Miércoles, 09 septiembre 2020

Psicooncología: la importancia de la intervención psicológica en pacientes con cáncer

Las personas con cáncer deben afrontar un proceso duro y largo, en el que suele haber un sufrimiento tanto físico como emocional. La Psicooncología tiene como finalidad acompañar al paciente oncológico en este proceso, ofreciéndole las armas psicológicas necesarias para enfrentarse a ello.

Casi trescientas mil personas son diagnosticadas de cáncer al año en España, según la Sociedad Española de Oncología Médica. Por eso la figura del psicooncólogo es cada día más necesaria. En UNIR abordamos en qué consiste exactamente la Psicooncología, su relevancia y qué formación se necesita para ejercer como psicooncólogo.

¿Qué es la Psicooncología?

La Psicooncología es la rama de la Psicología Clínica que se encarga del estudio, evaluación y tratamiento de los problemas cognitivos y emociones asociados a la enfermedad del cáncer. La intervención psicológica no solo va dirigida a los pacientes oncológicos, también a sus familiares y cuidadores. Incluso uno de los campos de la Psicooncología, de gran relevancia en la actualidad, se dedica al diseño de programas de prevención y detección precoz de esta enfermedad.

 

 

¿Qué puede hacer la Psicología por los pacientes oncológicos?

La enfermedad del cáncer es una afectación difícil de aceptar por el paciente, conlleva un largo proceso de curación y rehabilitación, y el tratamiento es doloroso en la mayoría de los casos. Gran parte de los pacientes, además, asocian el cáncer con la muerte. También es una enfermedad que supone cambios a nivel físico, emocional y una notable disminución de la calidad de vida para el paciente. Un enfermo de cáncer puede tener que enfrentarse a un aspecto distinto, a síntomas de ansiedad y/o depresión, a la codependencia de un cuidador, al abandono de la actividad laboral…

La Psicooncología ofrece al paciente los apoyos psicológicos necesarios para encajar este tipo de cambios, adaptarse a la nueva situación y contar con herramientas psicológicas para afrontar tanto el desaliento emocional como los síntomas físicos.

Por otro lado, la investigación en Psicología ha demostrado como un buen estado de ánimo, el afecto positivo o el optimismo favorece el sistema inmunológico del paciente. Un ejemplo de ello son los estudios de Levy, Lee, Bagley y Lippman (1988) con mujeres con cáncer de mama, que constataron como las pacientes con un nivel emocional positivo tenían mayor probabilidad de sobrevivir a la enfermedad.

 

 

Funciones de un psicooncólogo

El psicooncólogo acompaña al paciente, a su familia y a los cuidadores desde el inicio del diagnóstico hasta su completa recuperación y posterior seguimiento. Durante este recorrido sus principales funciones serán:

Evaluación psicológica del paciente y detección de los apoyos —tanto externos (familia, amigos…) como internos (fortalezas)— con los que el paciente cuenta para enfrentarse a la enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento de aquellos síntomas reactivos del paciente asociados a la enfermedad: ansiedad, depresión, pensamientos recurrentes y negativos, impotencia, abandono o negación.

Apoyo psicológico para la aceptación de la enfermedad y de su tratamiento. También educará en nuevos hábitos saludables.

Asistencia psicológica a la familia que convive con el enfermo: desde la aceptación y la cooperación en el cuidado del enfermo hasta el asesoramiento en el proceso de duelo si procede. En la intervención con familiares y cuidadores el psicooncólogo prestará atención a la prevención de malas dinámicas familiares: la sobreprotección y el cuidado excesivo; o por el contrario, caer en el terrible silencio y evitar hablar de la enfermedad.

Terapia individual con el paciente, de grupo y de pareja. Es frecuente que el estrés que genera la enfermedad y el tratamiento deteriore las relaciones sentimentales y a la convivencia en pareja.

Apoyo y asesoramiento en el proceso de recuperación, en la incorporación de la actividad laboral y la vida social.

 

 

¿Qué estudiar para dedicarse a la Psicooncología?

Un psicólogo que quiera dedicarse al campo de la Oncología requiere un claro perfil en Psicología Clínica. Este nivel de especialización no lo ofrece el Grado de Psicología, por tanto, el psicólogo debe completar su formación con un Máster en Psicología General Sanitaria. Para conseguir la acreditación como experto en Psicooncología se necesitará, además, una formación curricular en este campo (el mencionado máster, cursos especializados en Psicooncología y Cuidados paliativos), así como experiencia laboral demostrable en este campo.

Las unidades de Oncología de hospitales, clínicas privadas y centros de rehabilitación cuentan con psicooncólogos que trabajan codo con codo con el equipo médico. La Psicooncología es una rama que exige una formación continuada, dado que las investigaciones sobre el cáncer son una constante en la comunidad científica. Una especialidad que ofrece un futuro esperanzador, no solo a las personas afectadas por la enfermedad, también a los profesionales que luchan junto a estos pacientes a diario.