Martes, 04 febrero 2020

¿Cómo ser maestro de Infantil? Todo lo que necesitas saber

La docencia es una de las profesiones que requieren de mayor vocación. El compromiso de los profesores con la formación y el desarrollo de sus alumnos es clave para el éxito en su labor. Si quieres formar parte del desarrollo de los más pequeños de la casa, desde UNIR te explicamos cómo ser maestro de Infantil y qué se necesita.

La importancia del maestro en la etapa infantil

La Educación Infantil es la etapa educativa que atiende a niños desde su nacimiento hasta los seis años. Su finalidad es contribuir a su desarrollo físico, afectivo, social e intelectual. Este ciclo se divide en dos etapas, ambas de carácter voluntario, según los tramos de edad: de cero a tres años, en escuelas infantiles; y de tres a seis años, gratuito e impartido en colegios o escuelas unitarias. 

Durante la etapa de Educación Infantil se potencia el desarrollo afectivo, el movimiento, los hábitos de control corporal, la mejora de la comunicación y el lenguaje o las pautas elementales de convivencia y relación social. Los maestros de educación infantil tienen como objetivo apoyar el desarrollo de estas capacidades, propiciar que los pequeños descubran y conozcan su entorno más próximo, al tiempo que desarrollan su autonomía. Para cumplir con estas funciones, además de una sólida formación académica, deberán contar con herramientas para lograr las metas educativas a través de juegos, actividades y otros recursos pedagógicos adaptados a cada edad.

¿Qué estudiar para ser maestro de infantil?

El primer paso para ser maestro de infantil es estudiar el Grado en Maestro en Educación Infantil, el título universitario que habilita para ejercer en este ciclo educativo, o contar con un título anterior equivalente a efectos de docencia. 

El actual plan de estudios se distribuye en cuatro cursos académicos y 240 créditos ETCS. Su objetivo es formar a los futuros docentes de educación infantil para que sean capaces de diseñar, planificar y evaluar procesos de enseñanza en contextos de diversidad y pluralidad lingüística. Además, en el caso de UNIR los estudiantes pueden elegir el área en que desean especializarse y graduarse con mención en: Audición y Lenguaje, Pedagogía Terapéutica (Educación Especial), Educación Física, Educación Musical, Enseñanza de la Lengua Inglesa y Enseñanza de la Religión Católica.

Una vez finalizados los estudios, el graduado está preparado para ser maestro de educación infantil tanto en centros públicos como concertados o privados, aunque el proceso de selección para trabajar en cada uno de ellos varía:

  • – Para trabajar como maestro de educación infantil en un centro público es necesario superar un proceso de concurso-oposición que de acceso al Cuerpo de Maestros de Educación Infantil.
  • – En el caso de un centro concertado, que se acoge al régimen de conciertos establecido por ley, se abrirá un proceso público y será el consejo escolar el que establezca los requisitos para optar a la plaza correspondiente de maestro.
  • – En los colegios privados, al estar dirigidos por una persona física o jurídica de carácter privado, se realizará un proceso de selección propio para la contratación. Los docentes tendrán la condición de trabajador por cuenta ajena, con condiciones sujetas al convenio del sector y a su contrato de trabajo.

De técnico a maestro en Educación Infantil

Aquellas personas que ya cuenten con un título de Técnico en Educación Infantil también tienen la oportunidad de progresar en su carrera y ampliar sus estudios para ser maestros. En UNIR hay un plan específico de reconocimiento de créditos que permite a estos titulados convalidar sus estudios y reducir el tiempo necesario para obtener el Grado en Maestro en Educación Infantil, pasando de cuatro a dos cursos aproximadamente. Como graduados no solo su sueldo mejora, en promedio, un 20%, sino que tendrán la opción de presentarse a las oposiciones de maestro de educación infantil y lograr un puesto en un colegio público.