Lunes, 13 enero 2020

Ejemplos de superación o por qué no debes tirar la toalla

A veces nos cuesta seguir adelante, como docentes, como alumnos o simplemente como personas. Conocer algunas historias de superación nos puede ayudar a entender que la mayoría de las cosas no se consiguen a la primera, que es necesario insistir, aunque sea contra viento y marea y aunque tengamos que volver a la casilla de salida en numerosas ocasiones. No nos equivoquemos, como en el juego, el factor suerte está ahí, pero, si nos esforzamos, estaremos comprando más papeletas para el sorteo.

Es duro ver cómo otras personas, por razones diferentes a sus méritos, suben en ascensor, mientras nosotros debemos usar las escaleras, supongo que es parte de la vida, aunque no debemos aceptarlo y podemos protestar cuando sea necesario, pero no debemos basar nuestro fracaso o nuestro éxito en eso, sino en lo que nosotros podamos hacer al respecto. No debemos dejarnos llevar por los factores que se escapan de nuestro control. Puede sonar sencillo, pero muchos sabemos que, dependiendo de nuestra personalidad, no resulta fácil hacerlo.

Confía en ti mismo aunque los demás no lo hagan

Doce editoriales dijeron que no a una Joanne Rowling que casi no tenía dinero para salir adelante, con una vida complicada. Su perseverancia y esfuerzo hacen que se la conozca hoy en día como la autora de la saga de Harry Potter.

Una joven, Andrea M. Esteban, compartía un tweet, recordando cómo un profesor, durante su carrera, le dijo que nunca lograría una beca de doctorado. En la actualidad, se encuentra realizando un Doctorado en el departamento de Bioquímica en la prestigiosa universidad de Cambridge. Otro tema aparte sería preguntarse el sentido pedagógico del comentario de su docente, si es que tiene alguno.

Un artículo rechazado por la revista Nature, se convertiría, posteriormente, en la base del Premio Nobel de Medicina de Peter J. Ratcliffe. A pesar de la relevancia de la publicación, parece que este investigador no se dio por vencido y confió en su trabajo.

No te rindas, la vida da muchas vueltas

La también ganadora del Premio Nobel, en este caso de literatura, Olga Tokarczuk, comenzó como limpiadora de un hotel. Pero nunca abandonó sus sueños. Como siempre digo, todos los trabajos que tengas, tus vivencias y experiencias, te hacen la persona que eres hoy en día y sirven para enriquecerte. No te avergüences de nada.

   Todas tus experiencias del pasado te hacen la persona que eres hoy en día.

Daniel Blanco, profesor de Universidad en Holanda, ya ha recibido tres galardones como mejor docente en la tierra de los tulipanes. No tuvo hueco en España. Pero, como dice siempre alguien a quien quiero mucho, la vida da muchas vueltas y pone a todos en su lugar. Él es un extraordinario docente y al final tenía que aflorar de un modo u otro. Lástima que se haya tenido que ir fuera para hacerlo, no es el primero ni será el último.

Nunca te resignes

Esta madre sudafricana que ronda los setenta años, Tryphina Malchubela, vio cómo su hijo, con diversidad funcional, no era admitido en un centro educativo, así que tomó la decisión de crear su propio colegio, y lo hizo.

El pequeño Carlos Martí y su familia nunca se rinden. Que los demás crean en ti es muy importante, el apoyo de los tuyos podrá hacerte crecer hasta superar todos tus límites, pero recuerda, las alas las pones tú.

Esas son únicamente algunas historias, probablemente la mayoría ya las conocías, pero seguramente no te hará falta salir de tu barrio, de tu colegio o de tu entorno familiar, para conocer, de primera mano, historias de superación en las que quizás tú puedas poner un granito de arena o quizás seas tú el que necesite ese empujón motivacional. No te pongas la zancadilla a ti mismo, ya tendrás bastantes piedras en el camino.

La vida es una carrera de fondo y casi todo lo que deseamos implica la superación de muchas etapas desde las que difícilmente logras divisar la lejana meta. Debes tener tus objetivos claros en tu mente y siempre presentes. Visualiza. Incluso para las carreras más cortas, las de cien metros, los corredores se preparan durante años.

Todo, absolutamente todo lo que queremos conseguir requiere un esfuerzo y tiene un trabajo previo que no es visible para los demás, un trabajo que solo conocemos nosotros mismos y del que siempre debemos estar muy orgullosos, tanto si se consigue llegar a la meta como si no, el aprendizaje que hay por el camino es inconmensurable, no te olvides. ¡Confía en ti y siempre para delante!