Solicita información

Fronteras políticas y la migración transnacional

Toda frontera es un límite entre dos territorios, un límite entre dos formas de vida. Las fronteras entre países se han ido desarrollando a lo largo de los siglos e incluso hoy en día encontramos fronteras que van cambiando. Fronteras que separan formas de vida y sueños.

Toda frontera es un límite entre dos territorios, un límite entre dos formas de vida. Las fronteras entre países se han ido desarrollando a lo largo de los siglos e incluso hoy en día encontramos fronteras políticas que van cambiando. Fronteras que separan formas de vida y sueños. La frontera norteamericana, la frontera africana, la frontera turca, e incluso la frontera china están marcando conflictos actuales. La mayoría de las fronteras están bien definidas, pero en otros lugares no existe esa línea tan perfecta.

Tenemos el ejemplo de Irlanda del norte (territorio del Reino Unido) con Irlanda. En muchos lugares la frontera es casi irreconocible, traspasa montañas poco habitadas y ni los más viejos del lugar saber exactamente dónde está la línea divisoria de los dos países. Tenemos otras nuevas fronteras como la de Crimea con Ucrania. Y tenemos fronteras construidas a base de muros como las de EE.UU. con México. Fronteras que se van diluyendo como la de China con Hon Kong.

Las fronteras es algo que tenemos tan interiorizado que poca gente se atreve a atravesar una frontera sin reconocer las condiciones de dicho hecho. Pocos metros marcan una gran diferencia. En el mundo están aumentando las migraciones transnacionales. Casi 260 millones de personas en el mundo se reconocen como migrantes, personas que residen en un lugar diferente de donde han nacido. En los últimos 15 años han aumentado más de un 15% las tasas de migrantes. Gentes que se mueven para cruzar fronteras y llegar a un lugar nuevo.

Las fronteras son siempre límites imaginarios impuestos desde lugares lejanos. Son zonas extrañas porque el ser una parte o de otra de la frontera significa tener vidas diferentes, leyes diferentes, incluso monedas y lenguas diferentes. Las gentes que viven cerca de fronteras conocen bien esos límites y el ser de frontera significa acuñar un modo de ser diferente. La sociedad obliga a posicionarse en uno u otro lado de la frontera y no poder ser neutral ante este hecho. Traspasar fronteras es migrar, ir al otro mundo que suele ser nuevo e inesperado.

Migración entre naciones

Se asocia migrar con la búsqueda de una ilusión, de una nueva vida. Migran más los hombres que las mujeres y la principal causa de migración es la económica. Durante el siglo pasado la migración de zonas rurales a zonas urbanas fue el tipo de migración más abundante. Dejar la arcaica vida rural e iniciar una nueva vida en un mundo industrial era hacer de tu vida (laboral) una nueva esperanza. Hoy en día ese tipo de migración sigue siendo de las más importantes del mundo. En muchas zonas sigue siendo la principal causa para abandonar la familia extensa, el nido familiar, y viajar a la ciudad nueva y cosmopolita llena de supuestas oportunidades.

En Asia la migración del campo a la ciudad sigue siendo la más importante. En otras zonas con más desarrollo urbano se migra de la ciudad pobre a la ciudad rica. Se migra para encontrar un nuevo mercado laboral. Una nueva esperanza abrazando nuevas ilusiones. La mayoría de las migraciones transfronterizas no cruzan las fronteras a pie, ni en malas condiciones. El mayor numero de migrantes llegan a los países por vías comunes como en aviones, trenes o autocares. Llegan con la idea de quedarse, pero con visados temporales. Quien puede pagarse un pasaje de avión, tren o autocar tiene una frontera permeable que puede atravesar sin apenas riesgo.

En otro nivel de las fronteras políticas están los refugiados (políticos). Gente que ha de salir de su país de origen y cruzar fronteras por peligro de su vida. En el mundo se calcula que hay más de veinte millones de refugiados. Obligados a emigrar por cuestiones político-militares. Son quizás de los únicos grupos que no emigran por vocación, por buscar un sueño, o por mejorar su estilo de vida de origen, sino que son las condiciones político-geográficas que hacen que tengan que cruzar fronteras de la peor manera posible.

Una frontera es un límite geo-político que marca diferencias entre unos seres y otros. Obliga a posicionarse en uno u otro lugar. Y genera conflictos sobrevenidos. Migrar es la forma natural de traspasar esas fronteras en busca de esas nuevas formas de vida. Migrar parte de una ilusión y acaba en un abanico de posibilidades infinitas. Todos sabemos como traspasar una frontera pero nunca sabemos cómo será nuestra vida más allá de la frontera.

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Mucho más que una universidad

Acompañamiento personalizado