Happy family at home

Martes, 31 marzo 2020

¿Cómo continuar con la atención temprana en casa durante el aislamiento por COVID-19?

El trabajar con la familia y su capacitación en sus diferentes momentos del día, puede suponer una gran oportunidad para las familias, ya que podrán observar las oportunidades que tienen sus hijos para ir progresando en los objetivos propuestos junto al profesional de atención temprana a lo largo de este periodo de confinamiento.

La ventaja de realizar la intervención en los entornos naturales, ahora se potencia, ya que la familia ya ha identificado previamente junto al profesional de referencia los recursos que tiene en casa para poder conseguir las metas propuestas. A diferencia de trabajar en sala de CDIAT, ya que esas familias no tendrán los materiales con los que el niño realizaba la intervención una o dos veces a la semana.

Por ello, nuestros expertos del Máster en Atención Temprana y Desarrollo Infantil, con la colaboración de AEIPI, han elaborado algunas recomendaciones para facilitar la intervención temprana online a familias y profesionales.  Porque la Atención Temprana no se para, y el trabajo debe continuar con las familias que están con sus hijos/as en sus casas:

 

 

– Preguntar a la familia qué canal de comunicación le gustaría establecer para realizar la relación colaborativa a distancia. También conocer en qué momento del día sería el más indicado y tranquilo para poder conversar. De todas las familias tenemos firmadas la autorización de comunicarnos por el canal seleccionado.

– Ofrecer información a las familias sobre las recomendaciones que establece el Ministerio de Sanidad sobre el COVID-19 y el envío de documentación como la difundida por UNICEF. Les damos recomendaciones de carácter general como el que alarguen rutinas familiares, que al despertar cambien el pijama por ropa cómoda y así fomentar también el vestido y los niños pueden introducir esas rutinas parecidas a las que tenían y así poder anticipar el siguiente momento del día. Les ofrecemos información de páginas web de contenidos educativos y les decimos que todos los miembros de la familia deben mantenerse activos, tanto físicamente como realizando tareas cognitivas (jugar a adivinar animales…). Es un gran momento para estar en familia y realizar muchas actividades, ya que tienen mucho tiempo para ello. En ello, la implicación de los dos padres es mucho mayor y son parte de la intervención, junto con los hermanos.

 

 

– Revisar la matriz de intervención, ya que ahora habrá muchos más momentos en casa y más familiares que serán participes. También recomendamos tener a mano, algún muñeco grande para hacer un simulado y que entienda la familia mejor lo que queremos explicar.Dependiendo del nivel del niño y los objetivos establecidos el posible material que puede que tengamos que explicar (vaso, cuchara, lápiz…) Aunque siempre pediremos a la familia primero que nos enseñe lo que tiene en casa, y más en estos momentos que no pueden salir para comprar nada. También si la familia está pensando en realizar algún tipo de compra on-line, les recomendamos que lo hagan en un único pedido para facilitar a las empresas transportistas.

En base de los objetivos del PII (Programa Individual de Intervención) con las prioridades de las familias y la extracción de los objetivos a desarrollar en la intervención, que previamente habíamos establecido junto a la familia, con la entrevista basada en rutinas o con la revisión de programa. Conocemos en qué momento del día pondrían en marcha ese aprendizaje o mejora de la conducta. Todo este trabajo lo tenemos realizado con todas las familias.

Revisamos si han cambiado algún momento del día y si ven mejor hacer alguna modificación de los establecido.

 

 

– Hablar sobre las estrategias que están llevando a cabo para un objetivo concreto, en un momento determinado del día y valorar qué resultando está dando y cuales les gustaría que diesen.

Seguimos con la premisa clara de la capacitación familiar y el enriquecimiento ambiental, las familias están agradeciendo enormemente la continuidad del trabajo que teníamos establecido. Ya que ven que se continua en las prioridades familiares y que sus hijos continúan teniendo oportunidades de aprendizaje, supervisadas por un profesional de Atención Temprana. Es muy importante que la familia tenga la certeza que la Atención Temprana no se para, que su hijo va a seguir evolucionando, muchos aprendizajes se reforzarán y aparecerán otros nuevos. Deben de tener el apoyo del profesional de Atención Temprana. Para poder ir ajustando esas estrategias que sean lo más eficaces posibles y ajustadas al momento evolutivo de su hijo.

– Pedir a las familias que nos envíen vídeos, sobre esos momentos determinados para poder analizarlos con más detalle y realizar una devolución más ajustada.

– También fomentar los grupos de familias para compartir información que pueden hacer en casa y poder romper con la monotonía. Ser el motor de estos grupos.

– Para la capacitación de las familias, con lo cual también invitamos a todos los profesionales a que a partir de los intereses familiares se puedan promover jornadas formativas y de intercambio de experiencias online.