inversión y cooperación.

En 2017, la República Popular ha sido la segunda potencia inversora en América Latina, después de EEUU. Dos países hispanohablantes (Perú y Argentina) concentran junto con Brasil más del 80% de la inversión china, singularmente en sectores como la energía y la minería.

No se puede olvidar tampoco el incremento de la inversión china en la propia España, con un importe recibido próximo a los 4.000 millones de euros, según el Ministerio de Economía. Las adquisiciones realizadas hasta la fecha aportan a los inversores chinos alrededor de 2.050 millones anuales de ingresos.

A otro nivel, también influye el interés turístico y cultural propiciado por los nuevos vuelos directos entre Madrid y Pekín,  así como la atracción del país entre una nueva clase media china que dispone de medios para viajar a España y comienza a apreciar el arte, el clima, la gastronomía o la moda ibéricas. Todo ello tiene una traducción laboral: ha disparado la demanda de intérpretes, técnicos, guías, directivos, profesores, economistas… que dominen la lengua del Quijote.

Y para enseñarla nada mejor que hispanohablantes. Los mejores profesores de castellano en zonas como Oriente Medio, Asia o Pacífico son españoles que viven y trabajan en esas áreas y se capacitan para impartir la lengua del Quijote, señala Mireya Fernández, directora del Máster Universitario en Enseñanza de Español como Lengua Extranjera,

“No se trata sólo de saber las reglas de la lengua española y explicarla a chinos, coreanos o malayos, sino también la cultura hispana” añade. Y quienes mejor pueden hacerlo son nativos de lengua española.

La experta constata el interés creciente de Asia por el castellano, cuando hasta hace sólo unos pocos años, la demanda era fundamentalmente de países de Europa del Norte, eslavos y de América del Norte.

“Cada vez tenemos más alumnos formados en el Máster que ahora imparten español en países como Corea o Japón”

 

Interés estratégico de las autoridades chinas

Pero la demanda mayor de Asia va a venir, a partir de ahora, de China. Las autoridades de la República Popular son conscientes de que la principal fortaleza de una lengua es el número de hablantes y que dominar el castellano (hablado por 572 millones de personas en todo el mundo) se ha convertido en una herramienta imprescindible en la economía y en valor añadido en el mercado laboral.

La falta de profesores obligó en 2012 a rechazar 7 de cada 10 solicitudes para estudiar español en China

El problema es encontrar profesores que impartan la lengua española. Aunque hay 90 universidades repartidas por toda China donde se puede estudiar, la falta de docentes obligó en 2012 a rechazar 7 de cada 10 solicitudes.

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ofrece un Máster Universitario en Enseñanza de Español como Lengua Extranjera, que capacita a sus graduados para desempeñarse con eficacia en la enseñanza del español en ONGs, fundaciones, asociaciones, academias; en editoriales y medios de comunicación así como en áreas de gestión cultural y turismo que precisen asesoramiento lingüístico en nuestra lengua, sin olvidar el campo de la investigación educativa.

“Nuestros estudiantes valoran la flexibilidad y la metodología del máster, la programación basada en las necesidades reales del alumnado, sin dejar de lado las exigencias propias de la titulación; además aprecian, de manera especial, la atención que reciben por parte de profesores y tutores”, afirma la profesora Mireya Fernández.

De esta manera, el máster contribuye a la formación de especialistas en la enseñanza de español como lengua segunda o extranjera en España y el mundo.