Universidad Internacional de La Rioja

Los nuevos graduados se suman a la creciente familia colombiana de UNIR

La gran familia que es UNIR continúa sumando miembros por todo el mundo. En esta ocasión ha sido la rama colombiana la que puede presumir de contar con nuevos integrantes. Nada menos que 1.980. Esos eran los alumnos que se graduaban en esta ocasión, si bien a la ceremonia han acudido 840 quienes, junto con sus familiares y amigos, no han querido perderse esta quinta Graduación en la capital colombiana. En total, cerca de 3.000 personas han seguido el evento de forma presencial en las instalacions de Ágora Bogotá-Centro de Convenciones.

Allí ha resonado alto y claro una máxima: “Venimos a aprender”. Y, contra lo que pudiera parecer, no las han pronunciado los centenares de estudiantes allí congregados. Ha sido el propio rector de UNIR, José María Vázquez García-Peñuela, el que las ha manifestado para señalar que, “cada vez que cruzamos el Atlántico, aprendemos de la manera en que acogéis a los demás, con un gran calor humano lleno de delicadeza”.

Un sentido agradecimiento para los presentes y, cómo no, para los que han optado por el modo virtual que les ofrecían el streaming y el Facebook Live para seguir tan destacado momento. De una forma u otra, todos ellos han escuchado con detalle las 53 titulaciones que han cursado los ya egresados de la Facultad de Educación (406), la Facultad de Empresa y Comunicación (192), la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (164), la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades (48) y los 17 graduados, tanto de la Facultad de Ciencias de la Salud como de la de Derecho.

A todos ellos, el rector les ha exhortado a mantener una visión “positiva” de la realidad pues es una actitud “sabia” que no ha de tomarse “por ingenuidad infantil”. “Las adversidades son menos fastidiosas cuando nos enfrentamos a ellas con buen ánimo y hace la vida más agradable a quienes nos rodean y más llevadera a nosotros mismos”.

“Sacar provecho de la adversidad”

El problema, según Vázquez García-Peñuela, es que estamos en tiempos en los que “entre una buena parte de los que se consideran a sí mismos intelectuales se ha instalado una actitud de escepticismo y de cínica desconfianza ante nuestras propias posibilidades”. Ante eso, ha insistido, “es tarea de cada quien la de dotar de sentido a la propia vida; cuando tenemos claro qué queremos hacer con nuestra vida, de cualquier adversidad podemos sacar provecho”.

El factor humano ha protagonizado también la lección magistral de Daniel Burgos. El vicerrector de Transferencia y Tecnología de UNIR ha explicado que el futuro “cohabita con nosotros desde hace años, es tecnológico e interconectado y la tecnología e Internet consiguen sacar lo mejor y lo peor del ser humano”. Tras alertar de que, cada vez “se empuja más a una radicalización del pensamiento y de la acción derivada”, ha razonado que el estudio y el aprendizaje deben aportar “criterio y una apertura del horizonte intelectual”.

Por eso, ha recalcado, más allá de los procesos programados o de las multi aplicaciones en el móvil “existe el criterio personal, la cualidad inalienable que nos diferencia de los seres inertes”. “Somos personas, almas, intelectos, pasión, garra, fuerza, compasión, empatía, productividad y mil grises entre medias; en nuestras manos está aportar esa esencia humana al progreso inevitable de un mundo digital, cognitivo y predictivo”, ha añadido antes de alabar a los graduados por “haber mostrado la sabiduría para distinguir lo que se podía ganar y lo que no, habéis desarrollado valor para pelearlo y lo habéis perseguido hasta el final”.

“UNIR es vuestra”

Por último, Burgos ha confesado que encuentra en sus estudiantes colombianos “orgullo por conseguir un buen rendimiento, pasión por colaborar y un respeto enorme por sus compañeros y el claustro”. “UNIR es vuestra y definís las mejores cualidades de nuestra querida universidad. Gracias por hacer mejor a toda la comunidad educativa y que UNIR sea mejor”, ha concluido ante una sonora ovación.

La misma que ha acogido las palabras de Ingrid Paola Medina, alumna del Máster  Universitario en Comunicación e Identidad Corporativa, quien ha recordado el esfuerzo de todos los presentes para disfrutar de un momento que refleja su dedicación. “Llegar a este peldaño de la carrera profesional ha sido un gran reto para todos nosotros, por la complejidad y porque hemos tenido que combinar y repartir nuestro tiempo entre las diferentes facetas de nuestras vidas”.

La también representante de estudiantes de la Facultad de Empresa y Comunicación ha destacado el hecho de que “todos nos hemos esmerado a diario por sacar adelante nuestros estudios, obtener los mejores resultados y capacitarnos gracias a las enseñanzas de los docentes de UNIR”.