Martes, 17 diciembre 2019

¿Cómo ser profesor de Derecho en la universidad?

¿Sabes cómo puedes llegar a ser profesor de Derecho? Para ser profesor universitario hay varios caminos; en UNIR te ayudamos a cumplir con los requisitos necesarios y te informamos de las vías de acceso que puedes seguir.

Elegir  la docencia como salida profesional puede ser la principal opción de muchos estudiantes de Derecho, pero también es una alternativa a explorar después de años ejerciendo como abogado.

Los profesores titulares y los catedráticos universitarios son docentes con plena autonomía y capacidad investigadora. En la universidad pública, forman parte del cuerpo de funcionarios y, como tal, han de obtener una serie de acreditaciones ante la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad Académica (ANECA) y, posteriormente, optar a una plaza en el claustro de la universidad. En las universidades privadas, aunque el régimen de acceso es distinto, también es necesario cumplir con una serie de requisitos y acreditaciones.  

Requisitos para ser profesor de Derecho en una universidad pública

Los requisitos que el candidato debe reunir son:

–Contar con la licenciatura o Grado en Derecho.

Realizar el máster de acceso al Doctorado.

Doctorarse, previa realización de una tesis, en el área jurídica de su elección.

Superar los procesos de acreditación de ANECA que habilita al profesor para solicitar plaza en una universidad.

Una vez lograda la acreditación, el candidato puede presentarse a las convocatorias de plazas que abren las distintas universidades públicas y será elegido en función de sus méritos académicos y perfil docente. Las plazas ofertadas en las universidades públicas se incluyen en el BOE y en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma correspondiente. El proceso de selección para cubrir la vacante (requisitos, méritos y pruebas), se hará público a través de sus tablones de información y de los Boletines Oficiales, tanto de la comunidad autónoma como el Estado.

Las acreditaciones como ayudante doctor y contratado doctor, son los primeros niveles y serán temporales hasta que el profesor obtenga los méritos docentes y de investigación necesarios

Las etapas de acreditación: profesores titulares y catedráticos de Derecho.

La carrera del docente universitario se divide en distintas etapas: (i) una vez obtenido el grado de Doctor, (ii) se irán obteniendo una serie de acreditaciones ante ANECA:

– Profesor ayudante doctor

– Profesor contratado doctor

– Profesor titular

– Catedrático y catedrático emérito.

Las acreditaciones como ayudante doctor y contratado doctor, son los primeros niveles y serán temporales hasta que el profesor obtenga los méritos docentes y de investigación necesarios para presentarse a la acreditación como profesor titular y/o catedrático. Estos méritos se bareman en distintas categorías: A (excelente), B (bueno), C (compensable), D (insuficiente).

Como ejemplo, los méritos de investigación establecidos por ANECA para acreditarse como profesor titular de Derecho con un baremo A son: diez artículos, tres monografías y diez capítulos de libro. El baremo B se alcanzaría con: seis artículos, dos monografías y seis capítulos de libro. 

Además, será necesario acreditar ante la ANECA una serie de méritos específicos que muestren una carrera investigadora consolidada como, por ejemplo, el haber dirigido con éxito grupos de investigación o tesis doctorales, valorando, además, si éstos han obtenido premios nacionales, o la participación destacada en congresos nacionales e internacionales.

Ser profesor de Derecho en universidades privadas o sin estar acreditado

Cabe la posibilidad de ejercer como profesor de Derecho sin estar acreditado por la ANECA, pero no son puestos con categoría de funcionario y los contratos tienen una duración limitada. Es el caso de los profesores ayudantes, que son las personas que están cursando un programa de doctorado y quieren complementar su formación docente e investigadora; también es el caso de los profesores asociados, que son los profesionales del ámbito jurídico que complementan su actividad principal la dedicación a la docencia a tiempo parcial.  

Es decir, los abogados en ejercicio pueden postularse a los puestos de profesores asociados en las facultades de derecho para impartir las asignaturas en las que hayan demostrado actividad profesional para así ofrecer a los alumnos su visión y experiencia.  

Las universidades privadas también cuentan con profesores no acreditados por la ANECA, pero con un límite legal: más de la mitad de sus docentes deben tener el mismo rango al de profesor contratado doctor.  

Los puestos de profesor asociado en las universidades públicas también se publican a través de los tablones de información de las universidades y de los Boletines Oficiales. En las bases de cada convocatoria se establecen los méritos y, en su caso, pruebas a superar para acceder a la vacante. Los contratos serán trimestrales, semestrales o anuales y no requiere ni doctorado ni acreditación, pero se pueden presentar como mérito. En las universidades privadas el acceso suele tener lugar a través de un proceso de selección dirigido por un Departamento de RRHH especializado en la contratación de perfiles docentes.