Lunes, 11 noviembre 2019

¿Cómo ser abogado penalista? Requisitos y consejos

Si estás estudiando Derecho o ya te has graduado y te interesa especializarte en Derecho Penal, te explicamos cómo ser abogado penalista

¿Qué hace un abogado penalista?

Un abogado penalista es aquel que se ha especializado en Derecho Penal, es decir, la rama jurídica que regula toda clase de delitos y sus penas y establece las normas que rigen el procedimiento legal por el que se puede reclamar la reparación de los daños causados por la comisión de esos delitos.

Así, un abogado penalista desarrollará su labor ante los juzgados y tribunales de lo penal, que son aquellos que tienen jurisdicción para investigar y tramitar un proceso de esta índole. 

Como especialista en la materia, un abogado penalista será capaz de asesorar a sus clientes para iniciar un proceso penal contra un particular, empresa u organismo público tras la comisión de un delito, o para definir la estrategia de defensa en caso de que un ciudadano o una persona jurídica sea citado por parte de un cuerpo policial o se vea inmerso en un procedimiento penal.

El abogado penalista debe contar con motivación y vocación de servicio público

Los requisitos para ser abogado penalista son:

–Contar con el título de licenciatura o grado en Derecho. 

–Superar el máster en el Ejercicio de la Abogacía que permita preparar y aprobar el examen de acceso de esta profesión y que convoca el Ministerio de Justicia.

Colegiarse como abogado ejerciente en el Colegio profesional que se elija.

Consejos para ser un buen abogado penalista

Al igual que para ejercer como abogado especialista en otras ramas del Derecho, el abogado penalista debe contar con motivación y vocación de servicio público. Además de estos requisitos básicos para todo buen abogado, un penalista ha de ser un profesional con una gran formación y responsabilidad 

También debe contar con excelentes dotes de comunicación, comprensión y lógica para resolver los conflictos que surjan en cada caso y trasladar la información más completa y detallada posible a sus clientes.

Los abogados penalistas abordarán en su día a día casos que harán referencia a delitos contra el patrimonio (robos, hurtos, estafas, etc.), contra las personas y la vida (lesiones, homicidio, asesinato, etc.), de índole económica (blanqueo de dinero, fiscales, societarios) o contra la Administración pública, por poner algunos ejemplos.

Por esa razón, la mejor forma de desempeñar su función es ser un especialista en la materia a la que se dedique.

Así, más allá de los estudios obligatorios para poder ejercer como abogado (el Grado en Derecho y el Máster en el Ejercicio de la Abogacía), será importante la especialización en Derecho Penal a través de un máster y cursos complementarios centrados en aspectos de esta rama jurídica.

La importancia de la especialización

La especialización a través de un máster permitirá al abogado penalista ofrecer a sus clientes un servicio diferenciado sobre la materia en la que sean expertos. La oferta de postgrados y cursos de especialización en Derecho Penal es amplia y depende de cada centro educativo, con opciones presenciales y online, una manera idónea de compaginar la vida laboral y personal con la formación.

El abogado penalista es un profesional que debe mantenerse al día de los diversos cambios legislativos que afectan a sus áreas de trabajo

Un ejemplo de especialización de gran atractivo en el contexto económico actual es el Máster en Derecho Penal Económico, un postgrado con el que el abogado se especializará, entre otras cuestiones, en todos los aspectos relacionados con la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Además de la formación universitaria, el abogado penalista es un profesional que debe mantenerse al día de los diversos cambios legislativos que afectan a sus áreas de trabajo para desempeñar su labor con diligencia y efectividad.