Solicita información

¿Cuáles son los pros y contras de ser abogado?

Si estás pensando en ejercer la abogacía, en UNIR repasamos los pros y contras de ser abogado, una profesión de prestigio pero que requiere sacrificio.

Derecho es una de las carreras que, tradicionalmente, se elige tanto por las amplias posibilidades de desarrollo profesional y económico como por el prestigio de dedicarse a la abogacía, una de sus muchas salidas. Si estás pensando en ejercer la abogacía, en UNIR repasamos los pros y contras de ser abogado, una profesión de prestigio pero que requiere sacrificio.

Los abogados son profesionales independientes cuya labor consiste en asesorar y defender los derechos e intereses de su cliente, ya sea un particular, una empresa o un organismo público. Normalmente desempeñan su trabajo especializados en alguna de las ramas del Derecho como son el Derecho Penal, Civil, Mercantil o Laboral, entre otros. Esta especialización les permite ofrecer un mejor servicio a su cliente y diferenciarse en un mercado altamente competitivo.

 

Ventajas y desventajas de ser abogado

Reconocimiento y prestigio

La profesión de abogado requiere vocación y una elevada capacidad de trabajo y sacrificio, pero a cambio, ofrece unas claras ventajas para aquellos que se embarcan en esta aventura profesional:

– La abogacía es una profesión de gran prestigio y socialmente respetada. Su labor como defensores de los derechos e intereses es clave para la vida en sociedad.

– Al tratarse de una profesión que requiere compromiso vocacional y de servicio público, otra de las ventajas que ofrece es la recompensa emocional de servir de ayuda a las personas con los distintos problemas que puedan surgir.

– Además, es una profesión que ofrece amplias posibilidades de inserción laboral. Un abogado puede desempeñar su trabajo de forma independiente, creando su propia firma, o como parte de otro despacho. También cabe trabajar para el sector privado, como parte del equipo jurídico de una empresa, o para el sector público en alguno de los cuerpos jurídicos de la Administración.

– Otra ventaja es que la remuneración de los abogados suele ser elevada, aunque varía en función del ámbito en que trabajen, y la progresión laboral garantiza que el salario aumente a medida que se gana experiencia y prestigio.

– Para ejercer como abogado es necesario también potenciar las habilidades de comunicación y la capacidad de negociación, dos de las muchas herramientas que esta profesión ayudará a desarrollar y que serán también muy útiles fuera del ámbito profesional.

 

Esfuerzo y vocación

Pero, como en cualquier otra profesión, el camino no será siempre fácil y gratificante. Tanto el Grado en Derecho como el máster de acceso al Ejercicio de la abogacía, los estudios básicos para ejercer como abogado, son estudios intensos y que requieren un gran esfuerzo y sacrificio de tiempo personal por parte de los alumnos. Además, al tratarse de una profesión sujeta a eventuales cambios normativos, un abogado nunca deja de formarse a lo largo de su vida laboral.

Lidiar con el estrés

Por otra parte, durante su etapa laboral, el abogado tendrá que lidiar con el estrés, la frustración de no lograr que los casos salgan adelante como esperaba, o con jornadas de trabajo que se alargan más allá de los horarios establecidos en la empresa por la necesidad de cumplir plazos legales o por alto volumen de trabajo.

Se trata, por tanto, de una profesión con salidas y remuneraciones atractivas, pero que requiere esfuerzo, constancia y una gestión adecuada del estrés para tener éxito en un mercado altamente competitivo.

 

La carrera hasta la abogacía

Para ser abogado el primer paso es superar el Grado en Derecho para, después, acceder al Máster en el Ejercicio de la Abogacía que permite preparar y superar el examen oficial de acceso a esta profesión y colegiarse para ejercer como abogado.

Tras la colegiación, el nuevo abogado puede empezar a trabajar tanto por cuenta propia como en un despacho o empresa. La abogacía es una profesión demandante que requiere compromiso e ir ganando experiencia, además de mantenerse al día de los cambios normativos que afecten a los sectores o temas en que se trabaja.

Por otra parte, la especialización será clave para diferenciarse y lograr una posición laboral que encaje con las expectativas. La oferta de postgrados en Derecho es muy amplia y permite profundizar en ramas jurídicas de alta demanda como el Comercio Internacional o el Derecho del Trabajo. Hay opciones cada vez más populares debido al progreso tecnológico y a la globalización como son el Derecho Penal Económico o la Propiedad Intelectual.

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Mucho más que una universidad

Acompañamiento personalizado